Inicio Maratón de series Flash vs Arrow : cuándo el alumno superó al maestro

Flash vs Arrow : cuándo el alumno superó al maestro

1

Flash

Los dos superhéroes de ‘The CW’ han llegado a su cuarta y segunda temporada, respectivamente. Des que Flash tuvo su propia serie, los seguidores de ambas han tenido la tendencia a debatir qué serie está a mejor nivel. Y sí, las comparaciones son odiosas. Pero en mi opinión, siendo justos, el corredor escarlata ha conseguido superar la serie que le introdujo en el universo de DC televisivo.

[A partir de aquí puede haber algunos SPOILERS]

Barry Allen (Grant Gustin) llegó a la pequeña pantalla en el mejor momento de Oliver Queen (Stephen Amell), que fue al acabar la segunda temporada de ‘Arrow’. Por delante, tenía el reto de enganchar a su propia audiencia, la mayoría, seguidores de la ‘Flecha Verde’. Los inicios de ‘The Flash’ fueron algo decepcionantes: parecía un procedimental dónde cada semana se acababa con el malo de turno y todo se iban a casa felices. Además, des del piloto conocíamos al auténtico antagonista y eso parecía quitarle la mitad de la emoción (si es que tenía alguna). Por su lado, en Starling City lidiaban con la muerte de Sara Lance (Caity Lotz) y unos primeros tanteos con la Liga de Asesinos. Parecía que la experiencia ganaba, pero antes del parón de Navidad cambiaron las tornas.

El año pasado, ‘The Flash’ sorprendió con una fantástica Winter Finale totalmente centrada en el asesinato de la madre de Barry y a explorar un poco más  Reverse Flash. Fue frenético, emotivo y dio escenas que plantearon más preguntas de las que ya había. El capítulo dejó con más ganas de ‘The Flash’. Punto para el equipo rojo. Por su lado, ‘Arrow’, decidió introducir de una vez por todas la Liga de Asesinos como plato principal de la serie. Un movimiento que no supo desarrollar muy bien, y entre las idas y venidas del Olicity y la aparente involución del personaje de Oliver dieron lugar a su temporada más sombría.

Flash

The Flash, más heroica

Eso es. El hombre más rápido del mundo (aunque sea una apelación bastante discutible) ha conseguido pulir más detalles propios de una serie de superhéroes. Sobresale la astucia de los guionistas de ‘The Flash’ que han conseguido con notable crear un auténtico antagonista de la serie. Hablamos del los dos némesis Flash: Reverse Flash y ahora, Zoom. El primero era calculador y frío, trazando sus maquiavélicos y manipuladores planes por puro egoísmo: no introdujeron argumentos morales que justificaran lo que hacía, cómo sí hicieron en parte con Slade Wilson (Manu Bennett) en ‘Arrow’, aunque esto no le quitara brillantez como malvado.

Sí que les faltó el ‘espíritu’ de Slade Wilson para crear el personaje de Rha’s al Ghul o La Cabeza del Demonio (Matt Nable) que pretendía ser más malvado que Wilson y se quedó a medio gas. No aparentaba ser la mitad de perverso que decía ser, además de tener que la historia que le llevó a ser alguien corrompido es poco concisa y tiene lagunas que vendrían bien explicar.

Otro punto que le tengo que restar a Arrow es la dependencia que parece que tienen de los flashback. Des de la tercera temporada, no aportan nada a la serie. Han perdido el papel que se supone que deberían jugar: hacernos entender por qué Oliver es como es. Desgraciadamente, no lo hacen. A veces ni siquiera es tarea fácil comprender a ex ‘playboy’ de Starling City. Vuelvo a repetirme: las comparaciones son odiosas, sí; pero ‘The Flash’ ofrece una narración distinta, mucho más frenética, que le da bastante vida a la serie. Además, el truco fácil de acabar con un ‘mini cliffhanger’ les funciona, de hecho, bastante bien.

Otro factor que desequilibra la balanza – aunque es una opinión más personal que las anteriores – es el carisma de Barry frente la personalidad hermética que Oliver ha mantenido durante tres temporadas (porqué afortunadamente, parece que las cosas empiezan a cambiar). Al ser seguidor de ambas series, se da más a menudo la situación de sentirse identificado con la personalidad y las dudas de el chico de Central City: más abierto, más inocente (aunque cada vez menos), algo más inseguro acerca de los planes para salvar la ciudad, y sobre todo, con métodos más ‘humanos’, tratando de no tener que sacrificar nunca a nadie. Esto no es una crítica a la personalidad de Oliver, ya que es un personaje más sombrío por su pasado en solitud. Es cuestión de empatía.

Ambas series son una opción recomendable para llenar tu parrilla televisiva con puro entretenimiento de ficción. ‘The Flash’ pero, tiene la remarcable tendencia de darte un plus más: más entretenimiento y una historia con más aliciente para seguir. Además, ¿a quién lo le gustan los viajes en el tiempo?

1 COMENTARIO

Deja un comentario