Entrevista con Nuria Mediavilla, Laura Pastor y Rodri Martín

El pasado sábado tuvimos la oportunidad de asistir a Sevilla Ficción. Este evento reunía una buena cantidad de decorados pertenecientes a diferentes series y películas, así como varios stands de comics o merchandising. Pero el plato fuerte llegaba con los invitados a esta edición. De entre todos ellos, destacaba la presencia de la mesa redonda con Nuria Mediavilla, Laura Pastor y Rodri Martín, tres grandes actores de doblaje en el panorama actual español.

Nuria Mediavilla es la voz de actrices como Uma Thurman, Angelina Jolie, Winona Ryder, Cameron Díaz… Su hermano, Jose Luís Mediavilla también es actor de doblaje (Falcon en Vengadores) siguiendo en legado de su padre, Pepe Mediavilla (Morgan Freeman, Ian Mckellen).

Por su parte, Laura Pastor es la voz habitual de Emma Watson, destacando sobretodo en la saga Harry Potter. Su estreno fue de los más reconocidos con la película Los Increíbles interpretando a Violeta Parr. Actualmente, también se la ha podido escuchar en Guardianes de la Galaxia, con Mantis, y en la serie Modern Family, en el personaje de Alex Dunphy.

Por último, pero no menos importante, Rodri Martín esta ganando gran popularidad últimamente, sobretodo por dos series de enorme éxito: Rick y Morty y Por Trece Razones. Su interpretación de Morty sublimo, con una serie llena de grandes golpes, mientras que en Por Trece Razones la interpretación de Clay requiere de un poco más de calma, con momentos más dramáticos. No obstante, ya desde sus comienzos sus carrera estuvo bastante ligada a la ficción, con series como Dexter.

El acto fue presentado por 35 milímetros y Mundoplus, con el auditorio de la Escuela de Arte lleno hasta la bandera.

PREGUNTA: ¿Como comenzasteis vuestra carrera en el doblaje?

LAURA PASTOR: Bueno, yo recuerdo empezar desde muy pequeñita. Me gustaba mucho cantar y actuar y decidí empezar a aprender por ahí. Luego llegaron las primeras pruebas, los primeros papeles… Pero si que tenía claro que quería dedicarme a eso.

NURIA MEDIAVILLA: Un poco igual que Laura, empecé desde muy pequeña con 7 años. Era algo que me venía de familia y prácticamente desde que empecé fue un no parar.

RODRI MARTÍN: Yo empecé algo más crecidito, fue metiéndome en el mundillo y me fue dando bastante curiosidad. Hice mucha sala al principio, hasta que fueron llegando papeles importantes.

P: ¿Como es la labor de doblaje?

RM: Bueno, la verdad es que de primeras somos muy dependientes del teléfono, de que nos llamen o no. Suele consistir en una o varias jornadas de trabajo intensivo, con mucha sala, intentando terminar lo máximo cada día y luego cada uno por su lado. La verdad es que es un trabajo con mucha presión.

P: Bueno Rodri, la verdad es que la serie Rick y Morty ha alcanzado un gran éxito. ¿Como te llega esta oportunidad?

RM: Nos enseñaron unas imágenes del primer capítulo y la verdad es que nos reímos muchísimo. Una serie totalmente desquiciada, con muchos guiños a diferentes series y pelis. Me ofrecieron el papel de Morty y lo acepté. La verdad que fue una gran decisión pero Morty me exige un trabajo físico y mental que me da hasta agujetas.

P: ¿Esperabas que tuviera semejante éxitos?

RM: Para nada, ninguno lo esperábamos. Esa serie, con tantas locuras… pensábamos que le gustaría a tres o cuatro locos como nosotros. Pero la verdad es que ha conectado muy bien con el personal.

P: Pero no es la única serie de éxito que has protagonizado. Veo por aquí en tu historial la serie Por Trece Razones, una serie que tuvo un enorme éxito la pasada temporada. ¿Qué nos puedes contar de una serie así?

RM: Para mi, Por Trece Razones es una serie especial. Para empezar, porque Clay me exige menos gritos y sobresaltos que Morty (risas). Pero además es que es una serie que refleja una realidad muy dura y compleja en la adolescencia. Ser partícipe de algo que aporta tanta discusión siempre es positivo.

P: Laura, tu comenzaste por todo lo alto en el doblaje. Nada más y nada menos que con Los Increíbles en el personaje de Violeta Parr. ¿Cómo te llegó esta oportunidad?

LP: Bueno, se realizaron pruebas para esta película y yo, como no podía ser de otro modo, me fui directa a hacerlas. Cuando llegue, la sala estaba llena de niñas super monas, altas, con voces muy bonitas… La prueba aún así fue muy bien, me identificaba con el personaje y los propios directores me felicitaron. Salí de la prueba pensando que me darían el papel pero mi madre me bajo un poco los humos. Pero luego acabaron llamándome diciendo que lo había conseguido, que el papel era mío. Un momento mágico, más aún porque luego me invitaron al estreno y pude conocer a gente que admiraba muchísimo.

P: Y poco después, otro papel de renombre: Hermione Granger.

LP: A ver, yo tengo que decir que desde que me leí los libros pensaba que iba a ser Hermione. Se lo decía a mi madre, que harían las pelis y que yo sería Hermione, mi madre pensaba que estaba loca. Luego hicieron las pelis… y no fui Hermione. Mi primer contacto con la saga Harry Potter fue en un videojuego haciendo un papel muy pequeñito. Posteriormente con La Orden del Fénix se hicieron pruebas que ni yo me esperaba, me lo dijeron estando en sala. De hecho, en la misma prueba me emocioné haciéndola y vi a los directores comentándolo. Un día, mi madre me llamó estando yo en casa y me dijo “Buenos días, Hermione” y yo no entendía nada. Luego ya me lo explicó, como yo era menor de edad la habían llamado a ella para decirle que iba a interpretar a Hermione. Fue un sueño hecho realidad.

P: También te hemos podido escuchar en el Universo Cinematográfico Marvel, en dos personajes diferentes. La doctora Cho en Vengadores: La Era de Ultrón y en Guardianes de la Galaxia 2 con Mantis. ¿Con cuál de los dos te quedas?

LP: Obviamente, con la doctora Cho (risas). No hombre, me quedo con Mantis es un personaje muy divertido y risueño, muy yo.

P: Otro gran éxito en tu carrera es el personaje de Alex Dunphy en Modern Family. ¿Como es trabajar con una serie tan dependiente de sus cambios de idioma en versión original?

LP: Todo el tema de cambios en los guiones, ya sea por entonación y demás corresponde al director de doblaje, nosotros tenemos ya un poco el trabajo más hecho, por lo que es más sencillo.

P: Uma Thurman, Rachel Weisz, Cameron Díaz, Winona Ryder, Angelina Jolie… ¿Te suenan, Nuria? ¿Con cual te quedas?

NM: Es difícil desde luego porque cada una me aporta algo distinto. Si tuviera que elegir diría Angelina Jolie.

P: ¿Por qué?

NM: Realmente no lo sé. Creo que tiene que ver con la conexión que se siente y con ella es muy profunda, con cada uno de sus personajes.

P: ¿Con que película suya te quedarías o con que personaje? Traslado esta pregunta a todos con vuestro personaje favorito-

NM: De nuevo, es tremendamente difícil, pero creo que me quedaría con Maléfica, un personaje maravilloso.

LP: Creo que diría Emma en Frozen o Hermione en Harry Potter, son los más especiales.

RM: Me tocó muchísimo Hiro en Big Hero 6, así que creó que me quedaría con él.

P: Nuria, uno de los últimos trabajos de Winona Ryder ha sido en la serie Stranger Things. ¿Como fue interpretar a este personaje tan alterado casi siempre?

NM: Debo decir que no he visto la serie. Nosotros consumimos muy poca ficción porque es prácticamente con lo que vivimos y una vez llegamos a casa estamos muy cansados de todo ello. Pero creó que la mayor dificultad estaba en las condiciones. Tenía muy poco espacio de la escena para ver y tenía que imaginármela casi por completo en vez de verla por lo que fue realmente complicado.

P: Entiendo que las condiciones entonces no han mejorado en absoluto…

NM: Para nada, al contrario, han empeorado. Antes tenías la posibilidad de ver los diferentes trabajos como en el cine. Ahora todo está muy capado, con marcas de aguas y recuadros que solo marcan la boca del interpreté. Eso unido al poco tiempo que nos dan… Es lo que hace que los doblajes no sean tan buenos, porque eso requiere de tiempo y de sentir la escena.

P: ¿Veis reconocido el trabajo por parte del público?

RM: (dirigiéndose al público). Por parte de todos vosotros sí y eso nos causa una gran ilusión. Pero cuando te reconocen por la calle casi siempre te enfrentas a lo mismo. Que si la versión original es la buena, que si cobramos un montón…

LP: Que si doblamos porno

RM: Hazme este diálogo para un amigo/amiga… Existe como un cierto desprestigio al doblaje totalmente injustificado e injusto. Porque luego la gente viene a vernos a las salas de doblaje, ven nuestro desempeño y al final acaban dándonos la razón.

P: Volviendo un poco a tu carrera, Nuria, y en relación a las dificultades que tenéis. En El Señor de los Anillos se nota un gran trabajo de doblaje. ¿Fue complicado trabajar con el elfico en Galadriel?

NM: Recuerdo el elfico como una lengua muy melódica, muy elegante. Es verdad que yo no tuve tantas escenas en este idioma pero si que fueron muy interesantes. Además, el trabajo en esta película fue muy cómodo para nosotros, exigente, pero con muy buenas condiciones.

P: Para ir acabando, ¿preferís la animación o la acción real?

RM: Personalmente, no me quedo con ninguno. Creo que ambos, al menos en mi caso, me aportan cosas diferentes. La locura y la intensidad de Morty no es la misma que la calma de Clay, gracias a Dios (risas).

LP: Yo estoy un poco igual. La animación te permite también desarrollarte como cantante, tiene matices diferentes a los de la acción real, donde tienes que encajar con tu voz con la boca del actor o actriz.

NM: De todas maneras, al fin y al cabo, ¿por qué elegir?