Inicio Opinión ‘Señoras del (h)ampa’ y su costumbrismo macarra

‘Señoras del (h)ampa’ y su costumbrismo macarra

0
señoras del hampa

Señoras del (h)ampa es una serie creada por Carlos del Hoyo y Abril Zamora en 2019. Inicialmente, los derechos eran de Telecinco y, posteriormente, fueron compartidos con Amazon Prime. Para la segunda temporada, la dividieron en dos partes, siendo estrenada la primera en octubre de 2020 y, la segunda, en abril de 2021, en Prime. En Telecinco, se estrenó en abierto el pasado 26 de abril, siendo emitida semanalmente.

¿De qué va Señoras del (h)ampa? La serie nos presenta a Mayte (Toni Acosta), Lourdes (Malena Alterio), Virginia (Mamen García) y Amparo (Nuria Herrero), cuatro señoras del barrio de Carabanchel que se conocen por el AMPA del colegio de sus hijos. Aunque en el caso de Amparo, su nieto. Por ahora, todo lo dicho, es muy normal, pero para nada lo es. Estas pobres, por desgracias de la vida, se ven envueltas en una muerte tras otra y en un delito tras otro, convirtiéndose en unas de las delincuentes más famosas y todo, por culpa de un simple accidente con un robot de cocina. Bueno, simple, simple… Que la pobre Elvira (Marta Belenguer), la primera muerta, ha dado de vueltas…

Ahora bien, con esta premisa, estas pobres mujeres pasarán de un marrón a otro en los 13 episodios que componen la primera temporada. Tendremos, como ya se ha mencionado, asesinatos involuntarios, y no tan involuntarios, chantajes, atracos a bingos… Y un ingrediente que no puede faltar en un contenido como este: salseo del bueno. No lo neguemos, que la historia está muy bien y todo es muy divertido, pero una cuando lo disfruta de verdad, es cuando nos pone un ligoteo por aquí, unos celitos por allá y madre mía con el profe de gimnasia.

Señoras del (h)ampa es la perfecta combinación entre ese humor costumbrista de situaciones que uno ve día a día en su barrio o en su pueblo con ese toque macarra y gamberro que hay en los pequeños delitos cometidos por estas señoras.  Y todo esto se acrecienta y se pule con la segunda temporada, donde la cadencia entre comedia, drama y “gamberrismo”, está muy equilibrada.

Señoras del (h)ampa
Las señoras llevando el cadáver de Elvira.

Dejando de lado las tramas y las subtramas, hay que mencionar a los pilares de esta serie: sus señoras, que, sin ellas, esta serie no sería la misma. La combinación de las, tan diferentes, protagonistas, cada una con sus conflictos y sus historias, vistas en situaciones tan rocambolescas… Son una pura fantasía:

Mayte es el típico personaje con el que conectas a la primera, ya que a la pobre, todo le pasa, pero aun así, siempre sale adelante. Luego está Lourdes, que es la voz de la sabiduría y siempre intenta traer cualquier tipo de razonamiento. Eso sí, nunca va a negarle la ayuda a sus compañeras, por muy ‘sin pies ni cabezas’ que sea la situación en la que se han metido. Con Virginia, muchas de las mujeres jóvenes que están en su misma situación, la comprenderán. Es una madre joven, con un trabajo precario con el que debe aguantar al guarro de turno por tal de poder darle de comer a sus hijas. Y por último, Amparo, esa abuela que nos visibiliza un sector que está siendo ignorado: los jubilados. A través de ella vemos lo difícil que es sostener una familia con las pensiones que reciben.

Y por muy buenas que sean nuestras protagonistas, sin unas buenas villanas, la historia se cae. Pero no nos preocupemos, tenemos a Asun (Ana Mencia) y a Carmona (Gloria Muñoz), para darle ese toque de maldad, donde estarán poniendo impedimentos a las señoras continuamente a través de chantajes.

Señoras del (h)ampa
Señoras en un lío por chantaje de Carmona.

Otro gran pilar son las maravillosas secundarias que tienen, todas muy únicas y muy reales, como puede ser Remedios (Carmen Balagué), con ese arte que tiene de suegra ‘espabiladilla’ que lo mismo te hace un cocido que te ayuda a encubrir un crimen. Y como ella, hay muchas más por destacar, como es esa constante aparición de Elvira como reflejo de la culpa. O esa evolución de Anabel (Ainhoa Santamaría), que pasa de ser la pesada que todos odian a cogerle bastante cariño en la segunda temporada.

Dicho esto, quiero remarcar la diferencia con la llegada de la segunda temporada, en la que se ve una serie mucho más asentada y mucho más equilibrada. Las señoras ahora son unas justicieras que llevan caretas y que tendrán que enfrentarse a una periodista entrometida, Belinda Chamorro (Pilar Castro). Pero eso no es todo, hay que añadir a un misterioso encapuchado que las https://transparentpharmacy.net  persigue y que se está encargando de quitar de en medio a todas esas personas que estén relacionadas con nuestras queridas, ya conocidas en el barrio como Señoras del hampa.

En una temporada con muchas más críticas sociales y de nuestra actualidad, vemos como añaden más y más referencias de la cultura popular audiovisual, y eso que en la primera temporada hubo bastantes. En la segunda temporada hay algunas muy evidentes, como la del Joker y otras, no tanto. Pero eso es a gusto del consumidor, no hay nada como disfrutar de un contenido y descubrir que hace homenaje a otra película o serie que te guste. En mi caso, yo estaba que me moría del gusto con las referencias a Fleabag, introduciendo a ese cura sexy a la española.

Ya para cerrar, os quiero pedir, que si no la habéis visto y os ha llamado la atención, echadle un vistazo, vais a echar muy buen rato. Y recuerda, hay un sitio en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres, así que ya sabes.

(El tráiler es de la segunda temporada, abstenerse si no se ha visto la primera)

Deja un comentario