El cine independiente se apodera de la taquilla mundial

Este recién iniciado año 2018 y el pasado 2017 han llenado las salas de todo el país -y de todo el mundo- con una oleada de propuestas cinematográficas de lo más singulares.

Estas nuevas historias, cargadas de autenticidad pero, sobre todo, famosas por sus “bajos costes” se consideran en sí mismas un género: el género independiente. Pero no por ello sus posibilidades comerciales quedan mermadas y sus tramas pueden ser mucho más interesantes que los habituales “blockbusters” con presupuestos desorbitados.

En los últimos años, este tipo de cine -a veces confundido con el “cine de autor” y otras veces ligado a él- demuestra que la industria está cambiando desde dentro. Y también demuestra que los públicos están forzando este cambio desde fuera. Los espectadores son cada vez más exigentes. Esto, unido al hecho de que cada vez es más difícil impresionar o sorprender al público, ha provocado una ruptura con las tradicionales historias prefabricadas.

En esta entrada hablaremos, de manera escueta, de los títulos que han irrumpido con fuerza en festivales, salas de cines y galardones de premios este año:

LLÁMAME POR TU NOMBRE (Call me by your name, Italia)

Aunque esta enumeración no sigue ningún tipo de orden de preferencia es inevitable -a título personal- que no hable primero de este filme. Con 4 nominaciones a los Oscars, una dirección magistral de Luca Guadagnino y la maravillosa interpretación de Timothée Chalamet y Armie Hammer, esta película merece gran reconocimiento dentro y fuera del género independiente. Aquí la crítica.

TRES ANUNCIOS A LAS AFUERAS (Three billboards outside ebbing, EE.UU)

Hemos tenido que esperar cinco años para el regreso de Martin McDonagh a la gran pantalla y, aunque largos, han traído consigo un guion madurado con elogios unánimes. Toda una crítica al sistema judicial y a la policía de la mano de la aclamada Frances McDormand. Después de arrasar en los Globos de Oro, veremos si consigue llevarse a casa alguno de los 7 Oscars a los que aspira.

LADY BIRD (Lady Bird, EE.UU)

Aunque su estreno en España está previsto para el 23 de febrero, la película dirigida y escrita por Greta Gerwig y protagonizada por Saoirse Ronan ha cosechado éxito en todos aquellos países en los que se ha estrenado. Esperemos que aquí tenga la misma aceptación.

THE FLORIDA PROJECT (The Florida Project, EE.UU)

Una cruda realidad que denuncia Sean Baker en tono de humor sobre los efectos de la crisis en los barrios marginales de Florida.  En cines a partir del 9 de febrero.

YOUR NAME (Kimi no na wa, Japón)

Desde el Japón llega esta sorprendente película de animación -que no es sinónimo de “infantil”-. Para muchos la gran revelación del año. Aunque se estrenó en 2016, a España no llegó hasta abril de 2017 y su paso por los -pocos- cines que quisieron darle una oportunidad fue muy discreto. Una auténtica lástima. ¡Pero no desesperéis! Se rumorea que Netflix está interesada en adquirir los derechos.

CRUDO (Raw, Francia)

Porque el terror también tiene cabida dentro del género independiente, Julia Ducournau puede presumir de presentar una pieza de gran calidad. Esta película fue estrenada por todo lo alto, nada más y nada menos que en el Festival de Cannes en su edición de 2016, y a día de hoy sigue dándole alegrías acompañadas, claro está, de alguna que otra polémica.

EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO (The killing of a sacred deer, Reino Unido)

No abandonamos el terror, esta vez en su carácter más psicológico, con la última película del griego Yorgos Lanthimos. Y aunque él título puede generar cierto rechazo, entre su reparto principal podemos encontrar a Colin Farrell y Nicole Kidman como marido y mujer.

MUJERES DEL SIGLO XX (20th Century women, EE.UU)

Mike Mills, aclamado por Beginners (2010), pisó los cines de medio mundo con una historia fresca y divertida sobre la educación y la libertad en la California de los años 70. Para ello, contó entre sus filas con un reparto capitaneado por Annette Bening, Elle Fanning y -¡atención!- Greta Gerwig, ¡Sí! ¡Sí! ¡La directora de la anteriormente citada Lady Bird! Esta vez, en su faceta de actriz.

LA GRAN ENFERMEDAD DEL AMOR (The big sick, EE.UU)

Zoe Kazan es el rostro por excelencia del género romántico dentro del indie. La hemos visto junto a Daniel Radcliffe en What if… (2013), también fue Rebecca en In your eyes (2014) y pudimos disfrutar de su estravagante Ruby, la chica de mis sueños (2012). Este año ha vuelto con una película que habla -además del amor- de los problemas que tienen que superar las parejas interraciales más allá de la propia relación en sí.

Aunque la lista podría seguir y sumar mucho más, estos han sido los títulos más llamativos estos últimos meses.

Y no olvidemos tampoco nuestro cine patrio con un catálogo de propuestas menos amplio pero interesantes del mismo modo:

MOST BEAUTIFUL ISLAN (Most beautiful island, EE.UU)

Es una lástima que el cine considerado poco -o nada- comercial no tenga oportunidades en nuestro país. Y que grandes historias como la que nos cuenta Ana Asensio hayan tenido apoyos lejos de nuestras fronteras. Asensio escribe, dirige y protagoniza esta cruda historia sobre la inmigración ilegal y cómo salir adelante.

AMAR (Amar, España)

Esteban Crespo nos propone esta ventana hacia el primer amor, pasional e inmaduro, protagonizado por Pol Monen y María Pedraza y que cuenta con Netflix entre sus productores. Monen está nominado a “Mejor Actor Revelación” en los Premios Goya, veremos qué pasa el próximo 3 de febrero.

MIL COSAS QUE HARÍA POR TI (Mil coses que faria per tu, España)

Dídac Cervera deja su roll de guionista para sentarse en la silla de dirección con su ópera prima “Mil cosas que haría por ti” y que ha contado con la participación de Carmina Barrios, Peter Vives y Cristina Brondo.

 

Esperemos que el interés por el género independiente siga en aumento y que de pie a un mayor número de cintas con propuestas cinematográficas arriesgadas y alejadas de las utopías irreales que cada vez aburren más al público.