Crítica – “Cariño, yo soy tú”

Título original: L’un dans l’autre

Año: 2017

Duración: 85 min

País: Francia

Dirección: Bruno Chiche

Guion: Bruno Chiche, Nicolas Mercier, Fabrice Roger-Lacan

Música: Philippe Rombi

Fotografía: Nicholas Brunet

Reparto: Stéphane De Groodt, Louise Bourgoin, Aure Atika, Ginnie Watson

Género: Comedia, Fantástico

Ficha en Sensacine

Una pareja conversa en la calle haciendo suposiciones sobre la vida de las personas que pasan frente a ellos, se despiden y cada uno hace su día a día en el trabajo, mandándose algún que otro mensaje entre ellos, para al final volver a sus respectivas casas con sus hijos, esposa o pareja. La nueva comedia de Bruno Chiche se presenta como una película de infidelidades entre parejas de amigos, llena de clichés del género. Hasta que Pierre y Penelope, los protagonistas de la historia, intercambian sus cuerpos. Cada uno debe intentar vivir la vida de otro sin provocar sospechas de sus compañeros de trabajo, amigos, o sus propias parejas, mientras buscan alguna solución.

El género de cambios de cuerpo está algo quemado por numerosas películas que nunca acaban de encontrar su sitio, como Ponte en mi lugar, De tal padre tal hijo, Hechizo de un beso,…y Cariño, yo soy tú no se queda atrás. Pierre es un padre de familia que dedica toda su vida al trabajo, insensible, descarado y ligón, que deja a un lado a su esposa, mientras que Penelope tiene problemas para ser madre, se le da mal conducir y no consigue llegar a tener su trabajo soñado. El film de Bruno Chiche se mueve entre chistes sexistas y tópicos que el espectador está cansando de oír.

 

El mensaje que quiere comunicar el director no está del todo claro, si ha intentado representar en su film lo que ve un género del otro o ha sido una burla. O si por otro lado quería humorizar las relaciones en el matrimonio, o el descubrimiento de la homosexualidad en las personas. Desde el comienzo hasta el final, la película se vuelve más y más predecible, intentando profundizar en la vida de las dos parejas sin tener mucho éxito, más que el de rizar el rizo.

 

Lo mejor: Aunque el papel de Louise Bourgoin sea decepcionante, esta consigue sacarle brillo

Lo peor: El final improbable y decepcionante

Nota: 3/10