Crítica – ‘Borg McEnroe: La película’

 

Borg McEnroe

Póster de Borg McEnroe: La película

Título original: Borg McEnroe

Año: 2017

Duración: 103 min

País: Suecia

Dirección:Janus Metz Pedersen

Guion: Ronnie Sandahl

Música: Vladislav Delay, Jonas Struck

Fotografía: Niels Thastum

Reparto:Sverrir Gudnason, Shia LaBeouf, Stellan Skarsgard, Tuva Novotny,Marcus Mossberg, Leo Borg, Robert Emms, Ian Blackman, James Sobol Kelly,Jackson GannProductora

Co-producción: Suecia-Dinamarca-Finlandia; SF Studios Production AB / Danish Film Institute / Film I Väst / Nordisk Film / Nordisk Film / Finnish Film Foundation

Género: Drama, Basado en hechos reales,Deporte

Fecha de estreno: 18 de Mayo

Crítica en Sensacine

Es el año 1980 en el torneo de Wimbledon. Björn Borg (Stellan Skarsgard), todo un veterano del tenis, aspira a conseguir su 5º Wimbledon. Para John McEnroe (Shia LaBeouf) supondría su primera victoria en el prestigioso torneo y, a su vez, le convertiría en el jugador más joven en ganar (21 años). La competencia es dura, y ambos lo saben.

De este contexto parte Borg McEnroe, el biopic que explica la vida de ambos tenistas y como llegaron a competir una de las finales de Wimbledon más importantes que se han disputado. El malhablado americano (McEnroe) contra el tenista de hielo (Borg). Ambos revolucionaron el tenis y la forma de verlo. Y así lo cuenta el director del film, Janus Metz Pedersen, que construye la historia a partir de los días previos a la gran final, explicando a su vez, las historias de vida de ambos deportistas.

Borg MacEnroe

Labeouf y Skargard en un fotograma de la película

Ejecutada como si de un thriller psicológico se tratara, Borg McEnroe, te mantiene en vilo hasta el último momento (y si, como en mi caso, no conocías el resultado del partido, todavía más) y resulta totalmente emocionante de ver. El film controla la tensión del espectador y le mete de lleno en el partido con cada bote de la pelota, cada sprint de los personajes y cada golpe de raqueta.

Además, Stellan Skarsgard y Shia LaBeouf están fantásticos en sus respectivas interpretaciones. Tanto Skarsgard, con un parecido más que razonable con el real Borg, como LaBeouf nos brindan unas actuaciones con las que bien podríamos pensar que llevan toda la vida jugando a tennis.

Tanto si sois amantes como detractores del tennis, Borg McEnroe, consigue no dejaros indiferentes. Se estrena el 18 de Mayo.

Lo mejor: El larguísimo partido final

Lo peor: Shia LaBeouf, ¿se interpreta a él mismo?

Nota: 7/10