Crítica – ‘Foxtrot’

Foxtrot

Título original: Foxtrot

Año: 2017

Duración: 113 min

País: Israel

Director: Samuel Maoz

Guion: Samuel Maoz

Reparto: Lior Ashkenazi, Sarah Adler y Yonaton Shiray.

Género: Drama

Ficha en Sensacine

La nueva película de Samuel Maoz empieza bien. De hecho, empieza bastante bien. Su primer acto no solo es un derroche de actuación por parte de Lior Ashkenazi, sino que funciona como un todo perfecto y bien engranado en cuanto a ritmo, narración, empatía y sentimiento. Se toma su tiempo para presentarnos algo tan nuestro como el duelo, el dolor y el sentimiento de culpa, y luego nos azota con un giro magnífico que hubiera dado lugar a un espléndido cortometraje. El problema de Foxtrot es que este giro da paso a otra trama, la protagonizada por Yonaton Shiray, donde el director vuelve a hacer lo que ya ha hecho. Tomarse su tiempo. La cuestión es que ahora es para presentarnos absolutamente nada.

Pero el problema de esta parte de la película no es que no pase nada. Es el tiempo desmedido que transcurre para que sepamos que, efectivamente, no está pasando nada. La rutina nos ahoga a nosotros antes incluso de llegar a los personajes y desconectas de la película esperando acontecimientos que tardan demasiado en llegar. Por ser claros, la mitad de la peli aburre. Y lo peor de todo es que cuando retomas lo que más te ha interesado de todo, te cuesta volver a pillarle el punto porque estás en otra cosa.Foxtrot

Un problema de ritmo que por fortuna no suprime en el olvido todo lo bueno que tiene la película, además de las interpretaciones. Una ambientación fantástica en un paraje hostil y desértico de una “guerra” sin sentido, una fotografía excelente cuidando cada detalle como si valiera oro y una buena excavación en los sentimientos tan profundos como el dolor de la pérdida y, principalmente, la culpabilidad.

Lo mejor: El primer acto.

Lo peor: Dura (o lo parece) más que un día sin pan.

Nota: 5/10