Inicio Críticas Crítica – ‘Noche Real’

Crítica – ‘Noche Real’

4

nochereal

Título original: A Royal Night Out

Año: 2015

Duración: 97 min

País: Reino Unido

Director Julian Jarrold

Guión: Trevor De Silva, Kevin Hood

Música: Paul Englishby

Fotografía: Christophe Beaucarne

Reparto: Sarah Gadon, Emily Watson, Jack Reynor, Rupert Everett, Bel Powley, Roger Allam, Jack Laskey, Ruth Sheen, Anastasia Harrold, Jack Gordon, Geoffrey Streatfeild, Sophia Di Martino

Productora: Ecosse Films / Scope Pictures

Género: Comedia

Qué difícil es escribir buenas comedias. Que difícil es rodar buenas comedias. Parece de perogrullo, y lo es, pero nunca está de más recordarlo. Están las comedias de carcajadas, las de sonrisa constante y alguna carcajada, las de simple sonrisa o las malas comedias, películas mediocres con algún que otro gag funcional suelto entre un desierto de indiferencia. Si cogiésemos Noche real para soltarla en alguno de estos cajones, dudaría seriamente si salvarla de la quema dejándola en el montón de las simple sonrisas o tirarla a la basura de la indiferencia. Aunque en un intento de sinceridad conmigo mismo acabaría salvándola por los pelos porque, sí, hay que admitirlo, se me escapó alguna que otra sonrisa.

nochereal2
Las actrices Sarah Gadon y Emily Watson junto al actor Rupert Everett

Noche Real, del director Julian Jarrold (La joven Jane Austen, 2007), cuenta las peripecias de Elizabeth (Sarah Gadon) y Margaret (Emily Watson), princesas de Inglaterra y herederas al trono, quienes obtienen permiso de sus padres para celebrar la Noche de la Victoria de la Segunda Guerra Mundial fuera del palacio de Buckingham, rompiendo así la tradición. Aunque la fiesta no es del todo como la quieren las chicas – en especial la pequeña Margaret – pues el lugar y las personas que se encuentran donde van a celebrarlo no dista mucho del protocolo que las atrapa tras las paredes del Palacio Real. Así, y tras una más que anunciada escapada de la patrulla que las custodia, la joven princesa se pierde por las calles de Londres.

El juego está servido, y podría funcionar para una típica comedia de enredos y máscaras, divertida y amena. Pero surge entonces el principal problema de la película, una auténtica omisión de credibilidad que me sacaba continuamente de la pantalla y me dejaba con las ganas de preguntar al de al lado “¿Pero por qué no las reconocen?”. En efecto, nadie, y cuando digo nadie es NADIE sabe identificar en las dos chicas a las sucesoras al trono. A mitad de siglo XX. En Inglaterra. Nadie. Parece como que los guionistas Trevor de Silva y Kevin Hood hubieran preferido llevar la comedia a un tono muy alejado del que su propia premisa atisba, pero perdiendo por el camino un factor trascendental a la hora de meterse en una película: la verosimilitud.

Pero bueno, hago como que no importa (aunque importe muchísimo) y me obligo a mí mismo a pensar que no son la segunda y tercera persona más conocidas del país para pesar que son dos simples burguesas de nivel alto-muy alto para intentar disfrutar de la película. Pero la película sigue sin arrancar del todo ni funcionar como debiera. Sí, tiene buen ritmo, algún que otro gag bien traído y la sensación de que bueno, no acaba de estar del todo mal. Pero en general se trata de una comedia muy ‘light’, en todos sus aspectos, que se diluye a cada segundo de metraje para acabar convirtiéndose en una buena idea mal explotada.

nochereal4

Lo mejor: La idea original. Una premisa que da mucho juego y que invita a entrar a ver la película.

Lo peor: Exageradamente previsible, muy blanda y sin apenas golpes cómicos de cierta fuerza.

Nota: 4’5/10

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here