Inicio Críticas Crítica – ‘Los últimos zares’

Crítica – ‘Los últimos zares’

Critica de la serie de Netflix 'Los últimos zares', una producción con alta dosis de documental histórico que entretiene hasta el final.

0

Título original: The Last Czars

Año: 2019

Duración: 1 temporada, 45 min cada capítulo

País: Estados Unidos

Dirección: Adrián Mcdowall y Gareth Tunley

Guión: Christopher Bell y Dana Fainaru

Fotografía: Tom Pridham y Benjamin Pritchard

Reparto: Robert Jack, Susana Herbert, Ben Cartwright, Oliver Dimsdale, Bernice Stegers, Steffan Boje, Indre Patkauskaite, Elsie Bennet, Jurga Seduikyte.

Productora: Nutopia. Distribuida por Netflix

Género: Serie documental histórico

Ficha en Filmaffinity

El zar Nicolás II no puede resistir lo que se avecina desde principios de siglo XX, una auténtica revolución. El descontento social con la dinastía de los zares irá creciendo hasta la inevitable revolución del proletariado que culminará en 1917, donde se pondrá fin a 300 años de gobierno zarista y veremos nacer el primer país con un sistema político y económico de índole comunista.

En este contexto histórico nos mete la serie ‘Los últimos zares’, donde a través de unas cuidadas historias paralelas, nos vamos enamorando poco a poco del zar Nicolás II (Robert Jack) y la zarina Alejandra (Susanna Herbert), al mismo tiempo que investigamos sobre el personaje de Anastasia, hija supuestamente desaparecida de éstos.

Alternando en el tiempo, la serie se divide en dos fases claramente diferenciadas; por un lado nos situamos en 1917 donde se investiga a una joven que dice ser Anastasia Romanov, la única superviviente de la familia de los zares. Por otro lado, a través de flasbacks vemos el ascenso y caída de la dinastía en el periodo de Nicolás II hasta el momento donde asesinan a éste y toda su familia.

los últimos zares
El zar Nicolás II abrazando a su esposa Alejandra y al heredero al trono Alexei

Así, estaremos constantemente fijándonos en el personaje de Anastasia, averiguando junto con otros personajes si ésta es una impostora o es realmente la única superviviente de la familia Rumanov.

El equilibrio entre la parte documental y la ficción es brillante. Entrevistas a historiadores y demás investigadores de este periodo histórico son necesarias para conectr a nivel emocional con Nicolás II y Alejandra, los cuales no dejan de sufrir durante todo su gobierno.

Recordemos que la historia que cuenta la serie está basada en hechos reales. Personajes tan carismáticos como Rasputin son carne de serie, y ésta lo aprovecha muy bien. El personaje interpretado por…… a veces se come la pantalla. Sus ojos penetran en nuestro subconsciente y nos hace dudar en qué es la fé y el amor. Términos éstos que en un momento determinado de la serie discuten entre sí y con la política.

los últimos zares
Rasputín seduciendo a la zarina Alejandra

Desde mi punto de vista, Rasputin (Ben Catwirght) es el personaje clave para que la historia tenga la tensión dramática que se merece. El amor de una madre por cuidar a su hijo enfermo, la inexperiencia de Nicolás II, la “sabiduría divina” que se decía que tenía Rasputin, forman un eje fantástico que origina varias crisis en palacio. Esto, lo aprovechan los revolucionarios cansados del hambre y la explotación al pueblo por parte del zar para iniciar una de las revoluciones más importantes de la historia.

En lugar de ponernos al lado de los que pasan hambre, empatizamos más con la familia zar. Esto es un logro de la serie ya que la historia ya sabemos que es contada por los vencedores. Nicolás II cayó, él y toda su dinastía. Y aquí en ‘Los últimos zares‘, nos lo humanizan. Ese ser divino enviado por Dios deja de ser tal para convertirse en un ser como todos nosotros, que comete errores y el miedo ante algunas situaciones lo devora.

Una serie que te invita a reflexionar y ponerte en el lugar de ambos bandos. Entenderlos y agachar la cabeza ante la masacre causada por los miedos, el cansancio y la intolerancia. Una serie de historia, una historia que no debería repetirse.

Lo mejor: Humanizar a la familia divina de los zar y entender lo que sufrieron a causa de los revolucionarios.

Lo peor: Al ser una serie documental se le exige máximo rigor histórico. A veces esto flaquea en algunos detalles.

Nota: 7.5/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here