Crítica – “The Florida Proyect”

Título original: The Florida Project

Año: 2017

Duración: 115 min

País: Estados Unidos

Director: Sean Baker

Guion: Sean Baker, Chris Bergoch

Reparto: Willem Dafoe. Brooklynn Prince, Bria Vinaite, Caleb Landry Jones, Mela Murder, Valeria Cotto, Christopher Rivera, Macon Blair, Sandy Kane, Karren Karagulian, Lauren O’Quinn, Giovanni Rodrigez, Carl Bradfield, Betty Jeune, Cecilian Quinan, Andrew Romano, Samantha Parisi, Gary B. Gross.

Género: Drama

Ficha en Sensacine

 

Florida posee el mayor imperio vacacional de Estados Unidos: Disneyland, donde millones de familias visitan a diario el parque de atracciones que reúne la felicidad, la fantasía y la magia de adultos y pequeños. Pero muy cerca de este famoso palacio rosa se alza uno morado y amarillo muy distinto al primero: el Magic Castle. En él vive Moonie, una niña que pasa el verano de un lado para otro con sus amigos Scooty y Dicky escandalizando con pequeñas travesuras a los residentes del palacio morado y a los de sus alrededores. Para ellos todo son aventuras y diversión, pero para sus padres cada día se convierte en una lucha por conseguir pagar el alquiler, tener comida suficiente, cuidar de los pequeños y a hacer todo lo posible por mantener o buscar un trabajo. Sean Baker le muestra al espectador lo que ocurre a diario un poco más allá del fantástico palacio rosa de Disney.

Sean Baker recrea a la perfección la sensación de verano. Entre relajados paseos por el vecindario, visitas al puesto de helados o fuegos artificiales a la lejanía, se reflejan a la perfección tres generaciones completamente distintas. Por un lado está el encargado del motel Magic Castle, interpretado por Willem Dafoe, que se dedica a controlar los pagos del alquiler, el estado del motel, a los residentes que entran y salen y a los críos que corretean sin ninguna preocupación por todos lados. Las madres de Moonie y Scooty buscan cómo seguir adelante con trabajo o sin él, encontrando momentos para salir y divertirse sin sus niños, viviendo entre la juventud y la madurez de haberse convertido en madres tan pronto. Y por último los auténticos protagonistas del film, Moonie y sus amigos que viven entre problemas de adultos sin darse cuenta.

Como sacado de un sueño, o de la mente de Wes Anderson, el director mezcla ruido, despreocupación y vitalidad a rebosar entre colores pasteles, para acabar con un cambio radical a 35 milímetros muy significativo. La película construye un perfecto retrato de la vida en Florida sobre los marginados, la sociedad y el sistema en el que viven a diario, frente el mundo de riquezas e ignorancia a unos metros de este.

Lo mejor: La cercanía con la que se tratan todos los personajes del film

Lo peor: El abrupto final

Nota: 9/10