5 juegos que merecen película (y seguramente no la tendrán)

Con motivo del estreno de Proyecto Rampage, la nueva locura cinematográfica protagonizada por Dwayne Johnson, repasamos qué videojuegos deberían tener una (buena) adaptación a la gran pantalla.

Rampage

Fotograma de ‘Proyecto Rampage’

Las adaptaciones de videojuegos a película, curiosamente, no han recibido, ni recibirán, muchas nuevas entregas en 2018, al menos por lo que sabemos hasta ahora: tan sólo Tomb Raider y Proyecto Rampage, que ha llegado esta misma semana a nuestros cines, pueden verse como verdaderos exponentes de éste subgénero, ya que Ready Player One es en realidad la adaptación de una estupenda novela, por muy repleta de menciones al mundo digital que tenga, y además no hay ningún proyecto que se estrene en este año… Tal vez, por suerte.

Es innegable que la calidad media de las adaptaciones de videojuegos es, digámoslo suavemente, patética, en gran parte debido a Uwe Boll, que curiosamente ha demandado a los productores de Proyecto Rampage, porque según él copian el título de su saga Rampage (que, por cierto, es quizá lo mejor que ha hecho Boll en toda su carrera). Desde la primera adaptación, que fue Super Mario Bros, a la saga Resident Evil, los jugadores hemos llegado a sentirnos casi insultados, y a veces sin el casi, por las aberraciones que han llegado al cine.

Proyecto Rampage está esquivando las malas críticas gracias a que es enormemente divertida, lo cual es muy meritorio teniendo en cuenta que procede de una saga de juegos sin prácticamente argumento, así que, ¿por qué no imaginar posibles adaptaciones de juegos que tengan, para empezar, algún tipo de historia en la que sostenerse? ¡Comencemos!

  • Fallout

Todo apasionado al rol en los videojuegos conoce la saga Fallout, que tiene una reconocidísima estética y calidad. La historia gira en un futuro alternativo postapocalíptico, en el que una guerra nuclear entre Estados Unidos y China ha destruido un mundo que vivía en uno eternos años Cincuenta. Parece atractivo, ¿verdad?

Sólo hay un ligero problema, y es la película El Libro de Eli, que prácticamente calca la ambientación de Fallout, siendo la única diferencia reseñable la buena dosis de humor negro que destila la saga de juegos, que por cierto, es muy anterior al estupendo film de los hermanos Hughes. El proyecto para hacer una adaptación lleva parado desde 2015.

  • Metroid

Es inexplicable que Metroid no haya llegado ya al cine, más en la época que vivimos. Atentos: Una poderosísima cazarrecompensas al servicio de una Federación Galáctica recibe el encargo de acabar con una peligrosa forma de vida, los Metroides, capaces de absorber a otros seres vivos y convertirlos en pura energía.. cuando descubre que unos piratas espaciales han robado uno de esos Metroides. Ah, pequeño detalle: esos piratas mataron a sus padres. ¿Qué más queréis?

Metroid es una de las sagas de videojuegos más queridas y maduras de Nintendo, además de ser una de las representaciones de la mujer empoderada más antiguas y solventes del ocio digital, muy anterior incluso a muchos iconos similares del propio cine: la primera entrega de la saga salió a la venta en 1986. Con componentes tanto de acción, como de exploración e incluso terror, y una historia densa y repleta de personajes carismáticos, era evidente que al menos se intentara llevar al cine, proyecto que nació en hacia el 2003… y terminó cancelándose en 2012, a pesar de que John Woo estaba muy interesado en dirigirla. ¿La veremos algún día?

  • Bioshock

En este caso os voy a decir algo que puede que os duela. Ya hubo en preparación, con un brutal arte conceptual, una adaptación del inmenso juegazo que es Bioshock, dirigida nada menos que por Gore Verbinski, director de La cura del bienestar. Toda persona que haya jugado a esta obra magna del videojuego acaba de sufrir un desmayo tras leer esto, y es que Bioshock recuerda muchísimo a las obras de este gran director. ¿Las razones de la cancelación? Que Universal no quería que fuese un film calificado para adultos y quiso adaptarla para adolescentes, a lo que Verbinski se negó rotundamente -bendito sea-, hasta el punto de cancelarse el proyecto a ocho semanas del rodaje.

Bioshock trata, no tanto de un protagonista, como de un mundo, la ciudad submarina de Rapture, un universo caído en desgracia en lo más profundo del océano. Una ciudad destruida por sus propios ideales, con una ambientación que entremezcla el steampunk con la tecnología de los años 40 y 50. Absolutamente imprescindible, aunque asuste a los estudios de cine por la poderosa filosofía presente en la obra. Ojalá se atrevan algún día.

  • Mirror´s Edge

Tal vez nunca veamos una adaptación de Mirror´s Edge, y es una lástima. La segunda entrega de esta saga de videojuegos fue un fracaso en ventas y crítica, y no se esperan muchos proyectos asociados a esta marca desde entonces… Es lo que ocurre cuando traicionas todo lo que hacía que la primera entrega fuese venerada con tal de vender al público objetivo. Lo más curioso del tema, es que sería tal vez la adaptación más sencilla de todas las que enlistamos aquí, ya que la historia del juego cubre sólo un poco más de la duración media de una película: el juego puede superarse en 3 horas fácilmente. ¿El argumento? es ágil, con una historia que gira sobre el control de la información y una subcultura de Runners, corredores que actúan de mensajeros de información reservada. ¿La estética? inolvidable. ¿Y la protagonista? Faith es puro carisma, y de nuevo un personaje que no está basado en los clichés típicos de la mujer en el cine.

  • Dark Souls

Cuidado, que existe una película llamada Dark Souls, pero nada tiene que ver con la compleja saga de From Software. Dark Souls es una saga de videojuegos muy extraña en el concepto argumental, pero tanto su estética como las aptitudes de los protagonistas son muy llamativos. El protagonista está infectado por la Maldición del No Muerto, que le obliga a morir una y otra vez hasta que termine convirtiéndose en un Hueco, un ser sin mente que se pudre lentamente. La saga es muy conocida por ser realmente adictiva en su concepto, muy basado en aprender cada vez que mueres… y mueres mucho. Una adaptación basada en la fantasía épica que ronda a su argumento podría ser algo digno de ver… Eso sí, espero que terminen los créditos con un enorme título que ponga “HAS MUERTO”.

¿Y vosotros? ¿Qué videojuegos queréis ver en la gran pantalla? ojo, tened cuidado al comentar, porque aunque este año sea tan seco en estas adaptaciones, los próximos vienen cargadísimos, con la adaptación de Mass Effect, Metal Gear Solid y muchas más ya en marcha. Os desafío a que sean de juegos que no tengan adaptación en curso, algo que os aseguro que es difícil… Hasta Tetris tiene pendientes dos adaptaciones…