Inicio Series de TV ‘Bojack Horseman’, un año desde que nos despedimos de él y sus...

‘Bojack Horseman’, un año desde que nos despedimos de él y sus icónicos personajes.

0
Bojack Horseman

Bojack Horseman es una serie creada por Raphael Bob-Waksberg en 2014, de la que nos despedimos hace ya más de un año, el 31 de enero de 2020. La serie se centra en Bojack, un caballo antropomorfo que, allá por los 90, trabajaba en una sitcom que le lanzó a la fama como actor. Con el paso de los años, la vida profesional del actor se va estancando, entrando en ese bucle de miseria y autocomplacencia, que muchos de su profesión acaban sufriendo. A pesar de ser consciente de dónde se encuentra, el caballo, no va a dejar de intentar alargar el chicle de su fama y volver a ser querido por la audiencia.

A lo largo de sus seis temporadas, se nos presentan una serie de conflictos que están muy presentes en nuestra vida cotidiana. Y aunque la historia se cuenta desde la perspectiva de un señor famoso, muchos de los problemas que sufre este personaje, son reflejos de los problemas que sufrimos en nuestra sociedad, por ejemplo, la depresión que le provoca el tratar continuamente de encajar en un mundo en el que claramente no pertenece.

Bojack Horseman
Bojack en uno de sus momentos más traumáticos

Bojack Horseman, es una serie que, desde su estreno, ha funcionado muchísimo entre sus seguidores. Por lo que era de esperar, que nos entristeciera la noticia sobre su cancelación, y sí, según Aaron Paul (actor que le pone voz a Todd), fue decisión de Netflix el acabar la serie.

¿Y por qué funcionó tan bien? Principalmente, porque posee un equilibrio increíble entre la comedia y esos momentos dramáticos, tan cercanos a nuestra realidad, que nos genera esa conexión especial con este caballo. Y no solo con él, sino con la mayoría de sus personajes. Os explico por qué:

Por razones obvias, vamos a empezar con nuestro querido protagonista, Bojack, de apellido Horseman. Bojack posee todos los calificativos negativos que se nos puede ocurrir: borracho, drogadicto, misógino, egoísta, divo… Pero, ¿por qué todo el mundo adora este personaje? Pues, porque por muy malo que sea, Bojack es vulnerable, está roto por dentro y es un consuelo para el espectador porque por muy mal que esté uno, el caballo va a estar peor.

¿Y todo estos calificativos negativos de donde vienen? Su infancia. Mucho antes de ser famoso, este caballo vivía en una familia desestructurada, donde el maltrato psicológico por parte de la madre, y la ausencia por parte del padre, le ha generado unas carencias que en el futuro no ha sabido gestionar. Es por ello que en los episodios donde aparece Beatrice, su madre, es donde vemos todas las vulnerabilidades del personaje, donde profundizamos en esas capas que se ha creado para no parecer débil y demostrar a su madre que es válido.

Afortunadamente, para sobrellevar esta carga traumática, Bojack tiene buenos amigos que le ayudan a salir adelante. Entre ellos, se encuentra Diane Nguyen, nuestra querida escritora atormentada por sus inseguridades. Diane es una chica alejada del famoseo, es sencilla, no le gusta las complicaciones, pero no es fácil tener esta vida mientras está casada con Mr. Peanutbutter, uno de los actores más carismáticos de ‘Hollywoo’.

Pero bueno, Diane es mucha Diane para tener que estar hablando del hombre que va con ella, que de hecho, este comentario sería algo que escribiría ella. Es una feminista de ideas muy consolidadas, dispuesta a hacer visible toda injusticia que se le presente. ¿Qué pasa? Que la pobre tiene la mala suerte de tener que trabajar para Bojack, míster misoginia en persona, sobre todo en el inicio de su amistad.

¿Y qué decir de la amistad entre Bojack y Diane? A veces la definiría como tóxica, otras veces como bote salvavidas para ambos… Vamos, un caos de sentimientos, donde se destaca la culpabilidad y el apuro. Pero por mucho que pase entre ellos, ahí siguen con su amistad, porque Diane sabe, que por muy tóxico que sea su amigo, es el único que comprende el nivel de miseria y dolor emocional por el que está pasando.

Bojack Horseman
Bojack y Diane compartiendo momentos filosóficos.

Otro personaje que se encarga de mantener a flote a Bojack es Princess Carolyn, la gata también conocida como su representante y mánager. Princess Carolyn es el estereotipo de la típica mujer de negocios que lleva mil cosas a la vez. Tanto lleva adelante la pobre, que apenas tiene vida personal. Durante un tiempo estuvo saliendo con Bojack, pero este caballo, siendo como es… La cagó en la relación. Pero eso no rompió su acuerdo profesional, en el que más que representante, parece su niñera.

Princess Carolyn es un personaje muy interesante de analizar, precisamente por lo ya mencionado. Se focaliza demasiado en su trabajo y siempre se come los marrones de los demás. Todos tenemos una Princess Carolyn en nuestras vidas, y si no, es que somos nosotros mismos. De este personaje hay que aprender que no debes entregarle tu vida a nadie, ni siquiera a tu pasión, porque tu vida eres tú y te debes dar prioridad a ti, no a otros.

Luego están los personajes que, digámoslo así, están para “molestar a Bojack”, o eso cree él, porque en realidad son sus amigos más entregados y que más se preocupan por bienestar. El primero del que vamos a hablar es del ya mencionado Mr. Peanutbutter, el perro que está casado con Diane. Este personaje representa a esa típica persona muy carismática, a la que todo el mundo adora pero que tiene una cabeza muy poco amueblada.

Al igual que los perros, es una persona leal, entregada y apasionada, cuyo problema es que se deja llevar tanto por sus emociones e impulsividades, que no es consciente de que sus acciones tienen consecuencias y pueden hacerle daño a otras personas. Aun así, es un personaje que siempre va a estar ahí para los suyos y que no se va a rendir con Bojack por muy mal que lo haga, lo cual agradece en el fondo, porque, ¿a quién no le gusta que haya alguien que se preocupe por ti?

El otro pilar encargado de “molestar” a Bojack es Todd, un chico que un día apareció durmiendo en su sofá y desde entonces no se ha movido de ahí. En unos inicios, Bojack vende a Todd como un nini que solo sabe aprovecharse de su sofá, cuando en realidad es una persona que siempre ha estado ahí tanto para las buenas como para las malas.

El personaje de Todd es muy interesante, casi todo lo que rodea acaba por convertirse en una aventura. Tiene ideas de negocios mega absurdos, y cómo no, Mr. Peanutbutter va a estar ahí para apoyarlo en toda y cada una de esas locuras. Lo gracioso es que como todas estas absurdeces, acaban entrelazándose con la trama principal de Bojack y, a veces, le termina salvando el culo.

Y fuera de toda esta comedia y absurdez, algo muy bueno, a mi parecer, que ha aportado Todd a esta serie, es el hecho de que se visibiliza a un colectivo casi desconocido dentro del audiovisual: los asexuales. En unas secuencias simples y sencillas, Todd explica lo que le pasa en su interior, y es que se enamora de mujeres, pero nunca ha sentido atracción física ni sexual por nadie. Me parece muy importante que en contenidos tan exitosos como este, se le de espacio para representar a colectivos más invisibles.

Bojack Horseman
Bojack y sus amigos tras una desastrosa aventura.

Y tras este largo análisis de los personajes principales, cabe concluir con que, en mi opinión, Bojack Horseman es una de las series culmen de la última década. Ya van tres revisiones que hago de la serie desde que la comencé allá por 2016 y siento que cada vez que la vuelvo a ver, descubro cosas nuevas y aprendo cosas sobre mi misma al empatizar con los personajes. Si eres una persona a la que le gusta el entretenimiento, pero también ver cómo se hacen críticas y se visibilizan problemas de nuestra sociedad actual, Bojack Horseman es tu serie.

Y haciendo referencia a la sintonía final, he aquí el final de este artículo:

Back in the 2010s he was in a very famous TV Show

 

Deja un comentario