Ser mujer en Bollywood Parte 3 – El racismo y los estándares de belleza

Pese a que el universo que aparece representado en las películas de Bollywood se va pareciendo cada vez más a lo que estamos acostumbrados en las películas que vemos, no deja de ser la industria cinematográfica de un país con un desarrollo cultural y social bastante diferente al occidental, con gente exageradamente cerrada de mente en puestos de poder y prestigio socioeconómico. Y pese a que en la India hay personas con unas características físicas completamente diferentes entre sí, con diversidad en tonos de piel, sólo aparecen descaradamente representados como bellos los que tienen la piel tan clara como los caucásicos.

Aunque esto resulta todavía más evidente en el caso de ellas: si para triunfar como superestrella bollywoodiense necesitas lucir como una supermodelo, para más inri tienes que procurar que tu piel sea clara. Pero tampoco puedes pasarte, porque entonces te enfrentas a que no te den papeles por no parecer de la India, como le sucedió a la talentosa Kalki Koechlin. Tristemente está tan normalizado que todas (o casi todas) las estrellas cinematográficas han protagonizado campañas publicitarias engañosas de productos que prometen aclarar la piel.

Aclaro llegados a este punto que no hay nada malo en ser blanco, de hecho aquí en occidente estamos preocupados justamente por conseguir el bronceado perfecto. Pero la diferencia está en que el fundamento que sostiene la preferencia hindú por el blanqueado de piel es el racismo. Ya desde el colegio los propios adultos enseñan a los niños que el que es más oscuro es más feo, más bajo, peor. Y el hecho de que personas influyentes al nivel de Shah Rukh Khan y sus colegas actores cedan sus derechos de imagen en productos de este estilo lo único que consigue es afianzar más este pensamiento racista.

Bastantes prejuicios existen ya como para que las figuras que representan la cultura de un país avalen productos que perpetran esos estereotipos. O que cedan ante los mismos de manera tan descarada. Guste o no, los actores son modelos a seguir para miles de niños influenciables, que aprenderán a sentirse mal por algo que no pueden cambiar. Y esto mismo es lo que opina el actor Abhay Deol, que más de una vez ha criticado este comportamiento.

Namaste, amigo.  Lo que necesitas para ser feliz es creer en ti mismo, no encajar en el molde de lo que dicen que es bello.