Inicio Especiales Andalucía, un lugar ideal para la ciencia-ficción y la fantasía

Andalucía, un lugar ideal para la ciencia-ficción y la fantasía

0

Andalucía lleva décadas llamando la atención de grandes producciones en cine y televisión

El pasado miércoles se realizó en el centro FNAC Sevilla una mesa redonda donde se repasaban los rodajes más destacados en películas de ciencia-ficción y de fantasía. El evento estuvo organizado por la Asociación Andaluza de Amigos de la Ciencia Ficción y la Fantasía o, como se conocen popularmente, GuadalCIFI.

El acto comenzó con la reproducción de un video de ocho minutos en el que se señalaban los rodajes más populares en estos géneros realizados en distintos lugares de Andalucía. En él, se podía ver la gran presencia que tuvo Juego de Tronos en tierras andaluzas o como el rodaje de Star Wars en la Plaza de España congregó a un enorme número de fans. Acabado el video, Ricardo Álvarez, presidente de GuadalCIFI, volvió a reproducirlo pero esta vez deteniéndose en diferentes puntos para comentar varias anécdotas.

Inició su exposición hablando sobre Juego de Tronos y la repercusión que tiene su llegada a distintos lugares para rodar escenas. “Juego de Tronos revoluciona el lugar donde va. En los Reales Alcázares, ha habido un incremento en las visitas de un 15%” comentaba Álvarez. Sin embargo, el rodaje de Juego de Tronos no se reducía a los Reales Alcázares.

El puente de Volantis fue realizado en el Puente Romano de Córdoba, aunque predominaba en gran medida la presencia de ordenador en la escena, al igual que en la plaza de toros de Osuna dónde solo se utilizó una mitad del recinto para grabar con público. Incluso en Osuna existe un museo sobre Juego de Tronos con objetos utilizados durante el rodaje de la serie. Según desveló Ricardo Álvarez, parece ser que Itálica, junto con un castillo en Córdoba, se convertirán en nuevas localizaciones de la séptima temporada. En todo este planteamiento, la labor de la Andalucia Film Comission ha sido clave.

Tras el repaso a esta serie, Álvarez pasó a comentar los rodajes famosos de distintas películas. Uno de los lugares más utilizados en la geografía andaluza para rodar películas es la playa de Mónsul, situada en el Almería. En ella, se han rodado escenas para La Historia Interminable (Wolfgang Petersen, 1984), que contó con varios efectos especiales y con un filtro acorde a la atmósfera de la película, el final de Las aventuras del barón Münchausen (Terry Gilliam, 1988) cuyas escenas fueron falseadas con otra localización, y el que probablemente sea el rodaje más mítico en esta zona: Indiana Jones y la Última Cruzada (Steven Spielberg, 1989). En primer lugar, la escena en la que Indy y su padre estrellan el coche fue realizada en una carretera abandonada cerca de la playa. Ya en la playa, la escena del movimiento de los pájaros fue falseado con diferentes técnicos.

Pero la presencia de Indiana Jones en Almería no se reduce a la playa de Mónsul. Según comentaba Álvarez, todas las ramblas de Tabernas se utilizaron para rodar varias escenas de Indiana Jones. Un lugar que, posteriormente, utilizaría Assassin’s Creed (Justin Kurzel, 2016). Para terminar con Indiana Jones y la Última Cruzada, la estación de Guadix en Granada se utilizó tanto en el exterior como en la fachada principal.

También existen rodajes realizados prácticamente por completo en algún lugar de Andalucía, como explicaba Álvarez. Viaje al centro de la tierra (Henry Lavin, 1959) posee numerosas escenas en la Gruta de las Maravillas en Aracena. Aunque también existen otros casos donde ambientación y rodaje no coinciden.

Tal y como comentaba Ricardo Álvarez, Assassin’s Creed sitúa la acción en la Sevilla del siglo XVI pero las escenas poseen muy poco de Sevilla ya que, aunque la ambientación está bastante bien conseguida en términos históricos, los planos no realizados por ordenador son bastante pocos, limitándose a algunos interiores de la catedral.

El punto fuerte llegaba con el rodaje de Star Wars Episodio II: el Ataque de los Clones (George Lucas, 2002) en la Plaza de España de Sevilla. Tuvo lugar el 13 de septiembre del año 2000. Junto con varias imágenes de archivo tomadas por GudalCIFI, Álvarez explicó la complejidad que tuvieron para rodar las escenas, pues necesitaron una gran cantidad de equipo y personal para realizar tomas que después en pantalla ocupaban pocos minutos.

El paseo de entrada al palacio de Naboo tuvo que realizarse cuatro veces, mientras que la escena de interior requirió de toda la tarde. Además, este rodaje tuvo una particularidad que no se había visto antes. Como mostraron en el evento, tanto George Lucas como productores y reparto, se acercaron a los fans que allí se dieron cita para firmar autógrafos y hablar con ellos, una particularidad que no se había dado anteriormente ya que los rodajes se guardaban con sumo secretismo.

Con este último rodaje finalizó el acto. Los asistentes aportaron algunas anécdotas más relacionadas con estos rodajes y con otros de películas más cercanas a otros géneros. En definitiva, un evento muy interesante y que hizo las delicias de los fans más acérrimos no solo a la ciencia-ficción o la fantasía, sino, sobre todo, al cine.

Una crónica de Antonio Fco. Campos Méndez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here