Crítica – ‘Thor: Ragnarok’

Poster de Thor: Ragnarok

Título original: Thor: Ragnarok

Año: 2017

País: Estados Unidos.

Director: Taika Waititi

Guión: Eric Pearson (personajes creados por Stan Lee, Larry Lieber y Jack Kirby)

Música: Mark Mothersbaug.

Fotografía: Javier Aguirresarobe.

Reparto: Chris Hemsworth, Cate Blanchett, Tom Hiddleston, Tessa Thompson, Idris Elba, Jeff Goldblum, Karl Urban, Mark Ruffalo, Anthony Hopkins, Benedict Cumberbatch, Taika Waititi, Sam Neill, Stan Lee.

Productora: Marvel Studios.

Género: Superhéroes. Acción. Comedia.

Fecha de estreno: 27 de Octubre de 2017.

Thor: Ragnarok se aleja mucho de su predecesora, Thor: El mundo oscuro. Si la segunda película del Dios del Trueno se puede contar como una de las películas menos inspiradas del Universo Cinematográfico Marvel, esta entrega se podría posicionar como una de las mejores. Divertidísima.

Su director, Taika Waititi, es maorí, oriundo de Nueva Zelanda. Se ganó el beneplácito de la crítica en 2014 con su brillante comedia Lo que hacemos en las sombras. En aquel falso documental (co-dirigido por Jemaine Clement), nos contaban la historia de cuatro vampiros viviendo en la misma casa y cómo afectaba su condición a su vida cotidiana. Muy, muy recomendable.

Thor

Taika Waititi explicando una escena a Chris Hemsworth. Foto de Jasin Boland.

Después de aquello, en 2016, escribió la primera versión de guión de Vaiana y dirigió una de las escenas post-créditos de Doctor Strange (ambos trabajos sin acreditar). Por otro lado, dirigió y produjo Hunt for the Wilderpeople, a la caza de los ñumanos, en cuyo guión llevaba trabajando desde 2005. La cinta también fue aclamada por la crítica y se convirtió en la película neozelandesa más taquillera en Nueva Zelanda. Pese a que las trilogías de El Señor de los Anillos y El Hobbit recaudaron mucho más, la New Zealand Film Commission no las considera películas neozelandesas per se.

Con estos precedentes, cabía esperar una buena película. Marvel Studios ha aprendido de lo que sucedido con Edgard Wright en Ant-Man, film que el director de la reciente Baby Driver abandonó al no disponer de la libertad suficiente para crear la película que él quería.  “Yo quería hacer una película de Marvel pero no creo que ellos realmente quisieran hacer una película de Edgar Wright”, alegó. En este caso, sí podemos afirmar que Thor: Ragnarok es una película de Taika Waititi. Con su sello personal, a pesar de los límites que impone una producción de semejante nivel.

Tom y Chris reflexionando sobre la referencia a Lo que hacemos en las sombras que cuela Taika Waititi en la película. Foto de Jasin Boland.

La película arranca con Thor encadenado y enjaulado, tratando de evitar el Ragnarok (la destrucción total de Asgard). Sin hacer más spoilers sobre la trama, dicha secuencia resume a la perfección la película. Con un humor bastante fresco y acción a partes iguales. Nos presenta así su empeño en proteger al pueblo de Asgard. Y poco después, el conflicto de Thor a nivel interior con sus poderes como Dios del Trueno, que trata de liberar.

El buen hacer de Waititi dirigiendo actores ayuda mucho a dar solidez al conjunto. En el papel protagonista vemos a Chris Hemsworth más cómodo que de costumbre, en buena parte gracias al tono cómico predominante.

Como antagonista principal tenemos a Cate Blanchett (Carol, El Señor de los Anillos) interpretando a Hela, Diosa de la Muerte. Sobre ella no hay mucho que comentar, como siempre, borda su personaje. Aunque sí que se echa en falta algo más de desarrollo en su personaje, siendo esta una de las mayores pegas de la película.

Cate Blanchett siendo impresionante. Foto de Jasin Boland.

Así pues, estamos ante la primera villana en una película de Marvel. Es una pena que hayan tardado 17 películas en que una mujer tuviera dicho rol, pero confiemos en que esta sea la primera de muchas. Y no sólo ha sido inclusiva al ser una mujer la villana, también cuenta con el primer personaje bisexual del MCU.

Tessa Thompson (a quien vimos recientemente en Westworld) confirmó en Twitter que Valquiria, el personaje que interpreta, es bisexual. En la película, es un dato que apenas tiene relevancia y no se menciona expresamente. Se puede intuir por un flashback del personaje, pero afirmarlo a raíz de esa secuencia estaría un poco cogido con pinzas. Al margen de ese apunte, la actriz tiene un carisma arrollador y se come la escena cada vez que aparece.

Mark Ruffalo (Spotlight) da vida al binomio Hulk/Bruce Banner. Curiosamente, en Thor: Ragnarok es donde nuestro Doctor Jekyll contemporáneo luce más del MCU. Su relación con el protagonista se desarrolla y nos permite a su vez profundizar en la figura del Coloso de Jade, dando lugar a varios de los momentos más desternillantes de la obra.

Rachel House, Jeff Goldblum y Tessa Thompson.

Continuando con el cast, la película tiene otros secundarios de lujo (cuyos personajes además tienen un desarrollo inusualmente elaborado). Tom Hiddleston (High-Rise) repite como Loki, el traicionero hermano de Thor. Idris Elba, que hace poco dio vida al Pistolero en la adaptación de La Torre Oscura, retoma su papel como Heimdall.

Jeff Goldblum (La Mosca, Jurassic Park) da vida con grandes dosis de comedia a un antagonista menor en la película. El magnífico Anthony Hopkins (que hace poco se lució en Westworld) aparece en su breve papel como Odín. La cinta también cuenta con Karl Urban (El señor de los anillos, Dredd) en el papel de Skurge, quien cuenta con un arco argumental ya visto pero bien desarrollado.

Sobre el cameo de Stan Lee: está bien. También hay otro par de cameos en papeles anecdóticos de los que mejor no hacer spoiler. 

En cuanto a la banda sonora, sí haré un pequeño spoiler: suena Led Zeppelin. No diré qué canción. El encargado de los temas originales es Mark Mothersbaug. Fue colaborador habitual de Wes Anderson hasta Life Aquatic, entre muchas otras composiciones. Aquí, sus temas tienen un corte ochentero que le va como anillo al dedo a la película. En algún momento recuerda levemente al tema de la intro de Stranger Things.

Respecto a las escenas postcréditos, Thor: Ragnarok cuenta con dos. Una tras los créditos principales y otra tras los créditos completos. La primera continúa donde termina la película, siendo la más relevante. La segunda es poco más que un gag.

Otro aspecto ineludible a destacar es el enorme trabajo por la visibilización de los pueblos indígenas australianos y neozelandeses que ha hecho Taika Waititi. Que un cineasta aproveche una oportunidad así para dar forma a un equipo técnico y artístico inclusivo es de aplaudir.

En definitiva, Thor: Ragnarok cumple con creces las expectativas. Frente al hastío que empezaba a producir el Universo Marvel por la enorme cantidad de pelis que han sacado estos años, Waititi logra dar un soplo de aire fresco a la franquicia. Y además, lo consigue dando visibilidad a minorías oprimidas y sacándonos unas carcajadas. Así sí.

Lo mejor: El humor, el cast, Taika Waititi

Lo peor: Que no se desarrolle más el personaje de Hela

Nota: 8/10