Entrevista a Barbara Lennie: “Siempre hay algo de cada uno en sus personajes”

Fotógrafa: Alba Muriel

Durante la celebración del Festival de Cine Europeo de Sevilla, tuvimos la oportunidad de estar presentes en la presentación de la película ‘Oro‘, de Agustín Díaz Yanes. Con motivo de este evento, también hubo ocasión de entrevistar a algunos miembros del reparto.

Barbara Lennie interpreta a Doña Ana en esta película sobre la conquista de España. Ganadora de un premio Goya a mejor actriz por su papel en ‘Magical Girl‘, la actriz madrileña  nos hablo sobre sus sensaciones con respecto a la película y su personaje, así como de la industria cinematográfica en España y del Festival de Cine Europeo.

PREGUNTA: Encantado de que estés en este Festival de Cine Europeo presentando una película que, como ya habéis comentado, ha tenido un rodaje difícil.

BARBARA LENNIE: Pues sí, muy buenas. En cuanto a lo primero es un placer estar en este Festival. Es la primera vez que venga, aunque me han ofrecido en otros años ser parte del jurado pero por diferentes razones no ha podido ser así que esto encantada de estar aquí. En segundo lugar, lo cierto es que sí que fue duro. Sobre todo físicamente era muy exigente y tampoco creo que estuviéramos concienciados del todo de cómo iba a ser. Hubo también un añadido de estar obligados a una convivencia en la intemperie que requería de energía y mucha paciencia.

P: Tal y como hemos hablado en rueda de prensa solo hay dos personajes femeninos en la película. Con respecto a ello, ¿cómo ha sido encarar este personaje, más difícil o no ha sido algo significativo?

B.N.: La construcción de este personaje no está condicionada por los hombres o mujeres que la rodean. Son personajes y van a contar la historia. El trabajo que realizas como actriz con el papel es independiente a la relevancia de mujeres u hombres que haya. Pero al final si influye en cuanto a la ficción y realidad. Yo estaba rodeada de cuarenta hombres cada día, al igual que Doña Ana estaba rodeada de esos cuarenta hombres en la selva. Nuestras realidades estaban alejadas pero si había algo en cuanto a las energías que se transmiten y que se pueden ver en la película.

P: ¿Qué destacarías de tu personaje, de su desarrollo en la película?

B.N.: He intentado que sea una mujer que convive con todo su desconcierto y como su instinto de supervivencia va evolucionando hacia tomar una posición más activa, como coger un arma. Es algo relacionado a cuando crecemos, cuando vivimos momentos que nos cambian, mi personaje pronto se encuentra en situaciones que nunca había imaginado. Me gustaba la idea de construir un personaje que no renuncia a su fantasía, a su imaginario que tiene un refugio en la literatura que acaba por salvarla.

P: Se podría decir que, aunque sean épocas distintas, hay algo de Barbara Lennie en Doña Ana.

B.N.: Pienso que siempre hay algo de cada uno en sus personajes. ¿Cómo no vas a dejar algo de uno mismo en algo en lo que inviertes tanto? Por supuesto que lo hay. Como espectadora, me gustan unos actores o actrices porque hay algo de ellos que me gusta. Pueden ser muy buenos técnicamente, pueden transformarse muy bien pero si a mí no me interesa como una especia de intangible de ellos mismos, no soy capaz de seguirlos. Creo que es un oficio que para bien o para mal, cada uno impregna parte de su intimidad.

P: ¿Considerarías el rodaje complicado o más bien, intenso?

B.N.: Como las dos cosas directamente. No fue un rodaje difícil en el sentido de no encontrar la secuencia o estar despistado con el tono. Fue un complejo en cuanto a lidiar con el cansancio, con un desconcierto por parte de todos de no saber exactamente que teníamos que hacer. Hubo algo de caos en el planteamiento de la puesta en escena, pero era necesario porque había que retratar a mucha gente en un mismo plano lo cual conlleva dificultades. Pero sobretodo creo que ninguno esperábamos el tener que estar tanto tiempo en el set. En un primer momento, iba a ir veinte días y acabe en 45. Al final estuve casi todo el tiempo y como yo el resto de mis compañeros.

P: Esta película histórica y de aventuras es algo que últimamente no solemos ver en el cine español. ¿Crees que se debería apostar por saber algo más de nuestra historia?

B.N.: Yo creo que el cine es libre. Me encantaría que hubiera más películas en general, con una industria en la que cupieran más historias diferentes, más puntos de vista, con dimensiones y ambiciones diferentes. Me encantan las películas de aventuras, como actriz me gusta mucho hacerlas.

P: Ojala tuviéramos aquí nuestro Indiana Jones.

B.N.: ¿Te imaginas? O también nuestra fantasía. Creo que la no apuesta por estos géneros es más por el volumen de la industria que por otros aspectos.

P: Entonces, ¿crees que tiene algún tipo de relación con el estilo de cine que se realiza en España?

B.N.: Creo que va mucho por modas. Se abre de repente el género del cine negro y se hacen muchos thrillers. No sé exactamente a qué se debe, pero sé que hay muchas voces, con diferentes proyectos y con la presencia de nuevas plataformas para que salgan adelante.

P: Por último, me gustaría preguntarte por el Festival de Cine Europeo, ¿cómo lo ves este año?

B.N.: He podido ver poco desde que he llegado, pero he hablado con José Luís Cienfuegos y me ha comentado que esta muy contento porque hay mucho público, las salas se están llenando y al final, un festival tiene que generar eso, ganas de ver películas, hablar de ellas y compartirlas. En ese sentido, la labor es increíble. Además, he visto el programa y hay muchas cosas que me gustaría ver. Es un placer poder presentar la película en este festival.