Inicio Críticas ‘Sundown’, la vida como viaje accidentado

‘Sundown’, la vida como viaje accidentado

0

Título originalSundown

Año: 2021

Duración: 84 min.

País: México

Dirección: Michel Franco

Guión: Michel Franco

Fotografía: Yves Cape

Reparto: Tim Roth, Charlotte Gainsbourg, Iazua Larios, Henry Goodman, Albertine Kotting, Samuel Bottomley, Mónica del Carmen, James Tarpey

Productora: Coproducción México-Francia-Suecia; Teorema Films, Luxbox, Film I Väst, CommonGround Pictures

Distribuidora: ADSO Films

Género: Drama | Familia

Ficha en Filmaffinity

__

Todo parece resultar de lo más accidentado desde que Neil Benett (Tim Roth) y su hermana Alice (Charlotte Gainsbourg), acompañados de los hijos de ella, ponen un pie en México para unas lujosas vacaciones familiares. Un trágico imprevisto familiar desencadena fatalidad tras fatalidad en esta breve estancia en Acapulco.

Michel Franco tras Nuevo Orden (2020) vuelve a retratar la violencia y el crimen organizado en México. La inseguridad y la delincuencia de un lugar otrora tan idílico y destino predilecto de vacaciones paradisíacas. Hoy en día convertido en una inagotable fuente de sucesos trágicos. Desde luego, una visión realista del director que se aleja de cualquier reclamo turístico de la región.

Ya en los primeros minutos se aprecia el contraste entre un lujoso, relajado (y seguro) complejo hotelero, y un hotel mucho menos glamuroso en una playa frecuentada por los locales. Se hacen evidentes las desigualdades sociales entre los turistas adinerados como los Benett y los mejicanos del lugar. Por contra, para el propio Neil ese turismo de inmersión va a ser una forma perfecta para encontrar la evasión que ansía.

Si bien cabe reseñar que en esta ocasión, la criminalidad y la cuestión socioeconómica resulta algo más circunstancial. Es verdaderamente el estado anímico de Neil el foco de toda la historia. Lo que realmente centra el argumento de la película es esa desazón vital del protagonista.

Fotograma de la película con un siempre reflexivo Tim Roth

Por ello nos provee un retrato de una persona que sólo desea desinhibirse de sus responsabilidades y permanecer despreocupado. Renuncia a sus obligaciones, y sobre todo al dinero y la gestión de la empresa familiar. Su dilema existencial no está del todo desarrollado, pero se intuye a tenor de su actitud pasota y errante. Tim Roth vaga alicaído por las escenas, salvo cuando está junto a su nueva novia mejicana (Iazua Larios). Es únicamente en esos momentos en los que se percibe algo de alivio. Parece haber encontrado una escapatoria a la asfixia de su vida.

No obstante nada resulta fácil, y es complicado escapar de los azarosos avatares del destino que le aguardan. Un dejado Tim Roth intentará tomar el control de su vida a pesar de todo ello. En cuestión de unos pocos días, durante estas mini vacaciones improvisadas, todo dará un giro radical. Al menos, perseverará en su intención de alejarse de su Londres natal y todo lo que allí le espera, y ser dueño de su propio destino. Por esa razón termina por mostrarse estoico ante toda la avalancha de desgracias.

Es una buena historia, con un estupendo Tim Roth (Funny Games, La canción de los nombres olvidados, La leyenda del pianista en el océano) cuyo personaje psicológico se reserva en exclusiva el rol protagónico de la película. Charlotte Gainsbourg queda como breve secundaria. Eso sí, siempre parco en palabras. Nada verborreico ni expresivo como en sus brillantes apariciones tarantinianas de Four Rooms o Pulp Fiction.

Quizá el desarrollo, y el final, pueda suponer una interpretación subjetiva para el espectador demasiado abierta. Ese carácter reflexivo, silencioso y poco dialogante obliga a sacar conclusiones que el breve metraje no termina de aportar. Aun así en términos generales, la historia se llena gracias a ese vacío existencial del personaje en su aventura interior, al margen de las no pocas vicisitudes que ha de enfrentar.

Sundown se estrena en cines este 27 de mayo.

__

Lo mejor: Tim Roth, y la determinación estoica de su personaje por intentar controlar su destino.

Lo peor: breves diálogos y metraje, una fuente con quizá demasiadas dudas para interpretarla.

Nota: 6,5/10

Artículo anterior‘Top Gun: Maverick’, cuando Tom Cruise quiso ser James Bond
Artículo siguiente‘Maigret’, en la mirada de Gérard Depardieu
Filmeconomista. Disfruto del séptimo arte, e intento continuar aprendiendo economía a través del cine: La Filmeconomía. filmeconomia.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí