Cómo disfrutar de Bollywood sin morir en el intento.

Para muchos Bollywood es sinónimo de bailes sin sentido y clases de zumba. Algo poco serio y que da cierta pereza, ya que el ser humano tiene la maravillosa tendencia a rechazar todo aquello que no conoce o a lo que no está acostumbrado. Pero, ¿y si os digo que la industria cinematográfica de la India es la más grande del mundo en referencia a cantidad de películas producidas anualmente (entre 1,500 y 2,000)? ¿Sabéis que muchos de sus actores aparecen en las listas de mejor pagados del mundo, por delante incluso de Brad Pitt?

Shah Rukh Khan es uno de los actores mejor pagados del mundo.

Pese a que el nombre con el que se hace referencia popularmente a esta industria parece una simple parodia de Hollywood, no tienen absolutamente nada que ver. Quizás parte del recelo en nuestro país hacia Bollywood se deba precisamente a estas diferencias, que chocan de manera directa con las costumbres cinematográficas influenciadas por EEUU.

Por eso hoy os traigo una serie de recomendaciones a tener en cuenta si os aventuráis por primera vez en la magia de Bollywood.

  • En occidente estamos acostumbrados a un determinado ritmo de narración. La media de duración de una película occidental es de 1 hora y media/2 horas, mientras que en Bollywood una película suele durar 3 horas, aunque en los últimos años se ha tendido a reducir a las 2 horas y media. Por este motivo se divide la historia en dos partes, para que en los cines la gente pueda salir a descansar.

Mi consejo: aprovechad esta división para seguir con la película en otro momento.

  • Lo llamativo de Bollywood no son sus guiones, es su puesta en escena. Las historias muchas veces son sota, caballo y rey, ya que es una industria comercial en extremo, muy para el pueblo.

Mi consejo: disfrutad de los colores, el vestuario y los escenarios, porque si buscáis una trama original os decepcionaréis.

Fotograma de la película Dabangg 2.

  • India es un país abiertamente machista y patriarcal. En algunos lugares se producen barbaridades como la quema de novias, la costumbre de la dote y el feticidio femenino, además de las altas tasas de violaciones y violencia doméstica. Aunque el cine no llega a esos extremos, sí que es una industria bastante misógina.

Mi consejo: hay que tener en cuenta el contexto cultural, y por desgracia van a haber varios detalles que nos van a rechinar cuando veamos una película de Bollywood.

  • Las escenas de sexo son censuradas, y los besos muy poco comunes. Al ser la población tan tradicional, muchos actores se niegan a besar a sus compañeros (al menos frente a las cámaras) ya que podría dañar su imagen. Esto ocurre sobre todo con las actrices, ya que incluso hoy en día tienen fama de promiscuas. Triste pero cierto.

Mi consejo: disfrutad de las maneras alternativas con las que crean tensiones sexuales enre los personajes (nota personal: insinuar puede ser mejor que enseñar).

Espero que os haya picado la curiosidad.y estéis un pasito más cerca de darle una oportunidad a Bollywood. O al menos, que os haya resultado interesante y ahora conozcáis un poquitín más una de las grandes industrias cinematográficas del mundo.

Namaste, amigos.