Crítica – ‘Un lugar tranquilo’


Título original:  A Quiet Place

Año: 2018

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos

Director: John Krasinski

Guión: Scott Beck, John Krasinski, Bryan Woods (Historia: Bryan Woods, Scott Beck)

Música: Marco Beltrami

Fotografía: Charlotte Bruus Christensen

 Reparto: John Krasinski, Emily Blunt, Noah Jupe, Millicent Simmonds, Cade Woodward,Evangelina Cavoli, Ezekiel Cavoli, Doris McCarthy

Productora: Platinum Dunes / Sunday Night. Distribuida por Paramount Pictures

 Género: Terror. Thriller. Drama

 

Un lugar tranquilo (John Krasinski, 2018) tiene el honor de haber sido catalogada como la Déjame Salir (Jordan Peele, 2017) de este año. Cierto es que existen ciertas similitudes con Déjame Salir: guión original entre tantas secuelas y remakes, escenas memorables y un género que tiende más a la tensión que al terror. Aún así, ambas son completamente distintas entre sí pero realmente disfrutables. Y es que, ¿qué aporta Un lugar tranquilo en el género?

Aportar, aportar, ha aportado en primer lugar una gran recaudación: lleva 50 millones de dólares sólo en Estados Unidos. Ésto la convierte en el tercer mejor estreno de la historia dentro del cine de terror, sólo superada por It (Andrés Muschietti, 2017) con 123 millones y Paranormal Activity 3 (Henry Joost y Ariel Schulman, 2011) con 52 millones.

Esto no habría sido posible sin la gran baza con la que juega Un lugar tranquilo: el guión. La historia sigue a la familia Abbott, quienes viven en absoluto silencio tras la llegada de unos seres que se sirven del sonido para atacar. Según en qué manos recayese ésta idea, la película podía ser un gran chasco o un gran acierto. En éste caso, es lo segundo. En sus 95 minutos de metraje, los diálogos se convierten en señas de la lengua de signos, exceptuando unos pocos minutos en los que escuchamos las voces de sus personajes. Algo que en un principio pudiese parecer pesado de aguantar, no lo es en ningún momento.

Fotograma de Un lugar tranquilo.

 

La fantástica dirección de John Krasinski (The Hollars, Brief Interviews with Hideous Men) te mantiene continuamente dentro de ese mundo, donde acabas adoptando las mismas formas silenciosas de sus personajes. En ningún momento se hace larga y en cada secuencia consigue mantener un buen ritmo. El montaje cede los tiempos que la película requiere, aunque da la impresión de que el tercer acto entra algo abrupto.

Por otro lado, es evidente que Un lugar tranquilo cuenta con un gran trabajo de sonido. Cada pequeño ruido, que  puede desembocar en un peligro para los protagonistas, es medido y registrado en la película. Con el mismo cuidado que los personajes se mueven, viven y sobreviven, se transmite la atmósfera. Cierto es que en toda película de terror éste elemento es el que hace un elevado porcentaje de la película, pero en éste caso se nota aún más.

Las interpretaciones no se quedan atrás. John Krasinski, Emily Blunt (Mary Poppins vuelve), Noah Jupe (Wonder) y Millicent Simmonds (Wonderstruck. El museo de las maravillas) cargan sobre sus hombros secuencias de máxima intensidad, tanto de terror como dramáticas. Todos cumplen, sobre todo Emily Blunt, quien tiene una de las escenas más complicadas de la película. 

Fotograma de Un lugar tranquilo.

Las buenas críticas y sobre todo recaudaciones, han hecho que se confirme la posibilidad de secuela. ¿La necesitamos? Probablemente sea como la propia película y no sabíamos que nos hacía falta hasta que la hemos visto. Quizás sí que hay que ahondar más en ésta historia, pues da pie a ello. O quizás no, pues también funciona bien como única película y las preguntas que se crean no necesitan de respuesta. Interesa mucho la historia, pero no tanto el origen o continuidad de la misma. Sea como sea, sabemos cómo funciona Hollywood y el éxito de Un lugar tranquilo ha sido tan grande que es casi seguro que vamos a tener a la familia Abbott en nuestros cines durante mucho tiempo.

Mientras se siga la misma fórmula que en ésta primera parte, bienvenida sea.

 

Lo mejor: Mantiene un gran ritmo que no decae durante toda la película. 

Lo peor: Que si se realiza una secuela no alcance lo que se ha logrado con ésta.

Valoración: 8’5/10

 

Un Lugar Tranquilo se estrena el 20 de abril en España.