Inicio Críticas ‘Till Death. Hasta que la muerte nos separe’, un retorcido juego del...

‘Till Death. Hasta que la muerte nos separe’, un retorcido juego del gato y el ratón

0
Till Death

Título original: Till Death

Año: 2021

Duración: 88 min.

País: Estados Unidos

Dirección: S.K. Dale

Guion: Jason Carvey

Música: Walter Mair

Fotografía: Jamie Cairney

Reparto: Megan Fox, Lili Rich, Callan Mulvey, Eoin Macken, Jack Roth, Aml Ameen, Stefanie Rozhko, Teodora Djuric, Julian Balahurov

Productora: Millennium Media, Brave Carrot, Campbell Grobman Films

Género: Thriller. Terror

Ficha técnica en Sensacine

Es posible que uno de los momentos más emotivos de una boda sea cuando la pareja pronuncia sus votos matrimoniales. “Hasta que la muerte nos separe”, algo que siempre vamos a escuchar en estos enlaces, puede ser una expresión bonita y romántica para concluir los votos. Sin embargo, el director S.K. Dale lo convierte en algo terrorífico en Till Death. Hasta que la muerte nos separe, un retorcido juego del gato y el ratón que supone el regreso de Megan Fox al género.

Para celebrar sus bodas de hierro, tras una cena en un restaurante de lujo, Mark (Eoin Macken) lleva a Emma (Fox) a su casa del lago para pasar una velada romántica. Sin embargo, a la mañana siguiente, Emma se levanta esposada al cadáver de Mark. Atrapada y aislada en pleno invierno, deberá luchar contra unos asesinos a sueldo para escapar del macabro plan de su marido.

Fotograma de 'Till Death. Hasta que la muerte nos separe'
Fotograma de ‘Till Death. Hasta que la muerte nos separe’ (Foto: Vértice)

Nada más empezar la película ya se nos deja claro que el matrimonio de Emma y Mark no es uno feliz y estable, está muy lejos de serlo. Más allá de las apariencias, su matrimonio está marcado por la infidelidad y unas dinámicas de poder peligrosas.

Ya en ese paisaje frío y precioso, una clara metáfora de su matrimonio, una confesión y un disparo dan comienzo a la peor pesadilla de Emma. Y es que la muerte en lugar de separar hace todo lo contrario, de manera literal, ya que Emma tendrá que cargar con el cadáver de Mark e intentar sobrevivir.

Tras el disparo, no hay marcha atrás. Todo pasa a un ritmo que te impide apartar la mirada de la pantalla. Pero cuando ya la cosa empieza a resultar un poco repetitiva, hay un giro de guion que complica aún más las cosas. La llegada de los asesinos (Callan Mulvey y Jack Roth) hará que aumente el instinto de supervivencia de Emma, que tendrá que actuar y pensar con más rapidez para poder escapar. Mientras que, al principio de la cinta, la protagonista se muestra como una mujer fría y sumisa, totalmente anulada por su marido; ahora demuestra la fuerza e ingenio que tiene, ya que es lo único que la ayudará a salir con vida.

Fotograma de 'Till Death. Hasta que la muerte nos separe'
Fotograma de ‘Till Death. Hasta que la muerte nos separe’ (Foto: Vértice)

Más allá de lo interesante que pueda resultar la trama, es posible que uno de los principales atractivos de la película sea Megan Fox. Su personaje no solo carga con el peso de lo que queda de un matrimonio tóxico y abusivo, sino también con todo el peso de la película. La vemos en un papel diferente al que estamos acostumbrados a verla, uno más maduro y complejo. Aunque no nos regala una interpretación brillante, Fox es convincente y demuestra que está bastante cómoda en las escenas de mayor acción.

Till Death. Hasta que la muerte nos separe mantiene un buen ritmo y sabe manejar bastante bien la tensión y el suspense. Sin embargo, algunas de las situaciones resultan repetitivas y un poco inverosímiles, pero si estás metido del todo en la historia, puede que no chirríe tanto. Por momentos la película parece peligrar al estar al límite de lo cómico con algunos diálogos o con unos ladrones que a veces rozan lo caricaturesco, pero consigue salvarse y retomar su camino.

En definitiva, aunque algo predecible y poco innovadora, Till Death. Hasta que la muerte nos separe es un thriller de terror entretenido que cumple su cometido.

Lo mejor: las escenas de acción.

Lo peor: es algo predecible y poco innovadora.

Nota: 5,5

Artículo anterior‘Bull Run’, la primera película tokenizada
Artículo siguiente‘Way Down’, a sacudirse el complejo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí