Crítica – ‘Venom’

Título original: Venom

Año: 2018

Duración: 112 min

País: EEUU

Director: Ruben Fleischer

Guion: Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel, Will Beall 

Música: Ludwig Göransson

Fotografía: Matthew Libatique

Reparto: Tom Hardy, Riz Ahmed, Michelle Williams, Jenny Slate, Reid Scott, Michelle Lee, Scott Haze, Jared Bankens, Al-Jaleel Knox, Jock McKissic, Mac Brandt, Sope Aluko, Jane McNeill, Wayne Pére, Selena Anduze, Donald K. Overstreet, Christian Convery, Laura Distin, Sam Medina, Gail Gamble

Productora: Sony Pictures Entertainment (SPE) / Columbia Pictures / Marvel Entertainment

Género: Marvel, Cómic, Ciencia Ficción

Fecha de estreno: 5 de octubre de 2018.

Tras la numerosa expectación por la llegada de Venom al cine con una película propia, ya que es “lo que se merece”, Ruben Fleischer dirige la mediocridad del origen de este personaje. A pesar de tener un comienzo apresurado y muy poco imaginativo, Fleischer presenta un breve vistazo a la llegada de los simbiontes y a su objetivo en la Tierra. Desde la primera escena de Venom, intercalando con la presentación de Eddie Brock y su relación con Anne Weying, se notan unas precipitadas líneas de guion, con el único objetivo de llegar cuanto antes a la aparición de Venom. Fleischer no se preocupa en ocultar la obviedad de cada escena, diálogo y montaje de la película, haciendo que el espectador se deje llevar por algo que ya sabe por adelantado. Lo único que podría emocionar en ciertos momentos del film, además de las contadas apariciones que tiene el propio Venom, son las escenas de acción, que unidas al presupuesto dejado en CGI, están cargadas de adrenalina y alguna que otra risa.

Tom Hardy se enfrenta a un personaje sin pies ni cabeza, que cojea por todas partes, pero que sabe sobrellevar los problemas de guion, además de las sobrexplicaciones o al contrario, la falta de razonamiento. En numerosas ocasiones el humor fácil de la película parece introducido con la única razón de rellenar bocas. Aparentemente todos los superheroes, villanos o cualquier personaje relacionado con estos universos, deben realizar un número exigido por guion de chistes o bromas. Los propios comentarios absurdos de los personajes, plantean la duda de si la propia película se llega a tomar en serio a sí misma.

Tom Hardy y Michelle Williams conforman una selección de casting muy inteligente. Ambos actores, además de ser de renombre y conocidos por sus increíbles capacidades de actuación y mimetización con los personajes, consiguen subir el caché de Venom a unos mínimos. Usando la capacidad de ambos para crear escenas cargadas de conexión íntima entre ambos que dan algo de la falta de realidad que necesita el film. Aun así, el hecho de haber eliminado cuarenta minutos de metraje y no tener los derechos para pensar en la aparición de Spiderman, no convierte a Venom en una película aburrida sin remedio. Aunque la presentación del origen, personajes e historia sean demasiado simples, podría dar paso a una posible saga con mejores vistas que el Venom que nos presentó Tobey Maguire.

Por supuesto, no hay que olvidar que como toda película relacionada con el universo Marvel, Venom concluye con dos escenas poscréditos. La primera de ellas con una tensión indiscutible que presenta una nueva visión de los personajes de la película. La segunda, aunque se hace de rogar, es una completa maravilla por la que merece la pena ir a la sala de cine. Juega con un dominio de las emociones, tanto sentimentales como físicas, que hará la boca agua de todo fan del Universo arácnido.

Lo mejor: Tom Hardy haciendo acrobacias en moto.

Lo peor: Como historia de origen no destaca en absoluto

Nota: 5/10