Los mejores momentos de AHS: Cult

Ya ha finalizado la última temporada de “American Horror Story”, la quinta temporada denominada “Cult” y protagonizada por Sarah Paulson, Evan Peters, Frances Conroy, Adina Porter, Cheyenne Jackson y Mare Winningham ha creado mucho debate en las redes sociales ha dañado alguna que otra sensibilidad… ¡Hasta ahora nada nuevo!

Lo que ha sorprendido, sin duda, es la trama, basando los 11 episodios en un contexto de pura actualidad. Se ha partido de la situación política de Estados Unidos y su repercusión en la sociedad, el reparto ha sabido defender con garras cada escena y cada giro. Esta ha sido una de las temporadas en las que más se ha jugado con el espectador, pero no con sus estómagos sino con sus cabezas.

Evan Peters ha dejado boquiabierta, semana tras semana, a la audiencia llevándose por ende las ovaciones del público a mejor personaje.
Y es que el joven estadounidense desvela una parte de su oscura y enrevesada alma a cada minuto de episodio, cuando se cree que ya se han comprendido sus intenciones y que, por lo tanto, actuará en consecuencia se descubre otro aspecto que confunde y demuestra al público que equivocaba.

La séptima temporada de la serie de terror ha regalado algunos momentos culminantes y difíciles de olvidar.

1. La unión de meñiques

Kai Anderson (Evan Peters) manipula y analiza a sus víctimas a través de este método, que en un principio puede resultar infantil pero que se acaba difuminando y convirtiendo en un momento espeluznante y tenso a lo largo de la temporada.

2. Ally Mayfair- Richards mata a su esposa Ivy

Después de traicionar a Ally (Sarah Pualson), intentando utilizar sus fobias en su contra para desestabilizarla mentalmente y engañándola con la niñera, Ivy y ella comienzan a formar parte de la secta de Anderson. Al final de la temporada se descubre que Ally tenía otros planes y el espectador aprecia en todo su esplendor la gran evolución del personaje, motivado por la venganza.
La escena completa y la sed de venganza recuerda a Kill Bill (Quentin Tarantino, 2003) y está llevada a cabo con magistralidad.
3. Ally Mayfair- Richards rechaza una entrevista con Lana Winters.

No es la primera vez que los creadores de “American Horror Story” entrelazan y hacen guiños a otras temporadas. En la sexta, por ejemplo, volvía a aparecer la emblemática periodista Lana Winters (Sarah Paulson), de la segunda temporada: Asylum. En esta ocasión no aparece presencialmente pero en una conversación se dice que Ally, que se encuentra en campaña política, ha rechazado una entrevista con Winters para hablar sobre su experiencia tras escapar de la secta.

Un guiño excepcional debido a que la actriz que interpreta a Lana y Ally son la misma persona. No cabe duda que Lana Winters, alias Lana Banana, ha sido uno de los personajes más simbólicos de la serie.

4. Oz y Kai

Oz Mayfair-Richards es el hijo de Ivy y Ally, como cabe esperar se ve envuelto en la secta de Kai, llegando a decirse que es su padre. Por esta razón, Kai “secuestra” a Oz cuando el asunto de la paternidad sale a la luz y mantiene una conversación con él muy vil en la que intenta meter en la cabeza del pequeño que no era normal que tuviera dos madres. La respuesta del niño es bestial, se muestra la educación y trabajo por la igualdad que sus madres le han inculcado y que se refleja cada vez que Oz se muestra indiferente y razonable ante la manipulación de Kai.

La representación del colectivo LGTBI en “American Horror Story” siempre ha estado presente y es una de las pocas series que ha desarrollado correctamente, dentro de las posibilidades de la trama y el género de la serie, a las parejas y personajes individuales.

5. La muerte de Kai Anderson

La evolución de Ally es brutal. Junto con Kai se convierten en los favoritos de esta temporada. Y tras ver 10 episodios en los que el sufrimiento y el miedo son los protagonistas, todo esto establecido estratégicamente por Kai resulta muy satisfactorio.

Ally ocupa el lugar que Kai tenía pensado antes de entrar en prisión. Logra escapar e intenta asesinarla en pleno discurso político, pero ella, curtida por el chantaje que vivió, se anticipa y acaba con una épica frase:

Ally Mayfair- Richards: “Hay algo más peligroso que un hombre humillado… Una mujer malvada”

Acto seguido, Baverly Hope (Andina Porter), una reportera que también formó parte de la secta, dispara y lo mata de un tiro en la cabeza. La muerte más esperada de la temporada sin edulcorante, precisa y brillante.

Aunque en una escena diferente, este momento se engloba dentro de la muerte de Kai Anderson. Y es la escena final: tras una temporada de atrocidades, Ally no es la misma, la venganza y el dolor la han transformado en otra persona. Este cambio la lleva a ponerse la capa verde de la exlíder de la secta SCUM (Frances Conroy). Un final circular en el que vemos que ella es ahora la nueva líder de una secta, con una mente más perversa que el temido Kai.

Un final perturbador pero emocionante. No defrauda.

Y aunque este era un ranking para los cinco mejores momentos de American Horror Story: Cult hay que hacer un inciso y dedicarle un punto a los épicos:

6. Manwichs

Ally cocina los manwichs (sándwichs de carne) para Kai y lo sigue haciendo durante la temporada. ¿De verdad nunca quisieron probarlos?