¿Qué implica para los consumidores la ruptura de Netflix con Disney?

 

Después de rumores constantes desde hace meses en lo referente a una posible compra del gigante de la televisión por parte de Disney todo se ha aclarado: la empresa de Mickey Mouse se separa de Netflix y creará su propio servicio de vídeo bajo demanda. La consecuencia principal de esta decisión es la retirada de todo contenido proveniente de la gran compañía de Netflix. Todas las películas de Disney, Pixar, Lucasfilm y Marvel “emigrarán” al nuevo servicio de vídeo bajo demanda que prepara la compañía para el año 2019.

El plan de Disney consiste en crear su propio servicio centrado en contenido familiar creado por la propia empresa o por cualquiera de las que posee, es decir, en este servicio existiría contenido propio de Disney Channel o Disney XD sumándole todo el contenido creado por las empresas anteriormente nombradas. Además planea crear contenido exclusivo al más puro estilo de “los originales de Netflix” para así atraer a más público.

Ahora bien, si lees esto desde cualquier punto de España o de Latinoamérica puedes estar tranquilo porque esta ruptura comercial solo afecta (por ahora) a Estados Unidos. Todo el contenido referente a Disney seguirá en el sitio en el que está actualmente, ya sea HBO España o Netflix y presumiblemente, lo mismo ocurrirá en América Latina.

La empresa del ratón Mickey venía mostrando interés en Netflix desde hacía tiempo y ahora por fin todo tiene sentido.

Ahora bien: ¿Qué ocurre con las coproducciones de Disney con Marvel Televisión? En un principio y según ha dicho el presidente de Disney, Bob Iger, todo seguirá igual. Estas series no se verán afectadas ni en su producción ni en el canal de distribución por lo que todos los consumidores del Universo Cinematográfico Marvel pueden estar tranquilos ya que ninguna de sus series cambiará de sitio ni se cancelará en un futuro cercano.

Por tanto, si no vives en suelo estadounidense puedes estar tranquilo y si tienes la suerte de vivir allí ya sabes que si quieres disfrutar del contenido de Disney a partir de 2019 deberás de contratar otro servicio más de vídeo bajo demanda, como si no hubiera suficiente con Amazon, Netflix, Hulu o HBO.