Inicio Maratón de series HIMYM: Un buen final para una mejor historia

HIMYM: Un buen final para una mejor historia

9

HIMYM

Tras más de un año después del final de How I Met Your Mother (Como Conocí a Vuestra Madre en España) aún hay fans que aún no aceptan el polémico final que les dieron. Tiene su gracia que al hacer uso del hastag #HIMYM la mayoría de comentarios sean en referencia al descontento que generaron esos últimos minutos de capítulo. Una opinión muy respetable, sin duda. Pero también hay un grupo de personas que aplaudieron lo qué pasó.

Hay que reconocerles a Craig Thomas y a Carter Bays, creadores de la serie, que sorprendieron con un final atrevido y menos previsible que el final alternativo y/o típico que podía esperarse des del capítulo uno. El único error que les atribuyo al capítulo final fue la cantidad de información que lanzaron en tan sólo 40 minutos y el mal gusto que tuvieron a la hora de hacer envejecer a los personajes, tras nueve años de haber grabado unos flashback envidiables.

Pero a pesar de estos dos errores puntuales, bastante anecdóticos, para mí fue un buen final. Puesta a defenderlo, es curioso echar la vista atrás hacia el episodio piloto, cuándo conocimos a Robin (Cobie Smulders). La manera de describirla de Ted es magistral: “Y allí estaba chicos, era como la escena de una película antigua, en la que el marinero ve a una chica al otro lado de una pista de baile, se vuelve hacia su colega y le dice: << ¿Has visto a esa chica? Pues algún día me casaré con ella>>”. Sin duda, con lo romanticón que es Ted Mosby (Josh Randor), no estaba hablando por hablar. A partir de allí la serie hila una larga trama de aventuras – entre ellas, todas las idas y venidas de Ted y Robin y la persistencia de él a ser incapaz de despedirse del amor que sentía por ella. El arquitecto neoyorquino no fue tan persistente con ninguna de sus novias de la manera que lo fue con la periodista canadiense.

Aunque durante parte de la temporadas 4, 5 y 6 sí que parecía que lo de Ted y Robin había quedado enfriado a una bonita amistad, el personaje de Victoria (interpretada por Ashley Williams, la primera novia de Ted des del inicio de la serie) vuelve para decir la verdad: que si siete años más tarde de haber cortado aún se encontraba en un punto similar, era porqué era incapaz de dejar ir a Robin. Y razón no le faltaba a la pastelera. A partir de aquel momento, y en especial cuándo vuelve a cortar con la misma Victoria (8×05), vemos a un Ted Mosby cada vez más hundido y escondiendo poco a poco su sonrisa. Aunque se alegra de su amistad con Robin y posteriormente, de la felicidad de ésta y su amigo Barney (Neil Patrick Harris) cuándo se convierte en su prometido, en un rincón de su mente no puede dejar de torturarse por no haber conseguido la chica del otro lado de la pista de baile. Y tras todo este sufrimiento que pasa él sólo, no puede decirse que no se mereciera otra oportunidad con Robin, aunque tuviera que esperar al año 2030. Y eso no implica que no quisiera a la madre. Las quiso y las quiere: Mosby es un romántico.

115

Y para que Ted tuviera su final, tuvimos que pasar primero per 22 capítulos en los que sólo se relataron las 54 horas del fin de semana nupcial de Barney y Robin para que acabaran divorciados tres años después. Una temporada para llegar a casarse y se divorcian en poco más de 10 minutos. Eso es verdad. Pero la estructura de la novena temporada, que es bastante nefasta, no debe dar menos méritos al ligón de la serie, Barney, a quién parte de los fans les ha parecido que tal final ha hecho polvo su evolución en cuestión de segundos. Y realmente, no ha sido así.

Barney no dejó de lado su espíritu playboy al conocer a su hija, como opinan ciertos fans. Hacía tiempo que poco a poco, lo había dejado a un lado: Robin, Nora (Nazanin Boniadi), Quinn (Becki Newtton) y Robin otra vez, son la prueba de ello. Cada vez prefería pelear para que una chica quisiera mantenerse a su lado que para pasar la noche con ella. Es más que obvio que el divorcio fue un mal trago para él, y respondió a ello volviendo a sus andares, siendo éste un típico mecanismo de autodefensa. Así que no, cuando conoció a Ellie no rompió con nueve temporadas, si no que fue su motivo definitivo para quedarse con el Barney que opta pelear para que las chicas se queden a su lado; en este caso, su hija.

Por el momento, estos siguen siendo los motivos por lo que el final de esta exitosa serie sigue siendo tan criticado. Hay diversas opiniones, y este es mi punto de vista, que creo que puedo resumir fácilmente concluyendo que nos quisieron contar la historia de un grupo de cinco amigos que vivían en Nueva York durante los últimos años de su juventud y su entrada en el mundo adulto. Y lo consiguieron.

 

 

 

9 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here