Inicio Críticas Crítica – ‘Tenemos que hablar de Kevin’

Crítica – ‘Tenemos que hablar de Kevin’

3

 

kevin-poster

Título Original:  We need to talk about Kevin

Año:  2011

Director: Lynne Ramsay.

Guionista: Lynne Ramsay y Rory Stewart Kinnear.

Música: Jonny Greenwood.

Fotografía: Seamus McGarvey.

Reparto: Tilda Swinton, Ezra Miller y John C. Reilly.

País de Origen: Reino Unido y Estados Unidos.

Productora: BBC Films.

Género: Thriller y Drama.

Duración: 112 minutos.

En el momento en el que nos ponemos a ver “We need to talk about Kevin” , te das cuenta de la complejidad que encierra dicho filme en muchos aspectos. No me malentendais, no tiene un argumento difícil de comprender ni nada por el estilo, pero tanto su estructura narrativa, como sus situaciones, como sus personajes son, ciertamente, complejos.

Todo comienza con Eve (Tilda Swinton) en una casa medio derrumbada, llena de suciedad, manchas de pintura…y el espectador se pregunta, ¿cómo ha llegado hasta ahí? De pronto, salto al pasado, vemos de nuevo a Eve, pero esta vez con el pelo largo junto a sus hijos, salto al presente, la vemos comprando en el supermercado y como una mujer le estropea la compra. Volvemos al pasado, vemos como conoce al que será futuro su marido.

Esto es lo que ocurre en los primeros 30 minutos de película, lo cual, hace que el espectador se vea notablemente confundido entre salto en el tiempo y salto en el tiempo. Es un recurso que me encanta, pero considero que hasta bien entrada la película (40-45 minutos de metraje) el espectador no empieza a encajar todas las piezas del rompecabezas temporal y empieza a encontrarle sentido a la situación. Lo curioso de este recurso, es que cuando esta estructura es usada, los mismos personajes suelen ir haciendo averiguaciones hasta llegar a la situación final, lo cual en “We need to talk about Kevin” no ocurre, los personajes saben todo lo que ha ocurrido (lo cual es bastante previsible conforme se va desarrollando la película) y a los únicos a los que se les dosifica dicha información es a nosotros, los espectadores. Aún así, considero
que el hecho de usar dicha estructura hace que que el espectador permanezca pegado a la pantalla durante las 2 horas que dura la película y que cree cierta intriga sobre lo que va a ocurrir en el siguiente minuto.

wnttak6

En segundo lugar, los personajes son ciertamente uno de los puntos fuertes de la película, nos encontramos con Eve, una mujer dedicada a su trabajo (escritora de libros de viajes) que decide dejar a un lado su empleo para dedicarse a cuidar a su hijo Kevin, vemos en este
punto, como se dedica en cuerpo y alma al niño y como todos sus intentos de acercamiento a él son frustrados, en el presente vemos como se ha dado al alcohol y a una vida de total insatisfacción tras la barbarie realizada por su hijo, al cual, aun así, visita todas las semanas en prisión.

Es un personaje con muchísimas capas, sin duda, vemos como, a pesar de haber matado también a su marido y a su hija, sigue manteniendo la habitación de Kevin tal y como estaba cuando se fue, podemos apreciar como es tratada con desprecio por la mayoría de la gente que se vio afectada por la masacre…Eve simplemente es una madre, que a pesar de todo sigue queriendo (y perdonando) a su hijo. Además, es curioso ver como la película en sí, no la juzga por ser la madre de un psicópata pero la sociedad si que lo hace constantemente. Todo esto acompañado por una magistral interpretación de Tilda Swinton, hace que el personaje sea totalmente redondo.

We-Need-To-Talk-About-Kevin-8Después tenemos a Kevin, interpretado tanto por Jasper Newell cuando es un niño y por Ezra Miller cuando es un adolescente. En este personaje va implícito uno de los temas de la película, el mal puede ser innato en una persona. Esa inocencia característica de los niños pequeños no la vemos en Kevin, observamos que desde pequeño no para de llorar, se resiste a ir al baño, destroza una habitación decorada enteramente por su madre por el simple placer
de verla enfadada y multitud de acciones que nos hacen pensar que no hay nada de bondad en dicho niño. Una de esas actitudes desencadena en una de las escenas más impactantes de la película, en la cual podemos ver a Eve tirando a Kevin en un ataque de ira al suelo y partiéndole un brazo. Acto seguido, Kevin en el presente le dice a Eve “Ese fue el acto mas honesto que cometiste conmigo”. Podría decir multitud de cosas sobre la interpretación de Ezra Miller de Kevin, y todas se quedarían cortas, es escalofriante, emana un estado de incomodidad constante que traspasa la pantalla y llega al espectador, es un personaje, completamente imprevisible.

Además, esta interpretación unida a la de Jasper Newell como Kevin cuando es pequeño y al gran parecido físico de ambos, hace que la película tenga una cohesión envidiable.

El último de los personajes a destacar es Franklin, interpretado por John C. Reilly, es el padre de Kevin y el marido de Eve, en él podemos ver reflejada la comodidad, como le es mucho más cómodo pensar que todo va bien, y que nada ocurre con su hijo, que hacerle caso a su pareja y tratar el problema desde el principio. Es totalmente pasivo y fácilmente manipulable por Kevin, lo que hace que al final de la película, acabe muerto asesinado por este, a pesar de no sospechar absolutamente nada de las acciones que podía estar llevando a cabo su hijo.

En resumen, nos encontramos frente a personajes muy bien construidos por parte de la guionista, y perfectamente interpretados, hacen que te introduzcas de lleno en la película y que te la creas al milímetro, dichas actuaciones hacen que empatices al máximo con ellos (en el caso de Eve) o que no sepas cual puede ser la reacción de un personaje (en el caso de Kevin).

Destacar también la brillantez técnica del filme ya que tiene varias rasgos que son destacables, como por ejemplo, el empleo del color rojo (en la mermelada que toma Kevin, en el vestido de Eve, en la pintura…) que simboliza tanto el dolor, como el amor o el pecado. También el uso de otros colores como el amarillo que destacan por encima del resto. El uso de planos totalmenete simétricos y de una música extrañamente alegre para lo dramático de la situación, hace que a nivel técnico la película sea totalmente sobresaliente.

b719162a023a4580b46aab48c1f589bd

En conclusión, nos encontramos frente a una película de una calidad sobresaliente, con unas actuaciones por parte de los actores totalmente magistrales que nos introducen al máximo en la película, destacar la interpretación de Ezra Miller como Kevin, que hace que en más de una ocasión el personaje parezca totalmente imprevisible, frío y nada compasivo, y de Tilda Swinton como Eve, que supone uno de los grandes pilares sobre el que se sostiene la película. Por otra parte, aunque la técnica narrativa usada sea un poco confusa para el espectador al principio de la película el argumento es bastante atrayente y hace que el espectador esté interesado por lo que les ocurre a los personajes durante las  2 horas de metraje. Por último destacar el apartado técnico, en el que destaca notablemente y que hace que la película sea intensamente atractiva tanto a nivel visual, como musical.

Nota: 8.5

3 COMENTARIOS

Deja un comentario