Inicio Críticas ‘Hogar’: una casa es para toda la vida

‘Hogar’: una casa es para toda la vida

0
hogar

Título original: Hogar

Año: 2020

País: España

Dirección: Àlex Pastor, David Pastor

Guión: Àlex Pastor, David Pastor

Reparto: Javier Gutiérrez, Mario Casas, Bruna Cusí, Ruth Díaz, David Verdaguer

Productora: Nostromo Pictures

Distribuidora: Netflix

Ficha en Sensacine

2019 fue un año antológico para las casas en el cine: la mansión de Parásitos recibió prácticamente una campaña de premios personalizada, y se habló tanto de la interpretación de Leonardo DiCaprio en Érase una vez… en Hollywood, como de su casa y la grúa que permitía que la cámara viajase desde la piscina de Rick Dalton a la mansión adyacente donde vivían Roman Polanski, Sharon Tate y Jay Sebring.

Esta obsesión por las casas parece ser algo que se ha trasladado a la ficción de 2020: en Hogar, la nueva película de Àlex y David Pastor (Los últimos días, Infectados), vemos a Javier (Javier Gutiérrez) obsesionarse con la casa que acaba de dejar porque ya no se puede permitir. Hace seis meses le despidieron de su trabajo en una agencia publicitaria, y no importa cómo se venda, nadie le contrata: no es lo suficiente nuevo como para aceptar trabajos de prácticas, ni lo suficientemente reconocido como para que las firmas se lo rifen.

Cuando su familia se ve obligada a dejar la espectacular casa en la que viven, Javier se da cuenta de que esa casa le ha permitido ignorar todo lo que iba mal en su vida: la relación con su mujer (Ruth Díaz) se apaga, su hijo sufre acoso escolar y él es el único que no lo sabe, y la vida que está viviendo parece de otro.

Javier Gutiérrez and Mario Casas in Hogar (2020)
Javier Gutiérrez y Mario Casas en una imagen promocional de ‘Hogar’.

Después de la mudanza, ese otro cobra forma en la figura de Tomás (Mario Casas), quien aterriza en la casa con su mujer Lara (Bruna Cusí) y su hija Mónica. Javier encuentra una llave de su antiguo piso, y a partir de este punto comienza a introducirse en la vida de Tomás: en sus reuniones de alcohólicos anónimos, en su trabajo, sus salidas familiares…

Los hermanos Pastor construyen este thriller dramático con una dirección sutil y cuidada: la casa en torno a la que gira la historia se nos presenta como un lugar, en realidad, algo inhóspito; pero quizá por esto Javier se siente a gusto en ella. Seguir a un personaje con aristas, complejo y al que en ningún momento se pinta como un héroe (ni siquiera un antihéroe) puede llegar a pesar al espectador, pero el guion de Hogar es inteligente, lo suficiente como para que nunca pensemos en Javier como alguien que se ha pasado de la raya… hasta que es demasiado tarde.

La película sufre por estar demasiado pulida: algunas de las cosas que ocurren parecen estar orquestadas, y la narración es algo atropellada por momentos, pero el personaje de Javier está muy bien construido, y es creíble hasta el punto de que los directores se permiten darle una  escena final que se siente como un baño de agua fría, y dejará al espectador temblando de rabia e impotencia.

hogar netflix
Bruna Cusí en ‘Hogar’.

Apoyada en interpretaciones notables de Gutiérrez y Casas, que no hace más que recordarnos que su carrera en el cine adolescente queda lejos, y que es un actor a tener en cuenta, Hogar funciona a la perfección como estudio de personaje, pero también en sus apartados más cercanos al terror (hay una escena con un jardinero que hará que más de uno se estremezca), aunque su apartado emocional flojea, ya que el drama familiar está poco explotado dentro de la historia, esto no hace sino reforzar la imagen de Javier como un hombre frío y calculador, totalmente incapaz de la empatía, y que lo hará todo para recuperar su casa.

Lo mejor: El protagonista es un personaje hipnótico, que el público odiará pero querrá ver durante toda la película.

Lo peor: Las emociones de los personajes se exploran de forma superficial y cuesta empatizar con ellos.

Nota: 6/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here