Lo mejor de A. R. Rahman, ganador del Oscar por ‘Slumdog Millionaire’.

A. R. Rahman es uno de los compositores con más recorrido del mundo. Ha sido nominado a los premios Oscar en cuatro ocasiones, con dos victorias por la banda sonora de la película británica Slumdog Millionaire (y su canción principal, Jai Ho!), que consigue emocionar en gran parte por el excelente trabajo de este compositor en la cinta. Aunque comenzó su carrera en la industria tamil, pronto pasó a alcanzar gran prestigio en todo el país, y en los últimos años se ha encargado de componer para películas en Hollywood, por no hablar de las veces que se han reutilizado piezas suyas para conformar nuevas bandas sonoras.

Dil Se (1998).

De esta película es la famosa secuencia rodada en un tren en movimiento, con la canción Chaiyya Chaiyya de fondo y el actor Shah Rukh Khan bailando junto a Malaika Arora Khan. Esta pista concreta se ha reutilizado en numerosas ocasiones, como por ejemplo en la introducción de Plan Oculto, protagonizada por Denzel Washington, Jodie Foster y Clive Owen.

Lagaan (2001).

Nominada a los premios Oscar, Lagaan es una película de deportes con impresionantes números musicales firmados por Rahman. Protagonizada por Aamir Khan, narra el intento de los habitantes de una aldea de ver reducidos sus impuestos frente a los colonos británicos por medio de una partida de cricket.

Ravaan (2010).

En este thriller la música pasa a formar parte de la trama como un personaje más. Rahman se encargó de componer la música y de poner la letra tanto en la versión hindú como en la adaptación tamil que se rodó al mismo tiempo. Ambas están protagonizadas por Aishwarya Rai y Vikram, con Abhishek Bahchan en la versión de Bollywood y Prithviraj en la tamil.

Tamasha (2015).

Una de las mejores películas del director Imtiaz Ali, protagonizada por Deepika Padukone y Ranbir Kapoor. Soy incapaz de quedarme con una sola canción, toda la composición es capaz de trasmitir a la perfección todos y cada uno de los estados de ánimo por los que pasan los protagonistas, desde la diversión de unas fiestas populares a la soledad y tristeza más absoluta.

Como podéis imaginar, me he limitado a hacer una pequeña selección de su extensísimo trabajo, aunque recomiendo de todo corazón que escuchéis más de sus composiciones, si es que todavía no conocéis a este artista. Namaste, amigos.