Inicio Críticas ‘La Pintora y el Ladrón’, una carta al perdón y la amistad

‘La Pintora y el Ladrón’, una carta al perdón y la amistad

0

Título original: The Painter and the Thief

Año: 2020

Duración: 102 min.

País: Noruega

Dirección: Benjamin Ree

Guion: Benjamin Ree

Música: Uno Helmersson

Fotografía: Kristoffer Kumar, Benajmin Ree

Reparto: Documental (intervienen Barbora Kysilkova y Karl-Bertil Nordland, principalmente)

Productora: Medieoperatørene, VGTV, Tremolo Productions

Distribuidora: Filmin

Género: Documental

Ficha en Filmaffinity

Dos cuadros de la artista naturalista Barbora Kysilkova son robados. Los dos ladrones son rápidamente apresados, pero no hay ni una sola pista de dónde están las piezas de arte. En el juicio, la pintora se queda prendada de uno de los criminales, Karl-Bertil Nordland, e iniciará una estrecha amistad con él. Aquí comienza el relato de La Pintora y el Ladrón, el nuevo trabajo de Benjamin Ree, una de las obras del género documental que más sensación ha causado en el último año.

El tema central del filme no es otro que la capacidad de perdón de Barbora y la valiosa amistad que consigue entablar con alguien a quien pensamos que debería odiar, Karl-Bertil Nordland. Ambos atravesarán momentos plagados de dolor, algo que ensalzará la capacidad curativa del arte y que hará de este uno de los puntos fuertes de La Pintora y el Ladrón. Aunque todo hace indicar que el documental girará en torno a si la pintora consigue sus cuadros de vuelta o no, esto finalmente se convierte en un claro ejemplo de McGuffin.

La película cuenta con suficientes elementos de elevada carga sentimental y emotiva como para atrapar al espectador en la historia, pero en ciertos momentos recae en un estado de drama excesivo que pueden llevar a alguien a desengancharse de la trama.

Imagen de La Pintora y el Ladrón.

A nivel técnico, el director del documental conecta, coincidencia o no, con el tipo de arte que cultiva su protagonista, Barbora Kysilkova, pintora naturalista y realista. La cinta es al mismo tiempo fuertemente naturalista, aspecto que Benjamin Ree consigue infundir a su obra a través de un uso muy interesante de la cámara en mano, que hace que el espectador se sienta completamente sumergido en las conversaciones que se nos muestran en pantalla. Nos transmite una sensación más próxima a la participación del público que a una mera observación de hechos.

Ree sabe ahondar en la profundidad y en la complejidad de las relaciones humanas, presentando una serie de duras situaciones con un realismo crudo pero seductor. Pese a ello, hay una parte del metraje en la que el documental se sale de la temática central que está tratando y se pierde un poco el hilo de lo que se nos está contando. El correcto equilibrio de hechos y sentimientos es uno de los ‘debes’ de la obra en diversos momentos.

La Pintora y el Ladrón fue una auténtica sensación en el Festival de Sundance 2020, donde se hizo con el Premio Especial del Jurado en la categoría Documental. Llega este viernes 5 de febrero a salas de cine en nuestro país de la mano de Filmin.

Lo mejor: Su habilidad en el uso de la cámara en mano para sumergir al espectador en la historia.

Lo peor: El carácter excesivamente dramático del que abusa en ocasiones.

Nota: 7,5/10

Deja un comentario