Crítica – ‘Ana de día’

ana de dia

Póster oficial de ‘Ana de día’

Título original: Ana de día

Año: 2018

Duración: 105 min.

País: España

Dirección: Andrea Jaurrieta

Guion: Andrea Jaurrieta

Fotografía: Juli Carné Martorell

Reparto: Ingrid García Jonsson, Mona Martínez, Fernando Albizu, Álvaro Ogalla, Irene Ruiz,María José Alfonso, Iñaki Ardanaz, Abel Serbouti, Antonio Ponce,Gabriela Fernandez Molero, Iván Luis, Carla de Otero, Mamen Godoy

Productora: Andrea Jaurrieta

Género: Drama

Ana de día es una huida. Claro que no todas las huidas salen como se esperaba, y uno se da cuenta de que podría haber corrido más y haber llegado más lejos. Una sensación parecida deja deja este debut de la cineasta Andrea Jaurrieta; la de una huida con gran aceleración y ambición, pero de escaso recorrido final. Jaurrieta se ha atrevido a dar el salto al largometraje y ha elegido para su primera aventura a una magistral Ingrid García Jonsson, que se ha servido de esta cinta para dar otro de sus silenciosos pero firmes pasos hacia la cima interpretativa en nuestro país.

El tándem Jaurrieta-Jonsson funciona. La directora ha demostrado con Ana de día que tiene fuertes ideas propias y una visión muy clara de cómo plasmar sus inquietudes en la gran pantalla. Y por su lado, Jonsson ha sabido absorber toda esa creatividad para – una vez más – sacarle un jugo tremendo a un personaje difícil.

Ingrid García Jonsson lidera un buen reparto mientras hace uno de sus mejores papeles hasta la fecha.

Jonsson interpreta a una especie de Chihiro adulta que acaba atrapada en su propio viaje hacia un mundo oscuro y fantástico, de sombras con colores, cabaret, bailes, humo de cigarros, seducciones y turbulencias. Todo cambia para su personaje, una acomodada joven que está a punto de terminar su doctorado en derecho y de casarse, cuando descubre que una doble idéntica a ella ha ocupado su vida. Su reacción entonces no será otra que huir. La película se presenta así rápidamente con brochazos de un atractivo realismo mágico, que marcará el paso de toda la cinta, pero nunca sin excesos ni resultar molesto.

Con Ana de día Jaurrieta revisiona la clásica pregunta del “quién soy” y le da una dimensión oscura a esa crisis de identidad típica en el cine. Y sin embargo quizá el mayor tropiezo de la cinta es el no saber qué hacer con ese tema, y se echa en falta una resolución más firme del argumento. La huida se queda corta a pesar la prometedora carrera que plantea la película.

La fotografía y la construcción de la atmósfera son unos de los puntos fuertes de ‘Ana de día’.

Aún así la cinta destaca por una fotografía impecable. El viaje del personaje de Ingrid García Jonsson hacia ese submundo viene acompañado por un entramado visual magnífico y muy cuidado.

Al final Ana de día plantea una historia conocida y con un destino confuso, pero un trayecto hipnótico. Merece subirse a bordo y disfrutar del la huida.

Lo mejor: Ingrid García Jonsson hipnotiza.

Lo peor: A la cinta le cuesta encontrar una salida para el conflicto.

Nota: 7/10