Inicio Opinión ‘Big Mouth’, la animación de adolescentes para los no adolescentes.

‘Big Mouth’, la animación de adolescentes para los no adolescentes.

0

Big Mouth es una serie de animación para adultos creada por Nick Kroll, Andrew Goldberg, Jennifer Flackett y Mark Levin en el año 2017. La serie consta de cuatro temporadas, habiéndose estrenado la última el 4 de diciembre de 2020. Hay confirmada una quinta temporada, que se prevé que se estrenará para otoño de 2021.

Esta serie nos presentan a una serie de niños y niñas que acaban de comenzar su adolescencia y lo que conllevan estos cambios, tanto físicos, como psicológicos y sociales. De la mano de estos chicos y chicas, vamos a revivir momentos con los que muchos de nosotros nos sentiremos identificados, aunque claro, con ciertas diferencias, ya que está ambientado en un instituto estadounidense.

¿Y por qué Big Mouth no es para adolescentes? A lo que me refiero con el título, es que el contenido de esta serie está hecho para que sea consumido por adultos. El lenguaje, la animación, los temas que se tratan están no preparados para adolescentes, ya que pueden malinterpretar el mensaje o solo quedarse con las guarradas y el mal lenguaje. En el caso del adulto, comprenderá a dónde se quiere llegar con esta narrativa y así  empatizará con su yo del pasado o con los adolescentes que están a su alrededor.

Big Mouth
Jenny, Andrew, Jay y Nick a punto de irse de acampada.

Los creadores, a la hora de hacer los dibujos y de crear los diálogos no se cortan un pelo y meten todo tipo de lenguaje obsceno, representaciones genitales, situaciones grotescas… Y ciertos tabúes para ciertos sectores más conservadores. Cabe decir que estas son una de las razones principales por las que el público que consume esta serie o la odia o la ama. Las personas que están acostumbradas a ver animación para adultos como Bojack Horseman, Los Simpson, Padre de Familia… Puede llegar a chocarle esta serie, ya que es subir de nivel, llegando a superar a veces a la “bizarría” de Rick and Morty.

Pero una vez consigues sobrepasar, como espectador, la barrera del absurdo, lo obsceno y esa locura especial que tiene Big Mouth, te darás cuenta de que estás ante una serie que tiene muchas capas, con la que te puedes divertir y a la vez reflexionar, ya que trata muchos temas actuales.

Dentro de todos estos temas actuales, va a estar presente el despertar sexual y el cambio hormonal que se siente al llegar a esta nueva etapa. A continuación, voy a remarcar una serie de personajes que representan facciones de la adolescencia que se van a ir presentando con el avance de las temporadas:

En la primera temporada, aparece el punto fuerte de toda la serie: el monstruo de las hormonas. Estos compañeros de vida de nuestros protagonistas van a representar y a verbalizar esas nuevas necesidades y cambios que empiezan a sentir estos adolescentes, como es el despertar sexual y esos cambios físicos que antes no habíamos sufrido. A lo largo de esta temporada, se plantearan varias cuestiones que la gran mayoría de nosotros nos habremos planteado alguna vez.

Big Mouth
Los diferentes Monstruos de las Hormonas que acompañan a nuestros protagonistas.

Con la llegada de la segunda temporada, aparece un nuevo personaje para representar la vida de estos adolescentes: El mago de la vergüenza. Como bien indica su nombre, este señor es el encargado de meterse en la cabeza de nuestros protagonistas para provocarles rechazo y vergüenza hacia el proceso vital por el que están viviendo. Además del mago de la vergüenza, se presenta a otro monstruo adolescente muy importante de visibilizar: Kitty de la depresión. Jenny, una de las protagonistas, está pasando por una situación familiar que le provoca esta depresión. Esta parte es muy importante, porque muchos de los adolescentes ignoran que enfermedades como la depresión se pueda dar desde una edad tan temprana, y aquí se recalca que, aunque no sepas en un inicio qué es lo que te pasa, puedes salir de esta.

Para la tercera temporada, no tenemos la llegada de ningún monstruo que represente ninguna facción de los cambios adolescentes, pero si es cierto que es una temporada cargadas de críticas hacia el machismo en la sociedad y cómo las mujeres, desde muy jóvenes, son víctimas de esta violencia física y psicológica mientras que los hombres no son conscientes de la repercusión de esas acciones.

Ya por último, la cuarta temporada introduce a un nuevo monstruo: Tito, el mosquito de la ansiedad. Este monstruo es la personificación, en forma de mosquito, de ese pensamiento intrusivo que tiene una persona cuando sufre de ansiedad. Verbaliza constantemente a los personajes todas las inseguridades que les pasan por la mente, convirtiéndose en una carga más con la que tener que lidiar en esta complicada nueva vida.

Cabe mencionar que esta última temporada, aparte de seguir tratando temas de la misma línea ya mencionada, va a meterse de lleno en la lucha de #BlackLivesMatter. En este caso, se le da el testigo de dar este discurso a Missy, una chica que ha sido criada en un ambiente de blancos, y que ha ido dejando de lado su ascendencia y su verdadero ser. Este personaje no solo va a cambiar de actitud para así unirse a la lucha de los suyos, también va a cambiar de voz, literal, ya que Jenny Slate era la encargada de doblarla y veía que no era justo que ella, siendo blanca, la doblase. A partir de ahora su actriz de doblaje va a ser Ayo Edebiri.

Y en base a todo lo visto, cabe concluir que Big Mouth es una serie muy entretenida, y que es cierto que hay ciertas tramas que rozan lo grotesco e incomodan, pero también aporta mucha diversión y reflexión. Por lo que si quieres revivir, aunque sea de diferente forma, tu adolescencia, esta es tu serie.

NO VER EL TRAILER SI NO SE HAN VISTO LAS TEMPORADAS PREVIAS

Deja un comentario