Inicio Críticas ‘La cima’, escalada a la montaña del dolor

‘La cima’, escalada a la montaña del dolor

0

Título original: La Cima

Año: 2022

Duración: 85 min.

País: España

Dirección: Ibon Cormenzana

Guión: Nerea Castro Andreu

Música: Paula Olaz

Fotografía: Albert Pascual

Reparto: Javier Rey, Patricia López Arnaiz, Blanca Apilánez, Kandido Uranga

Productora: Coproducción España-Francia; Arcadia Motion Pictures, Aixerrota Films, Dorothy Films, Noodles Production, Lazona Producciones

Distribuidora: Filmax

Género: Drama.

Ficha en Filmaffinity

Como si de una milagrosa bombona de oxígeno se tratase, La Cima tratar de dar las fuerzas necesarias a sus dos protagonistas para sobrevivir ante las vicisitudes de la escalada, metáforica y real al mismo timepo, a una de las montañas más míticas del mundo, el Annapurna. Esta es la premisa de la última película de Ibon Cormenzana (Alegría Tristeza, 2018), protagonizada por Javier Rey y Patricia López Arnaiz.

Todo en La Cima es minimalista pero enorme al mismo tiempo. El guion de Nerea Castro cuenta en muy poco tiempo (85 minutos de duración total), a través de muy pocos personajes (el 90% de la película se desarrolla solo con dos personajes en pantalla) y en muy pocas aunque espectaculares localizaciones, una historia gigantesca de dolor y superación en una de las montañas más altas del mundo.

Es esta contraposición entre lo grande y lo ‘diminuto’ donde reside el principal interés de una historia que es capaz de emocionar pero que en ciertos momentos se ve algo impostada. Hay numerosas decisiones de guion, de principio a fin, que resultan repetitivas a la par que inverosímiles hasta un punto que saca al espectador un tanto de la sensibilidad que muestra la película en rasgos generales.

Hay momentos (parece algo común en cintas españolas recientes, como Adú) en los que de manera poco justificada, La Cima se juega una carta a los efectos especiales, y le sale muy mal. Este tipo de detalles no hace más que sorprender, para mal, a quien ve, en este caso, un paisaje fácilmente apreciable como falso que actúa en detrimento del buen tono del filme en un movimiento sin el que la película podría haber seguido avanzando perfectamente.

Fotograma de La Cima.

Dicho esto, cabe destacar una de las principales razones por las que vale la pena ver La Cima, su dueto actoral. En un registro en el que nunca habíamos visto ni a Javier Rey ni a Patricia López Arnaiz, la película se construye a partir de dos de las actuaciones más destacadas de nuestro cine en los últimos meses. Exigidos tanto en lo físico como en lo emocional, ambos intérpretes se compenetran a las mil maravillas.

Lo cierto es que cada uno tiene motivaciones bien distintas para superar el viaje que atraviesas a lo largo de la trama, y tanto Rey como la ganadora del Goya Patricia López Arnaiz son capaces de transmitir todo lo que ha llevado a sus personajes a la situación que nos cuenta la cinta.

Una dirección de fotografía óptima acompaña un correcto trabajo de Ibon Cormenzana que, si bien hace que agradezcamos por momentos la corta duración del metraje debido a su habilidad de saber contar mucho a través de poco, en ocasiones parece un tanto acelerada en su montaje, con cortes un tanto abruptos en escenas que podrían haberse desarrollado más.

La Cima está disponible en salas de nuestro país desde el 25 de marzo y es realmente una de esas cintas que vale la pena ver en la gran pantalla y que emocionará a cualquiera que la disfrute.

Lo mejor: Las interpretaciones de Javier Rey y Patricia López Arnaiz, emotivas y muy exigentes.

Lo peor: La dificultad de seguir y entender ciertas decisiones de guion.

Nota: 6,5/10

Artículo anterior‘Mass’, cuando los fantasmas también necesitan redención
Artículo siguiente‘Belle’, un cuento de realidad virtual animada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí