Inicio El cine con Elengy Crítica – ‘El renacido’ (The revenant)

Crítica – ‘El renacido’ (The revenant)

0

El-renacido-poster

Título original: The revenant

País: Estados Unidos

Género: Drama, aventuras, western

Dirección: Alejandro G. Iñárritu

Guión: Michael Punke (novela), Alejandro G. Iñárritu (adaptación) y Mark L. Smith (adaptación)

Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck, Paul Anderson.

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Música: Carsten Nicolai, Ryuichi Sakamoto

Producción: New Regency Productions, 20th Century Fox

Ni más ni menos que doce nominaciones a los Oscar en éste año 2016. La gran favorita de los premios más importantes que entrega Estados Unidos está a punto de llegar a los cines españoles y para entender la magnitud de ésta película hay que hablar de muchísimas cosas.

El director mexicano Alejandro G. Iñárritu, firma una nueva producción en la que se ha superado a sí mismo. Ya sabe lo que es estar en el podium después de ganar el Oscar a mejor dirección por la carismática “Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)” (2014), y repite nominación con una obra en la que no se ha utilizado ni un solo gramo de celuloide.

fotonoticia_20151123103733_1280

Inspirada en los echos reales que rodearon al hombre Hugh Glass (Leonardo Dicaprio), que durante principios del siglo IX, fue dado por muerto en territorio inexplorado del noroeste, en lo que aún no era América, narra un viaje físico y sobre todo emocional, de un hombre que sobrevive alimentado por sentimientos tan contradictorios como el amor y la venganza.

Para entender los resultados hay que acudir a la producción. Hablamos de un rodaje que se situó en Canadá y más adelante en Argentina, debido a las complicaciones que surgieron por el buen tiempo que les acompañó en Canadá y les dejó sin la nieve que necesitaban. La producción se alargó durante ocho meses, en los que el equipo se enfrentó a bajas temperaturas y traslados complicados en localizaciones naturales. La mismísima naturaleza era la que marcaba el calendario de rodaje, donde la imagen se nutrió únicamente de luz natural, algo que le aporta una gran parte de personalidad a la película.

Uno de los protagonistas es el fantástico Emmanuel “Chivo” Lubezki, encargado de la fotografía y que ya demostró su talento al ser galardonado en 2014 con el Oscar  por su trabajo en “Gravity” (2013). Junto al director Iñárritu, quisieron convertir “El renacido” en una experiencia inmersiva y visceral, lo que les llevó a elegir el uso de la luz natural para alcanzar ese efecto de “ventana”, con el que aportan la sensación de que todo estaba ocurriendo de verdad. Según las propias palabras del fotógrafo, sólo se utilizó luz artificial en una ocasión, en la que el viento complicó el rodaje de una escena nocturna en un campamento. Lubezki descartó el uso de película y trabajó en todo momento con la cámara digital  Arri Alexa 65, pequeña y muy manejable, con lentes entre 12mm y 21mm, que le permitía rodar primerísimos primeros planos sin perder la majestuosidad de las montañas nevadas en el mismo encuadre. Con una definición de 6,5k, era la elección perfecta para llegar al propósito de sumergir al espectador en la historia.

revenant-tom-hardyEl cine evoluciona y la tecnología va de su mano, pero los actores, y a poder ser buenos actores, es algo que siempre será una parte imprescindible. El reparto encabezado por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy, acompañados además por actores tan eficaces como Domhnall Gleeson y jóvenes con mucho talento como Forrest Goodluck o Will Poulter, son sin duda uno de los pilares que elevan la cinta a un nivel asombroso. El trabajo de los dos protagonistas es impresionante y a la vez muy diferentes entre sí. Por un lado, la labor de DiCaprio es totalmente física, en la que requiere la expresión de un torbellino de sentimientos únicamente a través de su expresión corporal y haciendo un énfasis en su mirada, con los innumerables planos en los que Iñárritu se aproxima a sus actores hasta casi tocarlos. En unas condiciones en las que cada gesto cuenta,  su compañero Tom Hardy se transforma totalmente dentro de su personaje John Fitzgerald, con un acento del sur de Estados Unidos muy marcado, e interpretando a un hombre duro como una roca, pragmático hasta el punto de ser cruel y siempre mirando por su propio bienestar. Una fantástica transformación en la que cuesta encontrar el actor bajo el otro trabajo que marca la producción: El vestuario y el maquillaje.

El contenido de la película ha dividido en cierta manera a aquellos que ya hemos podido verla, con comentarios dirigidos a la sencillez de la historia, o a la falta de profundidad, pero según mi punto de vista, no es más sencilla que muchas otras películas que le preceden y han conseguido tanta o más atención, como por ejemplo “Gladiator” (2000), que contando con más diálogo, más personajes y la profundidad que muchos echan de menos en “El renacido”, narra la misma historia se superación, de supervivencia y de venganza, pero enfrentándose sólo, a una naturaleza implacable en condiciones extremas. En “El renacido” lo que importa es el viaje y por encima de éso, el motivo que le lleva a Hugh Glass a sacar fuerzas para emprender un camino tan peligroso e intentar llevar a cabo algo que muchos considerarían imposible.

Hay muchas cosas que hacen a ésta película algo muy especial, desde la técnica hasta el talento de los actores, desde el vestuario y el maquillaje hasta una música que remueve por dentro. Todo ejecutado con un cuidado y amor a la profesión, que traspasa la pantalla. Una película imprescindible que a muchos les costará olvidar.

The-Revenant-2

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here