Globos de Oro 2018: una alfombra roja teñida de negro

La madrugada del lunes pasado (horario español) tuvo lugar, en el mítico hotel Beverly Hilton, una de las citas cinematográficas más importantes del mundo: los Globos de Oro 2018. Recopilamos los mejores estilismos.

Saoirse Ronan, mejor actriz protagonista en película cómica o musical, con vestido de Atelier Versace.

Lista de ganadores aquí.

Solo cuando se es consciente del poder de la moda, el uso de una determinada prenda puede lanzar valientes mensajes e incluso luchar por una causa importante; ¿y qué mejor lugar que los Globos de Oro 2018 para hacerlo?

El aspecto diferenciador de la 75º edición del evento cinematográfico, respecto a las pasadas, ha sido un protocolo de vestimenta fuera de lo común. Aquí no vas a encontrar una selección de looks arriesgados y  mezclas de colores imposibles. La sobriedad del negro ha primado también en las mujeres por una buena razón: la lucha contra el abuso sexual en Hollywood.

Si a ello le sumamos los pins con el lema Time’s Up, que pudimos ver en la solapa de muchos trajes, y memorables discursos protagonizados por personalidades comprometidas con el movimiento #MeToo, tenemos como resultado la alfombra roja más feminista de la historia.

Los protagonistas de Stranger Things luciendo el pin Time’s Up.

Sin embargo, la estricta etiqueta no supuso una pérdida de glamour, en absoluto. Las habituales triunfadoras, en cuanto a estilismos se trata, supieron sacar partido del negro y apostar por looks dignos de eventos hollywoodenses.

Bajo estas líneas, una elegantísima Jessica Biel luce un vestido de Dior, con escote corazón y confeccionado en tul. A su lado, Diane Kruger elige un modelo de Prada con detalles brillantes; misma táctica que su compañera de profesión, Dakota Johnson. La joven actriz se decantó por un Gucci de terciopelo, cuya espalda no dejaba indiferente a nadie.

A diferencia de otras alfombras rojas, llamó la atención el uso destacado de la manga larga. Un recurso textil a la altura de las circunstancias, que funcionó a la perfección dentro del contexto de la gala.

La preciosa Alicia Vikander lució un vestido de su diseñador por excelencia, Louis Vuitton. Se trataba de una pieza hecha a base de transparencias y detalles en forma de sutiles joyas. Nada que ver con el Gucci de Margot Robbie, donde la pedrería se convierte en protagonista indiscutible junto a unas mangas jamón. Y como de mangas va la cosa… ¿qué decir del Atelier Versace de Angelina Jolie?

Las encargadas de cerrar la galería son mundialmente conocidas por su papel en distintas series, donde desempeñaron el rol de mujeres con mucha personalidad.

Empezando por la izquierda, encontramos a una Emilia Clarke (Juego de Tronos) muy sexy, con un modelo de escote pronunciado de la firma Miu Miu. Le sigue Katherine Langford (Por 13 razones), quien eligió un sobrio vestido de Prada, que centraba toda la atención en su cintura. Por último, la explosiva Christina Hendricks (Mad Men) se decanta por un vestido-pantalón de Christian Siriano, combinado con tacones altos de Jimmy Choo.

 

¿Cuál es tu total black preferido?