Inicio Especiales El ‘Big Sunday’ y la carrera al Óscar

El ‘Big Sunday’ y la carrera al Óscar

4

Este pasado domingo 6 de diciembre se celebró lo que en Estados Unidos en jerga cinéfila conocen como el «Big Sunday». Se apoda así porque es el domingo en el que la mayoría de asociaciones de críticos americanos se pronuncian sobre sus películas, directores, o interpretaciones favoritas. El movimiento que el «Big Sunday» genera se torna en una variedad de corrientes de referencia sobre cómo está la situación en la carrera a falta de 2 meses largos para la gala en el Dolby Theatre.

spotlight

MEJOR PELÍCULA:Spotlight‘ es la candidatura más favorita de todas. Ganó 4 premios de la crítica (Los Ángeles, Boston, Nueva York y Washington) y consiguió también el apoyo de algunas victorias de su director, Tom McCarthy, por lo que la película periodística se pone al alza al contar con el entusiasmo de la crítica y por la muy probable presencia ganadora en los premios de los gremios que se dan a principios de año. La «runner-up» es ‘Mad Max: Furia en la Carretera‘, cuya presencia después de tantos meses es una grata sorpresa y que se siente poderosa al tener el cariño evidente del público, de parte de la crítica y haber sido declarada la mejor película del año por la National Board Of Review. Los gremios serán vitales para el devenir de su suerte en esta carrera.

Aguanta con algún reconocimiento ‘Carol‘ a la espera de que David O’ Rusell con ‘Joy‘ (aunque su desigual recepción en la crítica parece haber tirado al traste sus opciones) y Quentin Tarantino con ‘The Hateful Eight’ lleguen a la fiesta. No hay rastro ni de ‘Steve Jobs‘, ni de ‘El Renacido‘, ni de ‘Sicario‘.

MEJOR DIRECTOR: A pesar de las victorias de Tom McCarthy, esta categoría, si bien no tiene favorito claro, parece tener un papel importante para George Miller, ganador de dos premios de la crítica. La cuarta o quinta juventud experimentada por este señor con ‘Mad Max: Furia en la Carretera‘ puede que le brinde una gloria totalmente inesperada para él. El otro contendiente serio es Todd Haynes, cuya sensibilidad en ‘Carol’ ha enamorado.

Extrañamente, ni Iñárritu, ni Boyle, ni siquiera Spielberg codean para asomar la cabeza. Tarantino tiene mucho que decir aquí siempre que saca película, y después de la decepción de ‘Joy‘, O’ Rusell no es candidato este año a no ser que haya milagro con el DGA (Premio del Sindicato de Directores).

Leo

MEJOR ACTOR: ¿Por qué este año no? Todo parece indicar que Leonardo DiCaprio está ante la mejor oportunidad (si las demás nunca lo hubiesen sido, claro) de su vida para ganar el Óscar. Su brutal papel en ‘El Renacido‘ ha sido lo más alabado de la película y la crítica no ha dudado en reconocérselo dándole dos premios (uno ex-aequo junto a Paul Dano), por lo que todo indica que Leo está en las quinielas y por fin puede ser su año.

Opositando a la victoria tiene a un actor gravemente infravalorado como es Paul Dano, cuya actuación en ‘Love & Mercy‘ es del agrado de la crítica y cuenta con ese factor de «La maldición DiCaprio» a su favor.  Un escalón por debajo de los dos se encuentra Michael Fassbender, a quien se daba por muerto en la carrera debido al varapalo en taquilla de ‘Steve Jobs‘ y por su nula presencia entre los galardonados hasta que Los Ángeles le premió devolviéndole así a la terna de nominados. El SAG siempre es juez decisivo en esta categoría, por lo que el triunfador tiene mucho ganado con el resto.

La cruz es Eddie Redmayne, ganador el año pasado por esa maravilla de actuación en ‘La Teoría del Todo‘ y que este año no está apareciendo en ninguna quiniela a pesar de tener otro papel exigente con el físico y la intensidad corporal como es el de ‘La Chica Danesa‘. Incluso Johnny Depp por ‘Black Mass‘ consiguió un «runner-up» antes que él.

MEJOR ACTRIZ: Probablemente la categoría donde más interesante está el asunto junto a Actriz Secundaria. Charlotte Rampling y su académico papel en ’45 Años’ le valieron dos premios de la crítica y una más que sólida candidatura formada, si bien las verdaderas rivales son, por orden de ventaja, Saoirse Ronan y Brie Larson, por ‘Brooklyn‘ y ‘La Habitación‘ respectivamente. La Academia pone mucho su ojo sobre las actrices dentro de dramas románticos y Ronan en esta cinta irlandesa sobre la emigración, el amor y la familia, brilla con luz propia. Por su parte Larson ha entrado en el torbellino nominable como ya le pasase a Emmanuelle Riva por ‘Amour‘, con una actuación soberbia dentro de una película independiente. No tiene la fuerza de Ronan pero aguanta el tipo. Los gremios le servirán de vara de medir.

Este año, a pesar de rodar dos películas y ambas con dos actuaciones fantásticas, parece que no es el año de Cate Blanchett. Está pasando sin pena ni gloria por la temporada de premios y a no ser que el SAG le de azúcar con una victoria, no es rival este año. Más de lo mismo o peor con Kate Winslet, la peor parada del fracaso taquillero de ‘Steve Jobs‘.

Pero ojo, porque es año de película de Jennifer Lawrence, y además con David O’ Rusell. Tendrá su hueco seguro.

criticas-el-puente-de-los-espias-tom-hanks-mark-rylance

MEJOR ACTOR SECUNDARIO: Como ya hiciese el año pasado J.K. Simmons por su extenuante pero maravilloso papel en ‘Whiplash‘, este año parece que se repite de nuevo el mismo patrón de conducta. Si bien lo de Simmons se sabía desde septiembre, lo de Rylance es apuesta a caballo ganador. Enamorada la crítica y el público de su contención en ‘El Puente de los Espías‘, una victoria en el SAG le haría virtualmente ganador, dado que no habría competencia suficientemente sólida como para siquiera plantearse una posible derrota.

Idris Elba, Mark Ruffalo o el candidato que todo el mundo anhela, Sylvester Stallone, cuya actuación en ‘Creed‘ es tan nominable que parece de verdad que pudiese convencer a La Academia de una posible nominación, son las otras variables. Tarantino siempre mete gente en esta terna (véase la repisa de premios de Christoph Waltz), por lo que hay que habilitar un hueco para alguno de sus 8 odiados, tal vez Kurt Rusell, Bruce Dern o el mismo Tim Roth.

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA: Aquí llega la sorpresa de la carrera. Muchos haters tienen la boca cerrada por el hat-trick del «Big Sunday» cosechado por Kristen Stewart gracias a su rol en ‘Viaje a Sils María‘. La joven actriz que saltara a la fama por la saga ‘Crepúsculo‘ parece haber volado del nido de confort y ahora está recibiendo en forma de premios un aplauso a esa madurez interpretativa que parece alcanzar en su última película donde, ojo, comparte reparto con la ganadora de un Óscar Juliette Binoche.

A pesar de este éxito indudable, no puede perder de vista a unas rivales duras que tienen también la opinión a favor de la crítica y seguramente tengan más opciones de triunfo en los gremios que Stewart. Se trata de Rooney Mara, cuya dulzura en ‘Carol’ es carne de premio, y Alicia Vikander, el nuevo ojo derecho de Hollywood con permiso de Jennifer Lawrence, triunfando con dos películas a la vez, la británica ‘Ex-Machina‘ y ‘La Chica Danesa‘.

La próxima cita, hoy miércoles 9 cuando se conozcan las cruciales nominaciones del Sindicato de Actores (SAG), y mañana jueves 10, las nominaciones a los Globos de Oro. Esto ya está aquí señoras y señores.

4 COMENTARIOS

Deja un comentario