Crítica – ‘Sin fin’

Sin fin

Cartel de ‘Sin fin’, con María León y Javier Rey

Título original: Sin fin

Año: 2018

Duración: 97 min.

País: España

Dirección: César Esteban Alenda,  José Esteban Alenda

Guion: César Esteban Alenda, José Esteban Alenda

Música: Sergio de la Puente

Fotografía: Ángel Amorós

Reparto: Javier Rey, María León, Juan Carlos Sánchez, Mari Paz Sayago

Productora: Producciones Transatlánticas / Solita Films / Elamedia Estudios

Género: Drama romántico.

Ficha completa en Sensacine

Tras su presentación en el 21º Festival de Málaga, Sin fin llegaba a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI) en la gala que el Festival organizó para Radio Televisión Española (RTVE). La ópera prima de los hermanos Alenda es una adaptación del cortometraje Not the end en el que participan los mismos protagonistas: María León y Javier Rey.

Sin fin cuenta la historia de amor-odio ente María y Javier, personaje este último que regresa del futuro para recuperar el corazón de su amada tras una vida dedicada exclusivamente a su trabajo.

La verdad es que se trata de una película bastante sencilla en cuanto a lo técnico, pero es que no es necesario tanto efecto. Tanto María León, como Javier Rey, consiguen ellos solos hacerla grande a pesar de que la temática es futurista respecto al concepto, no así el contenido.

Sin fin

El rodaje tuvo lugar entre Cádiz, Málaga y Madrid

El largometraje se desarrolla en tres líneas temporales para narrar el día en que los protagonistas se conocieron. A lo largo del filme se observa cómo María en el pasado era una chica alegre, feliz, con energía, con vitalidad, etc. y cómo en el presente se marchita poco a poco debido a la infelicidad que le produce su relación con Javier, ya que este dedica prácticamente las 24 horas del día a construir una máquina que le permita viajar en el tiempo.

Finalmente, el Javier del futuro consigue construir la máquina y volver al presente para intentar enmendar sus errores (tranquilos, que no es ningún spoiler. Así es cómo comienza la cinta). El problema es que solo tiene un día para recuperar el amor de María.

En esta historia, el amor experimenta diferentes fases igual que en cualquier relación sentimental. Es interesante observar cómo María es capaz de romper la coraza que tiene Javier y cómo se enamora de él en tan solo un día. Además, el toque de humor corre a cargo de Mari Carmen (Mari Paz Sayago), quien coincide con los protagonistas en su viaje. Eso sí, hay ciertos diálogos que rompen la atmósfera romántica que se había construido.

En definitiva, Sin fin se podría catalogar como una road-movie de drama romántico que te enseña a no tirar la toalla por la persona que amas y cómo a veces el dejar marchar es una victoria en vez de una derrota. El desenlace es capaz de arañarte un poco el corazón gracias a la inestimable ayuda de su banda sonora.

Lo mejor: los dramas románticos nunca fallan

Lo peor: algunos diálogos no aportan nada

Nota: 7/10