Se acabó la ilusión

Exacto, tenemos una cantidad limitada de ilusión. Esta es la historia del tío que, seguramente, la ha perdido para siempre

civilwar1

Octubre de 2014, día 22 si no me equivoco (me la voy a jugar y voy a decir que era miércoles). 7:34 de la mañana. Un apuesto estudiante desayuna antes de pasarse hasta las 21:15 en la facultad. Con asombrosa habilidad, mira Twitter en el móvil con una mano mientras que con la otra sumerge media galleta en la leche calculando a la perfección los tiempos para que la mitad de la misma no se sumerja cual navío Jamescameroniano.

De pronto algo pasa, su cerebro pide un tiempo muerto y media galleta asume su papel de Leo DiCaprio dejándose llevar por un blanco océano patrocinado por Puleva. ¿Qué ha visto en Twitter? ¿El descubrimiento de una nueva vacuna? ¿La confirmación de vida en otros planetas? ¿La OMS prohibiendo el consumo de pizza con piña? Nada de eso. El apuesto estudiante vio esto:

Exacto, se había filtrado y ahí estaba él, disfrutándolo como un enano. Como dijo Fiódor Dostoyevski “se le hizo el culo pepsi-cola” (te digo yo que esta cita salía en ‘Los hermanos Karamazov’).

Vio el trailer dos veces más antes de entrar en clase, a la que llegó tarde. En el descanso entre horas lo vio tres veces más. Llegó a casa por la noche y le echó cinco visionados más antes de acostarse. Este proceso se repitió todos los días hasta que llegó el viernes y pudo comentarlo con sus amigos, igual de apuestos e igual de enfermos.

‘La era de Ultrón’ no comenzaría hasta mayo del año siguiente, pero él ya estaba contando los minutos hasta su llegada. Nuestro protagonista no tenía una tradición como lector de cómics desde que era un niño, empezó bastante tarde, pero eso no impidió que la segunda reunión cinematográfica de los héroes de Marvel le tuviese hypeado como pocas veces antes había estado.

Un mes después, a finales de noviembre del mismo año. No me la voy a jugar con qué día del mes era pero si sé que era viernes. Tras una copiosa comida en casa de su abuela, nuestro apuesto estudiante se levanta de la siesta y el muy tecnozombie saca el móvil y entra en Twitter.

Era la hora, él lo sabía pero había intentado hacerse el duro repitiéndose una y otra vez lo mal que saldría, pero ahí estaba. Era el primer paso a lo que podía ser un camino de fangirl hasta el 18 de diciembre del año siguiente, la prueba de fuego y pensó que estaría preparado, que su buen criterio y objetividad se mantendrían intactos.

Entonces algo despertó:

El resto de la historia hasta hoy se cuenta rápido: una pérdida absoluta de la dignidad de nuestro protagonista, una obsesión continua por el 18 de diciembre que se multiplicaba por diez con cada segundo que pasaba y por mil con el siguiente teaser y el primer trailer.

Ya en la actualidad, el primer trailer de ‘Capitán América: Civil War’ ya está en las redes. Promete ser un reparto de porrazos épico e inolvidable, algo que un año atrás habría elevado el nivel de hypeclorianos hasta salirse de las tablas. Esta ha sido su reacción al ver el trailer:

Nada, absolutamente NADA. Toda la emoción que puede sentir está acumulándose y reservándose, esperando a producir una explosión de euforia cuando unas letras amarillas comiencen a volar por el espacio en una pantalla de cine el día 18. ¿Significa esto que no verá ‘Civil War’? Por supuesto que la verá, pero nunca la esperará como esperó  ‘La era de Ultrón’.

El apuesto estudiante está desconsolado. Solo tiene 21 años y puede que el 18 de diciembre de 2015 sea el día que más emoción sienta en una sala de cine en toda su vida. ¿Y los años que le quedan? Infinitas películas de Marvel que quedan por estrenarse y dos episodios más de ‘La guerra de las galaxias’ son solo ejemplos de estrenos que con total certeza no despertarán lo mismo.

La Fuerza le ha consumido. Pronto la indiferencia será la única habitante en su rostro.

Ayúdame J.J. Abrams, eres mi única esperanza.

Starring:

Apuesto estudiante – Yo

Galleta que hace de Leonardo DiCaprio al principio – Robert Downey Jr.

PD: ¿Y las películas de DC?