Ser mujer en Bollywood Parte 1 – Los personajes femeninos

Aishwarya Rai reina en Bollywood

Aishwarya Rai, Miss Mundo en 1994, es una de las actrices más populares de Bollywood.

En todas las industrias cinematográficas alrededor del mundo, la figura de la mujer acaba apareciendo estereotipada y con ciertas características o rasgos físicos que se consideran socialmente aceptados como “bellos”. Por supuesto, siempre habrá algunas excepciones (Meryl Streep es una diosa y no cumple estos estereotipos). Y, siendo India un país abiertamente machista y patriarcal, Bollywood refleja a la perfección esta realidad. Ser una mujer en Bollywood es equivalente a estar guapa para la cámara.

Por lo general, las mujeres que debutan en Bollywood son modelos, misses y derivados. O descendientes de familias relacionadas con la industria con alguna que otra operación plástica o dieta estricta a sus espaldas. Aunque en todas partes a la mujer se le suele valorar únicamente por su físico, en India es exagerado: casi no importa la calidad interpretativa. Aunque hay que admitir que en los últimos años esto está cambiando.

Priyanka Chopra en Bollywood

Priyanka Chopra nos regala la conmovedora interpretación de una joven autista en la película de Bollywood Barfi! (2012)

Con esto no quiero decir que una actriz que sea guapa no sepa actuar. Priyanka Chopra, actualmente en Hollywood y en todas partes, es un buen ejemplo de que una modelo también puede ser buena actriz. Simplemente quiero decir que los personajes a los que opta una mujer en Bollywood son excesivamente limitados, como florero/interés amoroso sin mucho más trasfondo. La historia es de ellos.

¿Qué pasa cuando los personajes femeninos no tienen mucho más que hacer que estar guapas? Que la película pasa a recaer en los hombros masculinos, que el pay gap aumenta hasta límites insospechados y que se perpetúa el machismo en la sociedad. Por no hablar ya de la cultura de la violación, al presentarse a la mujer un simple objeto accesorio para el hombre.

Películas de Bollywood

Priyanka Chopra en Mary Kom (2014), Alia Bhatt en Highway (2014), Deepika Padukone en Piku (2015) y Sonam Kapoor en Neerja (2016) son ejemplos de que en Bollywood las mujeres también pueden ser protagonistas con éxito comercial.

Por suerte, actrices de la “nueva generación” como Deepika Padukone, Sonam Kapoor, Alia Bhatt y la anteriormente mencionada Priyanka Chopra, están poniendo de su parte para que esto cambie. Son buenas actrices capaces de atraer al público a ver sus películas sin necesitar un actor de renombre a su lado. Ellas pueden llevar el peso de una película a sus hombros y exigen que se les recompense de la misma manera que a sus colegas masculinos.

Es cierto que una industria como la del cine es reflejo directo de su sociedad: es el público el que perpetúa este pay gap y permite la cosificación de la mujer al ir a ver estas películas, que son totalmente injustas con los personajes femeninos. Así que hasta que no cambie el chip en los espectadores y éstos apoyen un cambio, no empezará a verse como normal que una mujer sea la cabeza de cartel de una película.

Namaste, amigos.