Crítica – ‘El Cairo confidencial’

El Cairo confidencial

Título original: The Nile Hilton Incident

Año: 2017

Duración: 106 min.

País: Suecia

Dirección: Tarik Saleh

Guion: Tarik Saleh

Fotografía: Pierre Aïm

Reparto: Fares Fares, Tareq Abdalla, Yasser Ali Maher, Nael Ali, Hania Amar, Slimane Dazi,Ger Duany, Ahmed Abdelhamid Hefny, Ahmed Khairy, Mari Malek, Ahmed Selim,Hichem Yacoubi, Mohamed Yousry.

Productora: Coproducción Suecia-Dinamarca-Alemania-Marruecos; Atmo Production / Final Cut for Real / Kasbah-Film Tanger

Género: Thriller | Policíaco

Ficha en Sensacine

Tarik Saleh se inspira en el asesinato real de la cantante libanesa Suzanne Tamim en Dubai para llevar a Egipto una trama policíaca que se mueve como pez en el agua entre la corrupción policial, la cuestión de la identidad y los aires de cambio de un país entero.

Eso son los ingredientes que aderezan un thriller con gran pulso narrativo y actuaciones tremendamente convincentes. Una trama conducida por un policía corrupto que poco a poco tendrá que elegir entre la identidad y el dinero, un personaje interpretado perfectamente por Fares Fares. Si El Cairo confidencial tiene algo excelentemente trabajado, esa es la figura de su protagonista. Sin caer en el tópico ni el cliché fácil del cine de género, el guion del propio director construye a una persona contradictoria, profunda, compleja. Hace que realmente nos interesemos y preocupemos por alguien por quien perfectamente podríamos sentir un asco inmenso.

El Cairo confidencial

Y es por ello que nos atrapa la trama, que no deja de ser la típica investigación policial que junta mujeres asesinadas, con políticos y policías corruptos y un halo de impunidad que parece no tener solución. Pero eso no es necesariamente negativo, porque por manido que esté el guion de la película lo humaniza lo suficiente como para que funcione sin que nos parezca una sucesión de déjà vus. Y lo mejor es que todo ello sirve de espejo para el cambio de un país que empieza a despertar. 

Puede que El Cairo confidencial no sobresalga en nada especial respecto a su género, pero tampoco le hace falta. Nos encontramos con una película con ritmo, divertida, interesante y que solo se para de vez en cuando para que su protagonista se fume un cigarro y tengamos aire para pensar si ese Egipto se diferencia mucho de esta España.

Lo mejor: El personaje protagonista, excelentemente perfilado en guion e interpretado por Fares Fares.

Lo peor: Aunque es divertida e interesante, se encorseta muchísimo en los elementos típicos del género.

Nota: 7/10