Inicio Críticas ‘Relic’, la impresionante ópera prima de Natalie Erika James

‘Relic’, la impresionante ópera prima de Natalie Erika James

0

Título original: Relic

Año: 2020

Duración: 89 min.

País: Australia

Dirección: Natalie Erika James

Guion: Natalie Erika James, Christian White

Música: Brian Reitzell

Fotografía: Charlie Sarroff

Reparto: Emily Mortimer, Bella Heathcote, Robyn Nevin, Steve Rodgers, Chris Bunton, Jeremy Stanford, Catherine Glavicic, Christina O’Neill, John Browning, Robin Northover

Productora: Co-production Australia-Estados Unidos; AGBO, Carver Films, Film Victoria, Nine Stories Productions, Screen Australia (Productor: Jake Gyllenhaal, Anthony Russo, Joe Russo)

Género: Thriller. Terror

Ficha en Sensacine

Son varias las películas que se han encargado de revestir lo cotidiano con un manto sobrenatural. Aquellas que forman parte de esa vertiente dentro del cine de género que ha cogido mucha fuerza en los últimos años, donde se muestra que no hay nada más terrorífico que la realidad. Relic, la ópera prima de Natalie Erika James, sigue esta misma corriente.

Tras la desaparición de Edna (Robyn Nevin), su hija Kay (Emily Mortimer) y su nieta Sam (Bella Heathcote) regresan a la casa de la anciana, que tiene un aspecto descuidado, para intentar averiguar su paradero. Al cabo de unos días, Edna aparece, pero sin dar explicaciones ni decir dónde estuvo, lo que preocupa a Kay. Su comportamiento se vuelve cada vez más extraño, por lo que Kay y Sam empiezan a sospechar que una presencia maligna está acechando a la anciana y que está presente en la casa.

Fotograma de 'Relic'
Fotograma de ‘Relic’

Relic no tiene prisa en contar todos sus secretos, por eso mantiene un ritmo lento, lo que también favorece un in crescendo en la tensión, el suspense y el terror conforme avanza la película. Si alguien está esperando sustos gratuitos y ruidos estridentes, puede que se lleve una gran decepción. No estamos ante una película de terror basada en jumpscares, se trata más de un “terror emocional”, según la propia directora, donde prima el desasosiego en una atmósfera que se vuelve cada vez claustrofóbica para las tres brillantes protagonistas.

La primera parte de la película se centra en la desaparición de Edna, pero cuando ésta regresa aparentemente sana y salva, cobra mucho protagonismo la casa. Estamos en un escenario conocido dentro del cine de terror, pero no es una película más sobre casas encantadas. En Relic, el hogar representa los traumas del pasado y es el reflejo de una familia desestructurada. Pero, más allá de todo eso, es una alegoría de la salud mental de Edna.

Fotograma de 'Relic'
Fotograma de ‘Relic’

Al igual que las manchas negras en el cuerpo de Edna, la casa tiene el mismo estado de putrefacción hasta los cimientos, que no es sino otra metáfora de la muerte. Porque la película de Natalie Erika James va de eso: detrás de todos los elementos del terror, habla del miedo al envejecimiento y la muerte, el deber familiar, el Alzheimer y de una maldición generacional a la que están destinadas las tres mujeres. Aquí el horror reside en algo que forma parte de la vida, pero que no deja de ser aterrador.

Tras dos primeros actos pausados, Relic entra en último tramo apoteósico, donde el terror gana terreno al drama que había primado hasta entonces, y termina con uno de los planos más desgarradores y bellos del cine de terror.

En definitiva, con este impresionante debut, no habrá que perder de vista los siguientes proyectos de Natalie Erika James. Aunque Relic fue retrasada en varias ocasiones debido a la pandemia, por fin llega a nuestros cines el 12 de marzo.

Lo mejor: la puesta en escena y sus tres brillantes protagonistas.

Lo peor: si alguien está esperando una película basada en sustos gratuitos y ruidos estridentes, puede que se lleve una gran decepción.

Nota: 8,5

— 

Encuentra el mejor precio para esta película en Taquilla.com

Deja un comentario