Begin Again: la belleza de empezar de nuevo

A principios de esta semana, La Sexta tomó la genial decisión de televisar una de mis películas preferidas de los últimos años: Begin Again.

La cinta -dirigida por John Carney– narra la historia de Gretta (Keira Knightley), una joven compositora que se muda a Nueva York en compañía de su novio Dave (Adam Levine). Los problemas entre la pareja aparecen cuando Dave se convierte en un exitoso cantante, abandonando a Gretta en la ciudad. Es justo entonces cuando ella conoce a Dan (Mark Ruffalo), un productor musical que queda embelesado por su talento.

No veas Begin Again si esperas encontrarte con una superproducción o con una trama compleja. El encanto de Begin Again reside, precisamente, en su sencillez y humildad. La música, la complicidad entre los protagonistas, ese indiscutible aroma indie… son capaces de despertar multitud de emociones muy variadas, pero siempre relacionadas con la belleza de empezar de nuevo.

Por si fuera poco, el vestuario de Keira es maravilloso. Un armario a cargo del diseñador Arjun Bhasin que –él mismo explica- ha sido elaborado a base de prendas compradas en tiendas vintage y mercadillos. En cuanto a la inspiración, la encontró en celebridades como Audrey Hepburn, Diane Keaton e incluso Patti Smith.

En todo momento, los estilismos de Gretta hacen honor a la sencillez de la película. Looks despreocupados con un toque muy retro que, según cuenta la propia actriz, fueron pensados para gustar al público femenino y no al masculino.

Prima el “menos siempre es más”, lo cual la convierte en una abanderada del estilo normcore. Dicho de otra forma: aunque parece que se ha vestido con lo primero que ha pillado, el resultado es un outfit impecable. Es por eso por lo que los colores neutros resultan vencedores, siempre en prendas básicas como los jerseys anchos, los vaqueros tipo boyfriend, los vestidos camiseros o los mocasines.

Es inevitable, cuando lleguen los créditos ya te habrás cogido una coleta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.