5 razones por las que ver ‘Clique’

El pasado mes de noviembre se estrenaba la segunda temporada de ‘Clique’, un thriller psicológico escrito y dirigido por Jess Brittain. Un estreno temprano  para aquellos que no se han recuperado de la resaca que dejó la serie de Amy Adams, ‘Heridas Abiertas’ (‘Sharp Objects’) pero, sin duda, un auténtico lujo para comenzar las vacaciones de Navidad con la dosis de misterio, drama y tensión adecuada.

1. El desarrollo de la trama principal

Es cierto que Clique puede llegar a ser caótica para aquellos espectadores que quieran ir entendiendo aspectos que se lanzan en cada episodio durante el mismo o a medida que se avanza. Las dos temporadas de la miniserie británica ponen de manifiesto que Clique es una serie donde el drama y la tensión que deben mantenerse en su punto álgido hasta el último capítulo. Y así lo hace, sin decepcionar ni un segundo. Cada plano, cada historia y cada diálogo toman color y forma al final, lo que hace que los 5 episodios restantes sean carne de teorías de los fans, en definitiva, un contenido audiovisual creado para el deleite del espectador con la paleta de color, la banda sonora y la psicología de los personajes.

2. Los personajes

Holly McStay

Rachel Maddox

Jude McDermid

Callum McGowan

La ficción cuenta en sus dos temporadas con personajes nuevos, no obstante, aquellos no varían durante estas son absolutamente sorprendentes y llegar a “conocerlos” es un reto que mantiene al que lo ve expectante ante la próxima acción, la siguiente frase o gesto. Los tres grandes ejemplos son Rachel Maddox (Rachel Hurd-Wood), Holly McStay (Synnøve Karlsen), Jude McDermid (Louise Brealey) y Callum McGowan (Nicholas Nunn). Cualquier comentario sobre ellos sería considerado spoiler pero si se busca personajes con muchas capas y una personalidad desbordante, el trabajo del reparto de ‘Clique’ es asombroso.

3. El color azul

En la psicología del color, el azul en el cine está relacionado con el género dramático, no obstante, cada director puede decidir que representa cada cosa para su obra. En este caso, observando las decisiones de etalonaje de ‘Clique’, hay que resaltar que el azul se asocia a la locura, a la tristeza, a las dudas y siempre es un augurio de que algo va a ocurrir o simplemente nos identifica con el aura del personaje. Las sombras también son muy recurrentes en esta serie, así como las tonalidades pasteles y grises, que combinan de forma exquisita con el paisaje de la ciudad de Edimburgo.

4.  La actualidad

Los temas sociales siempre son un reclamo pero cuando se mezcla el thriller psicológico con estos se traza una línea compleja y delicada que esta serie ha sabido tratar y desenvolver a su antojo, asuntos tan preocupantes y complejos de tratar como la violación o el asesinato son muy recurrentes en las dos temporadas de la serie. Además, otros asuntos como el feminismo o la política tejen el entramada de la universidad y el ambiente en el que se mueven los personajes. Las drogas, la juventud y la cruda realidad tienen vértices puntiagudos que desencadenan en historias y un ambiente común con el que es fácil identificarse debido al contexto y a la época, la sensación que deja ‘Clique’ es esa misma. Esto está ocurriendo en esta ciudad ahora.

5. El guion

El uso de los silencios es abrumador en esta obra, no por que sean excesivos sino por lo bien utilizados que están. El sonido ambiente y la mirada de la protagonista narran la historia, los diálogos son cortos y clave. De ahí que cuando se producen interacciones entre los personajes se requiera de la atención máxima por parte del espectador. Por ello, ‘Clique’ no es una serie realizada para verla mientras se hacen otras cosas, cautivadora y abismal, juega con todos los parámetros con la percepción del que la ve.

Louise Brealey as Jude McDermid | 1×01 ‘Clique’

Women are 51% of the population in this country. Bitches got the majority.Say hello to that majority, and then wave it goodbye, because it’s the only one you’ve got.