Crítica – ‘Coldplay: A head full of dreams’

Coldplay

Cartel del documental

Título original: Coldplay: A Head Full of Dreams

Año: 2018

Duración: 115 min.

País: Reino Unido

Dirección: Mat Whitecross

Música: Coldplay

Reparto: Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman, Will Champion, Phil Harvey

Productora: Mint Pictures / My Accomplice. Distribuida por Trafalgar Releasing

Género: Documental

Si le preguntan hace veinte años al cineasta Mat Whitecross (Oasis: Supersonic, La doctrina del shock) que iba a ser partícipe del estratosférico éxito de la banda inglesa Coldplay, él mismo habría dicho que en absoluto. Lo que comenzó como un simple experimento para dar sus primeros pasos en el mundo del cine, el documental Coldplay: A head full of dreams se proyectó en los cines de todo el mundo en un único pase celebrado el pasado miércoles 14.

El documental viaja hasta 1996 para mostrar el origen de uno de los grupos más importantes de la historia. De cómo cuatro chicos universitarios que comenzaron ensayando en sus cuartos han logrado hacer una de las giras mundiales con más repercusión de toda la historia de la música.

Aunque Coldplay esté formado por Chris Martin, Jon Buckland, Guy BerrymanWill Champion -y su quinto miembro Phil Harvey– es cierto que el protagonismo, desde siempre, se lo ha llevado su cantante. De Chris se muestra una faceta más cómica mezclada con ciertas reflexiones, mientras que Jon, Guy y Will son la parte más racional de esta historia.

Coldplay

Chris Martin atravesando la pasarela de su escenario en un estallido de confetis de colores

100% real

Lo que dota a esta película de realismo son las grabaciones caseras utilizadas en su montaje. Mat Whitecross llegó a decir que existían más de 1000 horas de material con el que se podría contar, seguramente, otra historia distinta.

Además de estas grabaciones más personales en las que se muestra una evolución tanto física como interior del grupo, el documental utiliza extractos de conciertos de su última gira A head full of dreams que recorrió el mundo en tres años con más de cien conciertos. Es impresionante escuchar en una sala cómo suenan grandes éxitos de la banda como Viva la vida, The scientist, Yellow, Fix you, etc.

La intención del director no ha sido crear exclusivamente una película-concierto. De hecho, los minutos musicales dedicados a los conciertos son mínimos. Eso sí, la tecnología usada para grabar su última gira ha servido para crear toda una experiencia audiovisual para el espectador con planos imposibles, giros de cámara, colores vibrantes, etc.

En definitiva, Coldplay: A head full of dreams lanza dos mensajes muy interesantes: la unión y la amistad hacen la fuerza y que rendirse nunca está considerado como una opción. Un documental lleno de historias personales, de esfuerzo, de sacrificio y de cameos estelares como el de Beyoncé, Brian Eno, Noel Gallagher, incluso de su exmujer Gwyneth Paltrow. Sin duda, todo un regalo para los fans acérrimos, y no acérrimos, de Coldplay. Porque no hace falta ser un seguidor de su música para que sientas curiosidad por lo que está pasando. El documental se podrá ver a partir del 16 de noviembre en Amazon Prime Video.

Lo mejor: la intención de mostrar ese lado más humano del grupo

Lo peor: escasos minutos musicales

Nota: 9/10