Inicio Críticas Crítica – ‘Las furias’

Crítica – ‘Las furias’

6

las_furias-cartel-7089

Año: 2016

Duración: 125’

País: España

Director: Miguel del Arco

Guión: Miguel del Arco

Música: Arnau Vilà

Fotografía: Raquel Fernández Núñez

Reparto: José Sacristán, Mercedes Sampietro, Bárbara Lennie, Gonzalo de Castro, Emma Suárez, Pere Arquillué, Carmen Machi, Alberto San Juan, Macarena Sanz.

Productora: Aquí y Allí Films /Kamikaze Producciones

Género: Drama

Ficha en Sensacine

  Las Furias, película que inauguró la 61ª Semana Internacional del Cine de Valladolid, se estrena este viernes con un reparto e interpretación de lujo. Javier Angulo, director de la SEMINCI, expresó con orgullo el honor de iniciar esta edición con una película española con el propósito de defender nuestro cine patrio. Miguel del Arco, director de la película, fue presentado por Angulo como «el mesías que viene a salvar a la familia», en relación al drama familiar que acontece en el filme.

La ópera prima del escritor y dramaturgo madrileño supone un soplo de aire fresco a una programación cargada de cine internacional, así como el buen recibimiento tanto por el público como por la prensa. Del Arco describe la película como un reflejo de «los roces que se van acumulando en la familia, los demonios propios que alimentamos nosotros pensando que lo hacen los demás y que nos impiden realizarnos; unos monstruos que, con frecuencia, suelen ser más imaginarios que reales».

lf_emilio_pereda_paola_ardizzoni_072_7426
La familia Ponte Alegre

En resumen, Las Furias cuenta la historia de una familia que no pasa por el mejor de sus momentos, donde reina la indiferencia y separación entre sus miembros. Marga anuncia a sus tres hijos la intención de vender la casa donde veraneaban para emprender un viaje. Sus hijos, no del todo contentos con la noticia, deciden organizar un fin de semana todos juntos para despedir el caserón de los Ponte Alegre y aprovechar para ponerse al día y conocerse un poco más. Sin embargo, lejos de pasar unos días tranquilos, las inseguridades y miedos de los personajes saldrán a la luz acabando con el buen clima familiar que debía haberse dado.

La impresionante actuación de todo el elenco consigue sostener un argumento que, por momentos, parece cogerse con pinzas. Los personajes que aparecen en la historia no son nada del otro mundo: una familia, en apariencia típica, pero que esconde algún secreto. Marga, interpretada por Mercedes Sampietro, es la cabeza de los Ponte Alegre tras la demencia y alzhéimer de su marido. El protagonismo de la actriz se nota desde el minuto uno, cuando se presenta a la familia. José Sacristán, con un guion a interpretar muy reducido, consigue llegar al espectador con la primera palabra que dice.

Carmen Machi, a la que nos estamos acostumbrando a ver últimamente en numerosas películas, interpreta a una madre cansada de su matrimonio que tiene que llevar el peso de una familia desestructurada por los problemas de una hija que sufrió un shock de más pequeña y de un marido al que ya no quiere como antes. Por todos es sabido de la capacidad que tiene Carmen para la comedia, pero el drama es un género que se le da enormemente bien.

Del resto del reparto, destacar el punto de humor que pone Alberto San Juan, la infinidad de registros que tiene Bárbara Lennie, o la notable actuación de la más joven de la película, Macarena Sanz.

lf_emilio_pereda_paola_ardizzoni_106_2343
Emma Suárez en una escena rodada en Suances

La fotografía está tan cuidada que un simple jardín nos traslada a un espacio salvaje de naturaleza, así como las escenas rodadas en la playa, en las que parece que estás oliendo el salitre del propio Cantábrico.

El filme consigue crear en el espectador una empatía con los personajes, ya que estos presentan los mismos miedos que puede tener cualquier persona. Eso sí, muchas veces los trastornos de los personajes sobrepasan los límites de un espectador que queda saturado de tanta “locura”.

En conclusión, Las Furias consiste en un viaje del público a lo más hondo de uno mismo para intentar poner en orden sus ideas y estrechar lazos con nuestros seres queridos, por lo que es una buena terapia para concienciarnos sobre qué es lo que realmente importa en la vida y qué no.

Lo mejor: La excelente interpretación de todo el elenco y fotografía de la película.

Lo peor: Saturación de elementos de enajenación sufridos por los personajes.

Nota: 8/10

6 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí