Crítica – ‘La Llamada’, un canto a la libertad

Póster de La llamada

Título original: La Llamada

Año2017

Duración108 min.

País: España

DirectorJavier Ambrossi, Javier Calvo

Guion: Javier Ambrossi, Javier Calvo

Música: Leiva

Fotografía: Miguel Ángel Amoedo

Reparto: Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo, Richard Collins-Moore, María Isabel Díaz, Secun de la Rosa, Victor Elías, Esti Quesada

Productora: Apache Films / Sábado Películas / RTVE

Género: Músical, Comedia

Si hablamos de monjas, religión y apariciones de Dios ¿De verdad puede ser una película moderna, rompedora y que atraiga al público joven? Esto sí que puede parecer un verdadero milagro, pero La llamada lo consigue. El fenómeno que ha conquistado a más de 300.000 espectadores en el teatro Lara de la capital llega ahora a la gran pantalla y, a juzgar por la crítica y las opiniones del público, va a ser una de las películas del año. Además, en dos semanas su versión cinematográfica ha superado los 200.000 espectadores.

En primer lugar hay que destacar los contrastes que existen en ella, quizá lo que hace que no deje indiferente a nadie. El reggaetón y las oraciones, las monjas y dos adolescentes fiesteras o simplemente esa comedia que encierra una profunda historia dentro, hace que la cinta te impacte. Por supuesto cuenta con un reparto que aporta y mucho: la verdad que desprenden los ojos de Macarena García, el carisma de Anna Castillo, la frescura de Gracia Olayo o ese papel redondo de Belén Cuesta llevan a la cinta hacía una naturalidad que la convierte en una historia más que creíble, aunque a priori parezca que cueste entenderla. Esta última actriz interpreta a Milagros, una monja llena de ternura, que sin duda merece un goya en la próxima edición de los galardones.

la llamada

Belén Cuesta y Anna Castillo en un momento de la película

No debemos olvidar que se trata del primer largometraje de “los javis”. Javier Calvo y Javier Ambrossi se lanzan al sector cinematográfico tras conquistar al público más joven con Paquita Salas y enamorar a varias generaciones con el musical que precede a la cinta. Tras visionarla, uno es consciente que ambos directores tenían muy claro lo que querían mostrar y han conseguido que todo el equipo realice un trabajo de adaptación. Como ellos mismos han confesado, tuvieron que realizar el ejercicio de volver a desmenuzar un guión que tenían más que aprendido tras 3 años de funciones teatrales. Algo que era muy necesario para romper ese muro del teatro y llevar la historia a los planos cortos y a la cercanía que da el cine, lo que ha hecho que la historia crezca.

En el ámbito más técnico destaca, por supuesto, el trabajo de Miguel Ángel Amoedo como director de fotografía, lo que le aporta, todavía si cabe, más belleza a la historia. Los planos están llenos de luz y resalta en cada encuadre aquello que pueda dar más realidad a la trama. Además, la banda sonora que ha compuesto Leiva para la película le viene como anillo al dedo, la canción suena en el momento justo de la película y crea un punto de inflexión.

Por todo lo anterior, creo que el viaje que propone La Llamada puede hacernos pasar algo más que un buen rato, consigue que el espectador reflexione. Dejando un lado el tema religioso, la película te empuja a perseguir tu “llamada interior”, tu instinto, tu camino.

Nota: 8,5/10

Lo mejor: Las ganas de vivir que transmite

Lo peor: No es una película para todo el público, tienes que entrar en su mundo