Premios Razzie 2018: tan cantados como los Óscar (pero mucho más divertidos)

Por razones personales y profesionales, nos ha sido imposible cubrir los Razzie de este año con análisis película a película, tal y como hicimos el año pasado, pero vamos a compensaros (prometido). Y la primera compensación no podía ser otra que este extenso artículo sobre los premios más cutres del cine actual: los Golden Raspberry.

(Vídeo realizado por la propia organización de los Razzie Awards)

¡Bienvenidos de nuevo al terreno de lo cutre, mis queridos cinéfilos! Tras un parón, regreso con energías a este nuestro cinematográfico blog para comentar lo mejor de lo peor del año. Comencemos como en cualquier reunión de grupos de ayuda: Me llamo Jordi, y llevo un día sin ver alguna pesadilla fílmica. Bueno, puede que en realidad sean unas 3 horas. Qué más da. También me veo en la obligación de confesar que, para sorpresa de muchos, he visionado la gran mayoría de los desastres fílmicos que han recibido galardón en los Razzie, y vaya si lo merecían. Especialmente, la gran “ganadora”, Emoji, la película.

Primero, repasemos la lista de ganadores :

PEOR PELÍCULA

  • Baywatch
  • The Emoji Movie
  • Fifty Shades Darker
  • The Mummy
  • Transformers: The Last Knight

PEOR ACTRIZ

  • Katherine Heigl, Unforgettable
  • Dakota Johnson, Fifty Shades Darker
  • Jennifer Lawrence, Mother!
  • Tyler Perry, Boo! 2: A Madea Halloween
  • Emma Watson, The Circle

PEOR ACTOR

  • Tom Cruise, The Mummy
  • Johnny Depp, Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales
  • Jamie Dornan, Fifty Shades Darker
  • Zac Efron, Baywatch
  • Mark Wahlberg, Daddy’s Home 2 y Transformers: The Last Knight

PEOR ACTOR SECUNDARIO

  • Javier Bardem, Mother! y Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales
  • Russell Crowe, The Mummy
  • Josh Duhamel, Transformers: The Last Knight
  • Mel Gibson, Daddy’s Home 2
  • Anthony Hopkins, Collide y Transformers: The Last Knight

PEOR ACTRIZ SECUNDARIA

  • Kim Basinger, Fifty Shades Darker
  • Sofia Boutella, The Mummy
  • Laura Haddock, Transformers: The Last Knight
  • Goldie Hawn, Snatched
  • Susan Sarandon, A Bad Moms Christmas

PEOR DÚO EN PANTALLA

  • Cualquier combinación de dos personajes, dos juguetes sexuales o dos posiciones sexuales, Fifty Shades Darker
  • Cualquier combinación de dos humanos, dos robots o dos explosiones, Transformers: The Last Knight
  • Dos emojis desagradables, The Emoji Movie
  • Johnny Depp y su interpretación de borracho, Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales
  • Tyler Perry y su peluca o vestido, Boo! 2: A Madea Halloween

PEOR REMAKE O SECUELA

  • Baywatch
  • Boo! 2: A Madea Halloween
  • Fifty Shades Darker
  • The Mummy
  • Transformers: The Last Knight

PEOR DIRECTOR

  • Darren Aronofsky, Mother!
  • Michael Bay, Transformers: The Last Knight
  • James Foley, Fifty Shades Darker
  • Alex Kurtzman, The Mummy
  • Anthony Leondis, The Emoji Movie

PEOR GUION

  • Baywatch
  • The Emoji Movie
  • Fifty Shades Darker
  • The Mummy
  • Transformers: The Last Knight

PREMIO ESPECIAL ROTTEN TOMATOES “LA PELÍCULA TAN MALA, QUE AMASTE VERLA”

  • Baywatch

 

Hablemos, primero, de la gran ganadora. Hacía mucho tiempo que una película de animación de gran presupuesto era tan infecta como Emoji, ganadora de 4 premios Razzie, y con razón. Se trata de una película que tiene un ritmo curioso: en vez de basarse en una historia pequeña que llega hasta un clímax final, o un guión con altibajos, su propuesta es mucho más original. Para ser exactos, cada vez que algo parece mínimamente interesante, rápidamente evoluciona para ser un pastiche publicitario, que es en sí el resumen de toda la película, sosa, absurda y muy, muy aburrida. Es asombroso que se atrevieran a sacar ésta película el mismo año que Coco, que representa todo lo contrario a ésta película y una señal de la evolución de las películas de animación en los últimos años de un producto para niños a algo mucho más profundo. Por favor, ni siquiera como película cutre es merecedora de vuestro interés: perdéosla.

La factura técnica de Emoji es bastante penosa, pero no tanto como su propio guión (Imagen: ElConfidencial)

Siguiendo con este pequeño análisis, pasemos al que puede que sea el inicio de la saga más corta de la historia del cine, pues The Mummy era, en teoría, el arranque para el universo cinematográfico de Dark Universe, un conjunto de películas en las que volveríamos a ver a grandes monstruos clásicos del cine… Una pena que ésta resurrección se viera totalmente cancelada ante el enorme batacazo de crítica, público y taquilla que supuso la cinta protagonizada por Tom Cruise de forma absolutamente penosa. En vez de una película de acción, se trata de una, por decirlo de algún modo, comedia involuntaria, donde ves a actores y actrices de un peso interpretativo titánico, como Javier Bardem o Sofia Boutella, que hace un papelón en Kingsman y Atomic Blonde, caer en un abismo de ridículo. El film es tan desastroso que no paraba de recordarme a La Liga de los Hombres Extraordinarios, la insultante cinta con Sean Connery.

 

Pasamos de Transformers y Cincuenta Sombras, habituales en los Razzie que conocemos demasiado bien para insistir en por qué están siempre nominadas y premiadas, y vamos al último film que merece nuestra atención de estos premios, tanto, que tiene un premio especial sólo para ella, Baywatch. Realmente, no hay mucho que decir: de una serie que marcó nuestra adolescencia pero que no presumía precisamente de calidad, se ha logrado sacar esta deliciosa cutrez, imprescindible en su desastre, cargada de momentos delirantes y agujeros de guión del tamaño de un asteroide de tamaño medio, amén de unos personajes tan pesados como el dicho cuerpo celeste. Dwayne Jhonshon ha recogido con orgullo el premio, algo que reafirma la simpatía que rebosa de este actor, del que espero cosas terribles este año, empezando con la película Rampage, basada en un juego no demasiado bueno pero inolvidable de las recreativas de los noventa. Para echarse a temblar.

Los premios dedicados a actores revelan a un Mel Gibson estridente, extraño y sin ningún carisma en Daddy’s Home 2, y una irreconocible Kim Basinger (en el peor de los sentidos) en la última entrega de Cincuenta Sombras. Hay poco que decir sobre éstas actuaciones, salvo que de malas, se tornan divertidas.. Éstas si que las considero imprescindibles, sin lugar a dudas, sobre todo para saber qué NO hacer delante de una pantalla.

Esperamos que tanto los Óscar como los Razzie os hayan regalado estupendos momentos, en sendas galas cargadas de reivindicación y muy pocas sorpresas en los premios. las Locuras de Cine volverán pronto, por cierto, y esperamos vuestras propuestas para ser incluidas en ellas. ¡Comentad!

¿Qué película de 2017 creéis que debería haber ganado un Razzie?

¿Tenéis alguna película que represente, por algo, una locura fílmica que queréis que analicemos?

¡Esperamos vuestras respuestas!