Inicio En clave de cine Morricone vuelve al western con “Los Odiosos Ocho”

Morricone vuelve al western con “Los Odiosos Ocho”

1

La banda sonora de “Los Odiosos Ocho” (“The Hateful Eight”) es única. Se trata de la primera partitura original escrita para un film dirigido por Quentin Tarantino y además ha sido escrita por su compositor favorito de todos los tiempos, Ennio Morricone (quien vuelve a componer para un western 40 años después).

Ennio Morricone

Il Maestro.

Desde el principio de su carrera, el director ha dado muestras de amor a la música que el italiano componía para aquellos spaguetti western (tan menospreciados durante la década de los 60) hasta el punto de utilizar música de películas como “Joe, el implacable” o “Por un puñado de dólares”. Incluso consiguió que Morricone le compusiese una canción para “Django Desencadenado” (“Ancora Qui” sin grandes resultados debido a una pésima utilización en el metraje).

Antes de comenzar a grabar “Los Odiosos Ocho”, Tarantino pidió expresamente al compositor que colaborara con él pero Morricone rechazó la invitación ya que coincidía en fechas con el nuevo proyecto de Giuseppe Tornatore (“La Corrispondenza”). Aún con estas, Tarantino le cedió un guión y gracias a la insistencia de su mujer, Maria, Ennio aceptó el encargo y con la siguiente foto, fuimos testigos de la colaboración director/compositor más importante del año.

Tarantino___Morricone_at_Abbey_Road_-_photo_by_Kevin_Mazur__Getty_Images__for_Universal_Music_1450045771_crop_550x375

Dos Cabalgan Juntos.

Como tenia poco tiempo y mucho trabajo (y basándose exclusivamente en el guión), el maestro de 87 años decidió componer una larga pieza de duración capaz de establecer el sonido de la película. La pieza “L’Ultima Diligenza di Red Rock” la escuchamos durante los títulos de créditos iniciales: una diligencia se adentra en un paisaje nevado y la cámara mantiene el plano mientras aparecen los créditos. Es bastante ilógico trabajar en una banda sonora sin haber visto las imágenes editadas pero la pieza de Morricone consigue transmitir una tensión y una violencia frenética con un tema que se repite y repite hasta alcanzar cotas de dureza con voces e instrumentos de viento que nos demuestran que algo importante está por llegar en esa diligencia.

Morricone se ilusionó mucho con esa melodía y decidió escribir más música hasta el punto de realizar una banda sonora completa. Para el resto de piezas, la música se vuelve mucho más misteriosa con ecos al mejor estilo de Bernard Herrmann. Temas casi obsesivos con mucha psicología para subrayar el suspense. Por último, tenemos una breve pieza para “la carta del presidente Lincoln” cuyo solo de trompeta transmite un poco de calor al estilo americano del sonido western. Hay que dejar claro que Tarantino se quedó bastante impresionado cuando escuchó la densa partitura de Morricone por primera vez ya que no era lo que él esperaba (seguramente echó en falta un sonido más puro del oeste) pero cada vez que la escuchaba, iba creciendo en él. Lo dicho, una banda sonora diferente al estilo clásico pero muy interesante.

Así mismo, Tarantino ha vuelto a hacer de las suyas y ha utilizado material preexistente. Aparte de un par de canciones de The White Stripes y Roy Orbison (esta última del western “The Fastest Guitar Alive” interpretada por él mismo), cohabitan en el metraje temas de otras películas a las que puso música Ennio Morricone.

12371150_1174350045927545_5948239190112615064_o

Una banda sonora de Ennio Morricone con toques de Quentin Tarantino

Para empezar encontramos su exquisito tema de Reagan para “El Hereje (Exorcista II)” durante una escena en la que se presenta la belleza de los caballos avanzando por el paisaje. Una pieza que desentona bastante con el estilo que Morricone está creando a través de su partitura original y que puede sacar por completo al espectador.

Más adelante podemos escuchar hasta tres piezas que Morricone compuso para “La Cosa (El Enigma de otro mundo)” pero que John Carpenter dejó fuera. Estos temas son “Eternity”, “Despair” y “Bestiality”. Este último se utiliza en dos escenas clave de la película con estupendo resultado. Se trata de una pieza interpretada por cuerdas donde los fraseos se suceden cada vez con mayor violencia generando una sensación de peligro y terror al mismo tiempo. Al principio choca un poco su utilización en “Los Odiosos Ocho” ya que es una pieza altamente explícita que rompe mucho la narración pero acaba convirtiéndose en un tema clave y se echa en falta que no haya sido editado en su banda sonora comercial.

The_Hateful_Eight_Soundtrack

A cambio tenemos diálogos de la película como hace Tarantino en todos sus discos.

La partitura de Ennio Morricone ha ganado ya el Globo de Oro, es candidata al Bafta y ha sido nominada para los premios Oscar. Hay quienes acusan que la partitura no merece la nominación (por la utilización de música preexistente) pero lo cierto es que la partitura de Ennio Morricone para esta película es extraordinaria (solo tienen que fijarse en como todo la responsabilidad del whodunit cae en los acordes del compositor) y gran parte de esa música preexistente no fue utilizada en las películas para las que se compuso.

Además, el italiano sólo ha tenido otras cinco nominaciones al premio de la Academia y todavía no ha sido merecedor del galardón (en 2007 recibió un premio honorífico a toda su carrera). Esta es su mejor oportunidad para ganar un premio que debería haber ganado hace mucho tiempo.

 

FILE1306837689308-8Morricone debería ir haciendo hueco en su estantería.

(Para saber más sobre las bandas sonoras de Ennio Morricone nominadas al Oscar, escucha el episodio 34 del podcast El Cine por los Oidos. Y para saber más sobre las bandas sonoras de las películas de Quentin Tarantino escucha el episodio 23 y el episodio 24)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here