Inicio Críticas Crítica – ‘Madres Paralelas’

Crítica – ‘Madres Paralelas’

Título original: Madres Paralelas

Año: 2021

Duración: 123 min.

País: España

Dirección: Pedro Almodóvar

Guion: Pedro Almodóvar

Música: Alberto Iglesias

Fotografía: José Luis Alcaine

Reparto: Penélope Cruz, Milena Smit, Israel Elejalde, Aitana Sánchez-Gijón […]

Productora: El Deseo, TVE, Remotamente Films

Género: Drama

Ficha en Filmaffinity

Cuando un público se enfrenta a obras noveles totalmente rompedoras puede suceder, en ocasiones, la construcción de una especie de aura idolatrada hacia el creador. Y así Pedro Almodóvar comenzó a vivir tras el estreno de su opera prima Pepi, Luci, Boom y otras chicas del montón en 1980. Su extraña estética pop y la frescura narrativa de tramas con trasfondo sexual (visto como alarmista en la España de entonces) lanzaron al director manchego a una carrera internacional de éxito de la que todavía sigue gozando. A sus 71 años, abre el festival de cine de Venecia con su última propuesta: Madres Paralelas. Probablemente la cúspide en su filmografía del drama de mujeres, pero su película más política y reiterativa de los últimos años.

La cinta narra la unión que experimentan dos mujeres que recién son madres. Su coincidencia en el hospital les servirá como vínculo para apoyarse a lo largo del tiempo en sus respectivas maternidades. Un portentoso drama femenino que camina sobre la delgada linea entre el sufrimiento y la felicidad. Y estos sentimientos van de la mano con las actuaciones de Penélope Cruz y Milena Smit. Curioso tándem el que forman en pantalla que funciona a la perfección. Smit trae frescura al universo almodovariano. La joven actriz, sin duda, ofrece un recital interpretativo continuo. En contraposición, la permanente tragedia en la que vive Cruz, que nos regala uno de sus mejores papeles de su carrera. 

Madres Paralelas también es un conglomerado de misteriosos nexos. La oportunidad de Almodóvar para hablar sobre el silencio, por parte del estado español,  hacia la memoria histórica llega en su vigésimo segundo largometraje. El director reconoce que “siempre he sido muy sensible a este tema pero nunca había conseguido redactar un guion apropiado”. Un ejercicio valiente que, sin pretenderlo, ofrece confusión a la trama central de la película. Las heridas de la guerra no tienen encaje con las madres paralelas. El argumento sobre las víctimas de la dictadura es tan pesado que, probablemente, necesite su propia película. El ensamble político puede verse como una necesidad de contar al mundo los problemas de la sociedad española, pero es un apunte con ápices de superficialidad. 

Pedro Almodóvar ha sido el artista que más ha internacionalizado la cultura patria. Su filmografía, más allá del atractivo artístico, no se entiende sin su sello español. A pesar de ello sus historias transgresoras que a finales del siglo XX deslumbraban por su originalidad en el relato, a día de hoy dejan de ser tan novedosas. Su manejo del melodrama es excelente pero su narrativa peca de ser reiterativa. Y es que Madres Paralelas es una propuesta interesante y atrevida, con interpretaciones sobresalientes pero que deja esa sensación de ya conocer lo que nos están contando. 

Nota: 6/10

Deja un comentario